Salgado Macedonio. Foto: Cuartoscuro.

No fueron dos, sino seis los Consejeros del Instituto Nacional Electoral que votaron por confirmar la cancelación de la candidatura de Félix Salgado Macedonio al gobierno de Guerrero en representación de Morena. La decisión fue democrática, seis votos a favor de ratificar el retiro del registro, cinco contra ese proyecto.

Pero acostumbrados como están desde 2018 al poder, en Morena desprecian la democracia cuando no les favorece. Pronostican fraudes cuando creen que perderán, y montajes y trampas cuando las decisiones colegiadas no les favorecen, como es el caso de la candidatura de Félix Salgado Macedonio. Tanto él como su dirigente nacional, Mario Delgado, han arengado no solo contra los consejeros del órgano electoral, sino con la desaparición del INE. Alegan fraude, golpismo, intereses ajenos. Cualquier punto de presión antes de reconocer el error, la falta cometida a la Ley.

Lo que pretenden Delgado y Salgado, es salir impunes. Es obtener una candidatura a pesar de violentar la Ley. No son los 19 mil pesos, es la acción de mentir, de ocultar, de pretender burlar la Ley en su paso por la política electoral. De corromperse antes de entrar a la contienda.

Mientras en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, confirmaron las faltas cometidas por Salgado Macedonio al no entregar los informes de los gastos de su precampaña a la candidatura de Morena al gobierno del estado de Guerrero, y regresaron el tema al INE para una nueva valoración, en este Instituto la votación del martes 13 de abril fue democrática. Seis votos a favor de la cancelación de la candidatura, cinco contra tal acción. Los Consejeros que votaron contra el proyecto que le canceló, de nueva cuenta el registro al guerrerense, fueron, José Ruiz, Uuc-Kib Espadas, Martín Faz, Adriana Favela, y Norma de la Cruz.

Por su parte, Lorenzo Córdova, Claudia Zavala, Carla Humprhey, Jaime Rivera, Ciro Murayama y Dania Ravel, fueron los Consejeros del INE que confirmaron el retiro de la candidatura a Salgado, lo hicieron basados no solo en la sanción que ellos mismos habían emitido, sino en la deliberación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Ciro Murayama, reflexionó así su voto: “El Tribunal lo confirmó, el partido ocultó sus precampañas y no registró ante el INE a sus precandidatos ni sus gastos. Dirigentes y representantes partidistas ante el INE, quisieron ocultar la realidad, falsearon declaraciones al decir que no tuvieron contienda interna y fueron sancionados de forma justa, y esto dice el Tribunal y la multa impuesta a Morena por más de 6 millones y medio de pesos, es tan firme como irrevocable. Hasta ahí los hechos. Cómo valorar ahora la sanción que corresponde a quien se constituyó como precandidato, a quien hizo precampaña y no rindió cuentas de sus ingresos y gastos, a quien al ser emplazado por la autoridad fiscalizadora negó ser precandidato, a quien vulneró la Ley y además mintió; creo yo que con la única y expresa sanción que prevé la Ley, sin atenuantes, sin titubeos, dado que el Tribunal Electoral confirmó todos los hallazgos de la fiscalización del INE, nosotros no debemos sino confirmar la sanción impuesta, porque la conducta fue grave: eludir la rendición de cuentas, financiarse de manera opaca, querer engañar a la autoridad diciendo que no hubo precampañas cuando existieron, tiene consecuencias ¿Qué consecuencias? Las que la Ley contempla, nada más pero nada menos. Por supuesto que Morena tiene derecho a participar en las elecciones en Guerrero, y tiene derecho a ganar si la ciudadanía así lo decide, ni duda cabe, lo que no tiene derecho es imponer candidatos que violan la Ley, a Morena le consta que hubo miles de precandidatos que entregaron sus informes de ingresos y gastos de precampaña y por tanto fueron avalados por esta autoridad”.

Pero el respeto a la Ley no es algo que Salgado Macedonio sea proclive a ejercer. Ya le son indiferentes las denuncias que por violencia sexual tiene en la Fiscalía General del Estado de Guerrero, dos de las cuales siguen activas según lo expresado por el propio Fiscal. Lo suyo es arroparse con “el pueblo” para lograr, allende la Ley, el objetivo de ser candidato.

Previo a la reunión de Consejo General del INE, sin atisbos de oficio político, y sabiéndose miembros “del partido en el poder”, los de Morena arremetieron, con una conducta acosadora, en contra del Instituto Nacional Electoral. Y particularmente contra el presidente del Consejo de ese organismo, Lorenzo Córdova Vianello.

En el templete donde se instalaron a las afueras del INE para presionar “pacíficamente” por el regreso de la candidatura, montaron un ataúd para el INE y con el nombre de Lorenzo Córdova. Además arengaron a tomar represalias, amenazó así Salgado: “Pero si no se reivindican, los vamos a hallar a los siete, los vamos a buscar, y vamos a ir a buscar a Córdova, ¿no les gustaría saber dónde vive Lorenzo? ¿Cómo está su casita? ¿De lámina negra? Que cuando llueve se gotea y moja su cuerpo, ¿si? Cabroncito… no sabe por qué estamos luchando en Guerrero, niños sin esperanza, niños que no van a ir a la escuela, porque se roban el presupuesto…”.

Incluso hicieron planes para cuando desaparezca el INE, como lo han solicitado desde ese partido distintos actores: “Estos señores se han surrado y han pisoteado a la democracia en México, y ahora quieren pisotear la dignidad del pueblo de Guerrero. Se equivocan, con nosotros se picaron el ojo, no vamos a admitir un atropello, y que no le rasquen los huevos al toro porque nos van a encontrar. ¿Vamos a quemar el INE? No, estas instalaciones van a servir para que se haga un hospital del INSABI Mario (Delgado)… hay mucho espacio aquí y no que estén zánganos cobrando… el país ya no está para esto, el INE debió haber desaparecido desde hace un buen tiempo”.

El comportamiento antidemocrático fue el de simular procesos internos de participación en Morena, luego que tomaron en cuenta a quien quiso nominarse para una candidatura, otorgaron un tiempo para la realización de una encuesta, y permitieron que los registrados en el estudio cuantitativo, hicieran pasarela por los estados de su interés, pagaran por espectaculares, concedieran entrevistas, lo cual responde a una precampaña. La misma que han negado. Pero tan fue así, que no todos los participantes ocultaron la información de sus ingresos y gastos para ser fiscalizados por el Instituto Nacional Electoral, todos ellos, obtuvieron su candidatura porque así correspondía legalmente.

Sobre la presión política que alegan los de Morena impera en el Consejo del INE, Lorenzo Córdova, el presidente del Consejo General, lo dilucidó así:

“El INE no esta en contra de nadie, de ninguna fuerza política, ni de ningún actor político, quien diga lo contrario, simple y sencillamente miente, el INE está en contra de quien viole la Ley, sea quien sea, el INE está con la Constitución; nuestro compromiso con la equidad, la parcialidad y la legalidad en nuestras elecciones, ha sido, es, y será irrenunciable. Por eso a este INE, a estas consejeras y consejeros electorales nadie nos va a amedrentar, ni siquiera con amenazas abiertas y directamente ilegales. Tenemos claro que se están desplegando estrategias claras de descalificación contra la autoridad electoral. A quienes las encabezan, les decimos que el INE no va a caer en las provocaciones que le hacen porque no caeremos en la trampa de la profecía autocumplida de sostener que con este instituto no hay condiciones democráticas”.

Félix Salgado Macedonio ha amenazado que en caso de no obtener la candidatura, “no habrá elecciones en Guerrero”, en una franca actitud antidemocrática, al tiempo que volvió a amenazar después de conocer que se le retiraba el registro, una vez más: “ellos están claros que vamos a impugnar y claro que vamos a impugnar su arbitraria decisión en cuanto nos notifique el INE. Le digo al INE que su tiempo está contado, ¡Va a caer, va a caer, el INE va a caer!”.

Ya han anunciado la impugnación de nueva cuenta ante el Tribunal Electoral sobre la confirmación de la cancelación de la candidatura del 13 de abril de 2021. Y ahí van otra vez, a acosar a otra entidad electoral para lograr lo que quieren: salir impunes con una candidatura. Y en el inter, el acoso a la democracia sigue, cuando amenazan desde el partido oficial, con la caída del organismo, y cuando uno de sus más prominentes miembros, amaga con hallar a los consejeros en sus casas.