Author image

Dolia Estévez

13/07/2021 - 12:05 am

Kaine pide señalar errores factuales, no descalificar a medios

Kaine pidió respetar el trabajo que hacen los medios y limitarse a desmentir y corregir hechos concretos.

Juan Pardinas, Alejandra Ibarra y Leopoldo Maldonado, participaron en una mesa redonda con senadores estadounidenses donde se habló de ataques a medios y asesinatos de periodistas. Foto: Oficina del Senador Tim Klaine.

Washington, D.C.—El riesgo a la libertad de prensa y los asesinatos de periodistas, fueron abordados por un grupo de senadores demócratas y republicanos estadounidenses en la reunión que tuvieron con el Presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional la semana pasada, reveló el Senador Tim Kaine, presidente del subcomité para el Hemisferio Occidental del Senado y jefe de la delegación visitante.

“Cuando llegamos a México, sabíamos que es uno de los países más peligrosos para ser periodista y que los periodistas seguido son asesinados o marcados por su trabajo. A veces por el simple hecho de reportar cosas como que un municipio no está haciendo un buen trabajo en llenar baches, el periodista puede ser asesinado”, dijo Kaine en un encuentro con medios vía Zoom el lunes, tras su gira latinoamericana que incluyó a Ecuador, Colombia y Guatemala.

A pregunta expresa de la autora sobre las descalificaciones a la prensa en las conferencias diarias de AMLO, Kaine pidió respetar el trabajo que hacen los medios y limitarse a desmentir y corregir hechos concretos.

“Todos los presidentes de todos los países deben respetar el papel de la prensa y si no están de acuerdo con la cobertura. Si al presidente López Obrador, o a cualquier otro presidente, no les gusta la cobertura de los medios, deben señalar inexactitudes factuales, pero no deben participar en insultos o calificativos o discriminación como institución,” respondió.

Senador demócrata Tim Kaine encabezó la delegación. Foto: Oficina del Senador Tim Klaine.

“No deben recurrir a ataques porque esos ataques pueden ser escuchados por gente peligrosa y pueden llevarla a hacer cosas peligrosas. Habrá quienes los interpreten como licencia para singularizar a periodistas. El trabajo que hacen los medios es demasiada importante”, abundó.

Usó el ejemplo de Donald Trump quien, recordó, catalogó a los medios como “enemigos del pueblo” porque no le gustaba la cobertura que hacían sobre él. “Eso elevó el costo de ser periodista en Estados Unidos”.

Kaine observó que la “unidad del gobierno de México, que tiene la responsabilidad de protegerlos” (Mecanismo para la Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas), no está recibiendo buenas calificaciones en cuanto a llevar casos ante la justicia.

Con todo, el demócrata de Virginia dijo que el tema de los medios fue abordado sólo en “términos generales” con López Obrador, quien estuvo acompañado del Canciller Marcelo Ebrard, porque la entrevista fue la primera en la agenda y no se enteró de los detalles hasta el día siguiente cuando la delegación se entrevistó con la sociedad civil y el director de un diario nacional.

“Me hubiera gustado reunirnos con los periodistas primero, que el horario de las reuniones se hubiera invertido, porque no dedicamos el tiempo que hubiéramos dedicado hablando de las preocupaciones de los periodistas si nos hubiéramos reunido con ellos antes”, lamentó Kaine.

Convocada por la Embajada de Estados Unidos en México, la mesa redonda con ONGs y medios, que duró alrededor de una hora, tuvo lugar en el hotel Sofitel sobre Paseo de la Reforma, el 6 de julio.

En el encuentro participaron Leopoldo Maldonado, director regional de Artículo19 para México y Centroamérica, Mariano Machaín, coordinador de incidencia internacional de Serapaz México, Alejandra Ibarra, fundadora de Defensores de la Democracia, así como Juan Pardinas, director general editorial del diario Reforma, entre otros.

Por el lado estadounidense, además de Kaine, estuvo el resto de los senadores visitantes: Rob Portman, líder de la minoría en el subcomité para el Hemisferio Occidental del Senado; John Hoeven, Mike Crapo y Ben Ray Luján, así como el encargado de negocios de la Embajada, John Creamer.

Senadores Tim Kaine, Rob Portman, John Hoeven, Mike Crapo y Ben Ray Luján. Foto: Oficina del Senador Tim Klaine.
Participantes de la mesa redonda celebrada en el Hotel Sofitel el 6 de julio. Foto: Oficina del Senador Tim Klaine.

Los periodistas y defensores civiles reiteraron su preocupación de que diversos actores públicos, empezando con AMLO y siguiendo con autoridades de los tres niveles, han asumido cada vez con mayor recurrencia una estrategia de “estigmatización” de los periodistas y de las personas que defienden los derechos humanos, como una manera para evadir el escrutinio y la crítica pública.

Mencionaron el nuevo ejercicio semanal “Quién es quien quién en las mentiras” de las mañaneras para desmentir y corregir noticias que considera falsas, desde el púlpito presidencial, pero que ha sido cuestionado por funcionar más como un virtual tribunal para juzgar y condenar a periodistas y medios de comunicación, que un espacio de réplica o aclaración.

Sólo el diario Reforma, calificado por el presidente de “tendencioso, golpeador y mentiroso”, ha sido mencionado 200 veces en las mañaneras, informaron.

También aclararon que el espiral de asesinatos de reporteros que ha hecho de México uno de los países más peligrosos para el ejercicio periodístico en el mundo no proviene solo del crimen organizado. Como documentó Artículo19 en su último informe, el grueso de las agresiones viene del aparato del gobierno y se multiplican por la estigmatización de la prensa que se propaga desde el poder.

Artículo19 considera que esta situación alienta a autoridades locales a ejercer el mismo discurso contra los medios, y se envía un mensaje permisivo hacia particulares y otros poderes fácticos que encuentran en las narrativas estigmatizantes “un impulso para amenazar, agredir y asesinar periodistas sin temor a que haya alguna respuesta contundente del Estado”.

Sólo en 2020 se produjeron cerca de 700 agresiones contra periodistas, una cada 13 horas (“Distorsión: el discurso contra la realidad”, informe anual 23/03/2021).

Los senadores no hicieron muchas preguntas. Se limitaron a escuchar. Kaine aprovechó para hablar sobre el proyecto de ley bipartidista presentado en el Senado de EEUU en abril pasado, que busca proteger a los comunicadores acosados en países en el extranjero.

Tras reiterar la convicción de que la prensa libre es la “piedra angular” de la democracia, el anteproyecto de “Ley para la Libertad de Prensa Internacional 2021” (International Press Freedom Act of 2021), co-auspiciado por el senador republicano Lindsay Graham, plantea: crear la Oficina para la Libertad de Prensa del Departamento de Estado; establecer un fondo quinquenal de riesgo por 30 millones de dólares anuales para ayudar a periodistas en peligro en el mundo; asistir a prevenir, investigar y procesar crímenes contra periodistas, identificar a los 10 países de mayor peligro para el ejercicio periodístico y otorgar refugio en EEUU a los periodistas amenazados y a sus familias (Boletín de prensa, portal de Kaine, 30/04/2021).

Kaine considera que hay una “buena posibilidad” de aprobarlo debido al apoyo bipartidista del que goza y adelantó que será abordado en comités más tarde este año.

El proyecto fue concebido para ayudar a reporteros en países en los que la libertad de prensa se halla bajo ataque o no existe. Por ejemplo, en Hong Kong, donde la publicación Apple Daily fue cerrada por criticar al Partido Comunista y Belarús, donde el dictador Lukashenko encarceló al periodista Roman Protasevich en un insólito acto de exceso de poder.

Pero también fue ideado para apoyar a periodistas con otro tipo de adversarios, como la intolerancia oficial a la crítica. Como constató la delegación de senadores visitantes, los ataques verbales vulneran la labor periodística en países con gobiernos que se creen exentos de los frenos y contrapesos inherentes a todo sistema democrático.

 

Twitter: @DoliaEstevez

Dolia Estévez
Dolia Estévez es periodista independiente en Washington, D.C. Inició su trayectoria profesional como corresponsal del diario El Financiero, donde fue corresponsal en la capital estadounidense durante 16 años. Fue comentarista del noticiero Radio Monitor, colaboradora de la revista Poder y Negocios, columnista del El Semanario y corresponsal de Noticias MVS. Actualmente publica un blog en Forbes.com (inglés), y colabora con Forbes México y Proyecto Puente. Es autora de El Embajador (Planeta, 2013). Está acreditada como corresponsal ante el Capitolio y el Centro de Prensa Extranjera en Washington.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas