El amparo fue interpuesto en un principio para que beneficiara a todos los albergues de la ciudad, pero sólo la integraron las dos asociaciones antes mencionadas, por lo que ahora estarán trabajando para que se perímetro se extienda.

Por Uriel Saucedo

Tijuana, Baja California, 13 de febrero (Zeta).- Integrantes de la asociación civil Fundación Regalando Amor y Alma Migrante solicitaron que tanto la Guardia Nacional, como el Instituto Nacional de Migración (INM), se apeguen a la resolución del juicio de amparo interpuesto en donde se advierte que estas dependencias no pueden realizar revisiones a 50 metros de distancia de albergues de personas en contexto de movilidad.

Graciela Zamudio, representante de Alma Migrante, relató que, desde junio del año 2019, observaron que tanto la Guardia Nacional como el INM comenzaron a visitar los albergues, además de hacer revisiones migratorias en la valla fronteriza y en el interior de la ciudad. Estos actos fueron realizados en contra de este sector de la población, en portación de armas de fuego y sin contar con protocolos de actuación.

Como parte del juicio de amparo que interpusieron ambas asociaciones, el Juez del cuarto de distrito en materia de Amparo y Juicios Federales, Francisco Caballero Green, desde el 13 de diciembre del año 2019, suspendió las revisiones migratorias que se hacían dentro del albergue Fundación Regalando Amor, por vulnerar el derecho de los migrantes a recibir atención humanitaria en los centros que se albergan, lo cual está descrito en el artículo 76 de la Ley de migración.

El pastor Gustavo Banda, de la Fundación Regalando Amor, narró que hace 15 días, elementos de la Guardia Nacional bajaron de un vehículo a una persona migrante que acababa de llegar al albergue ubicado en el Cañón del Alacrán, y le solicitaron sus documentos; ante esto el activista encaró a los elementos de la corporación, quienes le dijeron que no tenían conocimiento que estaban frente a un albergue y desconocían la resolución del amparo.

“La Guardia Nacional me dice que no saben que es un albergue y que tampoco sabían de la suspensión por parte del Juez. Es por eso que estamos haciéndolo público para que si no lo sabían, ahora lo sepan, y le estamos pidiendo al Juez que extienda a 250 metros la restricción de los militares”, refirió el pastor Banda.

Explicaron que el amparo fue interpuesto en un principio para que beneficiara a todos los albergues de la ciudad, pero sólo la integraron las dos asociaciones antes mencionadas, por lo que ahora estarán trabajando para que se perímetro se extienda y las autoridades no puedan acercarse a realizar estas revisiones.

Hasta el momento la resolución indica que las revisiones están suspendidas en un radio de 50 metros alrededor de Fundación Regalando Amor, pero están a la espera de la determinación de la segunda audiencia celebrada el 30 de enero del año en curso, en la que se solicitó que la Guardia Nacional suspenda estos procedimientos hasta que cuente con el protocolo correspondiente.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ZETA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.