Ciudad de México, 12 de junio (SinEmbargo).– El Gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, dijo que vetaría las reformas que recientemente se hicieron al Código Penal local que pretendían sancionar el cyberbullying con hasta tres años de cárcel.

Dijo que los cambios serían vetados y además, enviará una serie de observaciones para que se elabore un nuevo anteproyecto el cual no debe atentar contra la libre expresión de ideas a través de herramientas como las redes sociales, así como “evitar que los comentarios negativos sean catalogados como actos de difamación, que pudieran ser objeto de persecución por parte de las autoridades judiciales”.

Aclaró que se encuentra a favor de las sanciones únicamente cuando las publicaciones deriven en la comisión de un delito, pero dijo que no se pude castigar todos los comentarios por el simple hecho de que expresen algo contra determinada persona o funcionario.

El mes pasado, el Congreso de Nuevo León decidió aprobar una serie de reformas al Código Penal estatal para tipificar y sancionar el cyberbullying con multas de 100 a mil cuotas, y castigar con trabajo comunitario a los responsables o hasta tres años de cárcel en caso de reincidencia.

De acuerdo con el dictamen de la Comisión de Justicia y Seguridad, presentado por el Diputado Daniel Torres Cantú, indica que “comete el delito de difamación quien utilice cualquier medio electrónico para difundir, revelar, ceder o transmitir una o más imágenes, grabaciones audiovisuales o texto para causarle a una o varias personas deshonra, descrédito, perjuicio o exponerla al desprecio de alguien”.

Dicha aprobación, causó una fuerte reacción de organizaciones nacionales e internacionales, así como de la comunidad de usuarios mexicanos de Twitter y otras redes sociales.

Según la disposición, el “administrador o representante del medio utilizado para realizar las conductas señaladas en la reforma está obligado a revelar la identidad de quien utilizó el medio para realizar dicha conducta de ciberbullying y sexting”.

Sobre esta aprobación, la organización Artículo 19 hizo un posicionamiento en el que exhortó al Gobernador Medina a que ejerza su derecho de veto para bloquear dicha modificación.

“Pese a las recomendaciones internacionales de despenalizar los llamados delitos contra el honor porque coartan los derechos de libertad de expresión opinión e información, se ha procedido agregar delitos que tienen como efecto criminalizar la libre circulación de ideas, informaciones y opiniones”.

La ONG criticó que se pretendía seguir legislando en contra de los derechos humanos.

El Congreso de Nuevo Leon “ha decidido seguir legislando en dirección contraria a los derechos humanos, estableciendo medidas que restringen indebidamente la libertad de expresión en Internet, en contravención al derecho internacional”.

Aunque la intención de proteger a los jóvenes del cyberbullying es loable, la técnica legislativa es vaga e imprecisa, dice Artículo 19, y el resultado es una disposición de Ley que es contraria no solamente al derecho internacional sino a la Constitución en su artículo 6 y 7.