Tatiana Clouthier es una voz importante dentro de Morena. Para empezar, es uno de los personajes clave que consolidaron el partido que ganó la Presidencia para el periodo 2018-2024. Al preguntársele sobre la disputa por la dirigencia, dura como es, va a la cabeza: es una lástima estar en esta situación y no “a la altura de los 30 millones de votos”.

Ciudad de México, 13 de octubre (SinEmbargo).- La Diputada federal por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Tatiana Clouthier Carrillo, dice que Porfirio Muñoz Ledo se comporta como Felipe Calderón Hinojosa en el conflicto que sostiene por la dirigencia nacional de ese instituto político con Mario Delgado Carrillo.

Tatiana Clouthier considera que todavía hay tiempo de recapacitar y “de dejar de portarse como los niños mal portados del PRD”. Sugiere que quien quiera regresarse a ese partido, que lo haga: “Si Porfirio quiere jugar al niño malcriado, que se regrese”.

En entrevista con SinEmbargo, en el contexto de declaraciones de Muñoz Ledo en las que se proclamó “presidente legítimo de Morena”, la extitular de la campaña electoral que llevó a Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de México considera que el político de 87 años de edad desvaría al momento de desconocer los lineamientos de elección a los que él mismo dio el visto bueno ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

Las declaraciones de la Diputada federal son el resultado de varios episodios de confrontación que se han dado desde la semana pasada cuando el Instituto Nacional Electoral anunció que Muñoz Ledo y Delgado Carrillo empataron en la segunda encuesta abierta para determinar al presidente nacional de Morena, por lo que se tenía que realizar una tercera. Los resultados de las referencias fueron de 25.34 por ciento para Muñoz Ledo contra 25.29 por ciento de Delgado.

Una imagen de 2019, en la plenaria de Morena, donde estuvo presente el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Entonces, todo era unidad, pero ese instituto político está sumido en la división. Foto: Cuartoscuro.

Muñoz Ledo acusó robo, asalto y complot y aseguro que se rompió la legalidad por la que se luchó 35 años. A esto, el INE respondió que Muño Ledo aprobó desde un inicio los lineamientos para realizar la encuesta abierta.

Lo que siguió fue que se declaró el ganador “legítimo” e incluso invitó a su toma de protesta, que se realizaría el día de ayer lunes a las 12 del día. Sin embargo en la sede de Morena en la calle de Chihuahua en la Ciudad de México, le esperó una toma simbólica con denuncias de acoso sexual.

Al final del día, insistió en que él es ya el presidente de Morena, independientemente del resultado de la tercera encuesta, y pidió el apoyo del Presidente Andrés Manuel López Obrador: “Si el Presidente quiere partido, que me deje actuar, que me apoye”, dijo a través de una videoconferencia en la que estuvo acompañado de la Senadora Ifigenia Martínez.

La Diputada federal Tatiana Clouthier Carrillo dijo en entrevista con SinEmbargo: “Me parece muy triste que un hombre que se ha querido caracterizar a sí mismo como demócrata, se comporte como Felipe Calderón y hablo, efectivamente, de Porfirio Muñoz Ledo”. Foto: Francisco Guasco, EFE

Mario Delgado, por su parte, no guardó silencio y advirtió que Porfirio tiene un nivel de vehemencia que en cualquier momento hasta podría desconocer al Presidente: “Con este nivel de vehemencia, Porfirio puede, en cualquier momento, desconocer a nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador, o hasta atacarlo por su convicción democrática”.

En medio de todo el conflicto, el actual presidente del partido, Alfonso Ramírez Cuéllar, llamó a la unidad de su partido para que, en el corto plazo, se puedan alcanzar las metas de transformación y tener a tiempo el cierre de las campañas en Hidalgo y Coahuila.

Pero de acuerdo con Tatiana, el propio Ramírez Cuéllar es uno de los beneficiados de la disputa: “él encantado de que siga el pleito porque sigue quedándose ahí, desde donde no se ha querido mover desde el principio”.

LAS CONSIDERACIONES DE TATIANA

–El fin de semana y todavía el día lunes, hubo mucha actividad en el partido por parte de estos dos personajes, Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo. ¿Cuál es su diagnóstico? ¿Cómo ve la situación?

–Primero que nada, me parece muy triste que un hombre que se ha querido caracterizar a sí mismo como demócrata, se comporte como Felipe Calderón y hablo, efectivamente, de Porfirio Muñoz Ledo.

El proceso propio tenía sus reglas, o las tiene y muy bien esclarecidas. Se dijo desde un principio que se haría un levantamiento de reconocimiento en donde quedarían los finalistas para entrar a una encuesta de preferencia, que son dos cosas. Digamos, a mí me puede conocer todo mundo, pero no me quieren para que cocine porque no sé cocinar; la segunda encuesta que se hace es para preguntar claramente quién quieres que presida el partido.

Curiosamente hay un empate técnico después de que en dos de las casas encuestadoras gana Mario y en una gana Porfirio. Al hacer el balance de las tres o sacar la media de todas, queda por décimas Porfirio. En los propios lineamientos anteriores se decía que al haber un empate porque las encuestas –que no son votos– hay un porcentaje de margen de error que obligaría a ir a una segunda vuelta. Esos son los lineamientos, entonces yo no me puedo meter a competir en una prueba que cuando ya no me gustan los resultados ya no acepto las reglas que acepté al principio. Entonces creo que Porfirio está desvariando en ese sentido.

Ayer, en la sede nacional de Morena en la Ciudad de México, hubo manifestaciones de grupos a favor y en contra de los candidatos Muñoz Ledo y Delgado Carrillo. Foto: Cuartoscuro

 –Muñoz Ledo dijo que el día de ayer tomaría protesta a las 12 del día en la sede de Morena, pero justo en ese momento hubo denuncias de acoso sexual contra él. ¿Cómo ve este episodio?

–Yo no me quiero meter. En estas cosas se presta siempre para que aparezcan cosas en el aire y no me gusta mezclar. Me parece que todos hemos sabido históricamente que a Porfirio le gustan las faldas, de eso no hay duda de nada, pero a mí no me gustaría meter este tema.

Quien ha sido violentada de esta manera y se siente así, que ella dé la cara. Yo nunca he sentido que Porfirio me haya faltado a mí al respeto ni mucho menos, pero sí creo que el tema es otro, es una situación en la que él no puede desconocer los lineamientos, en donde no puede ponerse ahora como el que ganó porque no ganó. Hay una primera etapa en la que no hay un ganador sino un empate y hay que ir a un desempate.

Creo que Porfirio está cayendo en un juego de contradicciones de cómo quiere ser recordado como el demócrata o por segunda ocasión como lo hizo en la Cámara de Diputados como el que se quiere quedar como Porfirio Díaz.

–Regresando entonces al tema del partido. Son ya dos años de pleitos, de división y conflictos para ver quién dirige Morena, pero ahorita el conflicto está llegando a un nivel más alto.

–Es una lástima que no se pueda encontrar una solución a partir de lo que está en la mesa y lo que está en la mesa es: ¿a quién le beneficia todo esto? Yo creo que en la elección del domingo vamos a ver a quién le beneficia, porque creo que al que más es al propio Ramírez Cuéllar; él encantado de que siga el pleito porque él sigue quedándose ahí, de donde no se ha querido mover desde el principio.

–Con esto último que menciona se suma otro interés a los que actualmente se disputan la dirigencia del partido.

–Sí y no meto en el paquete a la Citlalli Hernández. Hablo de Ramírez Cuéllar y Porfirio Muñoz Ledo. No la metería a ella, la tengo en otro departamento positivamente hablando.

–¿Buscarán que el Presidente intervenga en la disputa con la finalidad de tener alguna solución que no sume a la división?

–Híjole, el Presidente está muy ocupado con el país como para tener que sentarse a ocuparse de un partido.

–Finalmente, Diputada. Con todos los obstáculos a los que se está enfrentando el partido, ¿cómo cree que lleguen a la elección de 2021? Las encuestas les siguen favoreciendo demasiado.

–Todavía hay tiempo de recapacitar y de dejarse de portar como los niños mal portados del PRD. El que quiera que se regrese al PRD, para eso fueron fundadores, yo creo. El que quiera que se regrese. Si Porfirio quiere jugar al niño malcriado que se regrese.

–Morena debe posicionarse en un nivel más alto…

–Debe jugar a un nivel, a la altura de un movimiento que por la vía pacífica y por la vía del voto supo mover a 30 millones de mexicanos para llevar a la Presidencia a Andrés Manuel López Obrador.