Hábitat

Propuestas sin cambios

En Coahuila, Manolo y Guadiana se aferran al carbón y olvidan sus daños a la gente

11/05/2023 - 12:05 am

En Coahuila, donde en la región carbonífera hay plantas tratadoras de agua en abandono, los candidatos con mayor preferencia en las encuestas, Manolo Jiménez, de Va por México, y Armando Guadiana de Morena, ofrecen más carbón, una fuente de enfermedades, violaciones de derechos laborales y negocios de políticos en el estado.

Ciudad de México, 11 de mayo (SinEmbargo).– Los aspirantes punteros en las encuestas para gobernar Coahuila, los empresarios Manolo Jiménez (Va por México) y Armando Guadiana (Morena), proponen seguir impulsando a las plantas acereras y coquizadoras para la producción de carbón, mineral que ha provocado precarización laboral, enfermedades y muertes por su escasa regulación.

“Raya en la indignación que hablen de centros de atención a los animales [propuestas de Manolo Jiménez y Ricardo Mejía], pero no hablen de la atención a la enfermedad que produce la matriz energética en las poblaciones”, dijo la activista coahuilense Cristina Auerbach, del colectivo Familia Pasta de Conchos, que documentó en 2021 casi mil incapacidades laborales por neumoconiosis, enfermedad pulmonar que ocurre por la inhalación prolongada de polvo mineral.

El informe “El carbón rojo de Coahuila: aquí acaba el silencio”, publicado por la fundación Heinrich Böell México, evidencia el costo humano (inseguras condiciones laborales sin seguro social, miles de muertes, viudas y huérfanos por negligencia impune) y también ambiental (desechos sin tratar, agua del río Sabinas contaminada, operación sin Manifiesto de Impacto Ambiental) que durante años ha causado esta actividad minera.

Por estas condiciones de ilegalidad y negligencia, en minas de Barroterán, Esperanzas, Palaú, Nueva Rosita y Cloete, pueblos donde viven las familias carboneras de Coahuila, las enfermedades y muertes en las minas a veces abarcan generaciones. Desde 1883 la organización Familia Pasta de Conchos ha documentado 310 eventos mortales en minas de carbón, en los que se han registrado más de 3 mil muertes.

Mina La Esmeralda de la Compañía: Minera del Norte en Nueva Rosita, Coahuila. Foto: Cristóbal Trejo, Así se ve la Minería, 2020.

Respecto a la crisis hídrica, el otro problema ambiental de la entidad semidesértica, los cuatro candidatos ofrecen resolverla sobre todo con infraestructura gris como plantas tratadoras de aguas residuales que sin mantenimiento, como las abandonadas en la región carbonera de Sabinas y Nueva Rosita, se vuelven elefantes blancos.

A menos de un mes de las elecciones, las encuestas muestran al candidato del PRI-PAN-PRD con el mayor porcentaje de intención de votos, le sigue el exsenador carbonero de Morena en su segundo intento por ser Gobernador, y más atrás, van Ricardo Mejía (Partido Trabajo) y Lenin Pérez (Partido Verde-UDC).

CARBÓN VS ENERGÍAS RENOVABLES

La agenda de Manolo Jiménez de Va por México propone por un lado el impulso de la energía eólica y solar, así como la transición hacia la descarbonización de la economía, y por el otro la instalación de una planta coquizadora en la región carbonífera, cuyos habitantes se han visto afectados por la extracción del mineral.

“No hay ninguna propuesta para los mineros del carbón. Hablan de poner más coquizadoras, de agudizar más el problema. No hay neumólogos en la región carbonífera”, aseguró Cristina Auerbach del colectivo Familia Pasta de Conchos, que tiene el registro de 182 muertes de mineros en minas, pozos o cuevas irregulares de 2006 (explosión en Pasta de Conchos) hasta 2022 (inundación del Pinabete).

El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que los trabajos de rescate en la mina “El Pinabete” en Sabinas, donde 10 mineros quedaron atrapados a principios de agosto del año pasado, culminaría en diciembre de 2023.

Armando Guadiana de Morena, en su primera campaña a la gubernatura en 2017, propuso invertir 800 millones de dólares en un parque eólico para que “el 80 por ciento de las viviendas tengan energía gratuita”.

Candidatos Armando Guadiana y Manolo Jiménez durante el debate entre candidatos a la gubernatura de Coahuila. Foto: Facebook.

Este 2023, el carbonero no reiteró la propuesta. Indirectamente, señaló Auerbach, está mencionado en la recomendación 62/2018 de la Comisión de Derechos Humanos (CNDH) por violar derechos humanos en la extracción de carbón en Sabinas, pero se ha limitado a decir que no vende carbón a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) desde 2017.

Pero parte del árbol genealógico de Rogelio Montemayor Seguy, exgobernador de Coahuila (1993-1999) y ex titular de Pemex (2000-2002), hace negocio con el carbón, al igual que los exalcaldes de San Juan de Sabinas, Antonio Nerio padre e hijo, una sobrina del exsenador Armando Guadiana y el mismo Guadiana a través de contratistas como Operadora Minera, ha documentado Familia Pasta de Conchos.

Tras las turbulencias en Altos Hornos de México (AHMSA), cuyo consejo de administración corrió a Alonso Ancira tras el escándalo de la venta de chatarra de Agronitrogenados, el aspirante de Morena planteó la necesidad de diversificar la región carbonífera sin dejar de lado la industria siderúrgica.

“Lo que necesitamos es que todos apoyemos, tanto trabajadores, proveedores y toda la gente de la región para sacar lo más pronto posible y sacar al buey de la barranca, que empiece a producir acero”, dijo en Monclova sobre la quiebra de AHMSA.

CRISIS HÍDRICA EN LA LAGUNA

Coahuila, un estado lechero, ganadero y carbonero, enfrenta una crisis hídrica. En La Laguna, ante la sobreexplotación industrial a niveles cada vez más subterráneos, el agua ya contiene arsénico, asociado a cáncer y diabetes, por lo que los cuatro candidatos, Manolo Jiménez, Armando Guadiana, Ricardo Mejía y Lenin Pérez, coinciden en prometer acceso a este derecho humano mediante inversión en infraestructura hidráulica.

“No hablan del arsénico ni nos dicen cuánta agua es para consumo del sector automotriz en Saltillo y Ramos Arizpe, del consumo de AHMSA o de la ganadería. Están en el lugar común del agua, esas propuestas son tan generales que las puede mencionar un candidato en Sudáfrica o uno en Inglaterra”, comentó la activista coahuilense Cristina Auerbach.

El aspirante del Partido Verde y UDC, Lenin Pérez, es el único que propone tecnificar el riego agrícola. El principal uso del agua no es industrial ni doméstico, sino agrícola por la falta de técnicas eficientes. También plantea clausurar los pozos clandestinos de industrias que no cuenten con concesiones de la Conagua.

El candidato del PVEM Lenin Pérez muestra cómo se ve el agua con arsénico. Foto: Facebook.

Por su parte, el morenista Armando Guadiana se comprometió a expandir el programa federal del Presidente Andrés Manuel López Obrador “Agua Saludable” en La Laguna hacia las otras regiones de Coahuila.

El Gobierno federal invierte 11 mil millones de pesos para una potabilizadora y acueductos en la Comarca Lagunera para solucionar el problema de décadas de concentración de arsénico en el agua que ha enfermado a la población. Pero pobladores han exigido regular la extracción de la agroindustria como Grupo Lala.

Ricardo Mejía, abanderado del Partido del Trabajo, propuso un nuevo organismo estatal del agua para evitar acaparamiento al ser “un foco de corrupción”, y también se comprometió a construir plantas tratadoras de aguas residuales, pues las de la zona carbonera Nueva Rosita y en Sabinas siguen sin poder usarse.

En 2010, en el moreirato, se inició con 46 millones de pesos una tratadora de aguas residuales en Sabinas que serviría para los riegos de los ejidatarios o venderla a las carboneras. Luego, con apoyo de la unión de carboneros, se invirtieron otros 31 millones de pesos.

En septiembre de 2021, ya en el Gobierno de Miguel Riquelme, se reinició la construcción con 30 millones de pesos con la promesa de tratar 80 litros por segundo.

El Gobernador Miguel Riquelme reinició la construcción de la planta tratadora en Sabinas desde 2021. Foto: Twitter Gobernador Miguel Riquelme.
Obra negra de planta tratadora en Nueva Rosita, Coahuila. Imagen: Especial.

A 13 años de no operar la obra negra, con moho en las paredes, las aguas residuales todavía fluyen por el arroyo “Aguililla” hasta entroncar con el arroyo “Blanco” y de ahí descarga en el Río Sabinas, llegando hasta desembocar en la presa “V. Carranza”.

En Nueva Rosita también hay una planta tratadora abandonada en obra negra en la que se invirtieron al menos 5 millones de pesos. Desde 2015, la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento (CEAS) dijo que se terminaría, pero las aguas residuales de los hospitales y de la zona norte aún desembocan en el río Álamos.

De las 2 mil 872 plantas tratadoras de aguas municipales instaladas en México, no operan eficientemente 277 de Chiapas, Ciudad de México, Guanajuato y Morelos, de acuerdo con el inventario más actualizado de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

“En Coahuila nos estamos quedando sin agua y si no hacemos algo pronto, nos vamos a ver en el espejo de Nuevo León”, dijo Mejía durante el primer debate entre candidatos. 

Manolo Jiménez, empresario inmobiliario, propone principalmente un “plan integral” del agua y un programa de reforestación.

Dulce Olvera
Reportera de temas de crisis climática, derechos humanos y economía. Egresada de la FCPyS de la UNAM.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video