“Siempre la misma excusa, el mismo pretexto de que estaba mal integrada la averiguación, de que no pusieron bien la hora en que se detuvo al delincuente”, dije este sábado, desde Lagos de Moreno, Jalisco, el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ciudad de México, 15 de febrero (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador envió este sábado un mensaje “respetuoso” a los jueces que liberan a presuntos delincuentes. Desde Lagos de Moreno, Jalisco, donde encabezó la inauguración de instalaciones de la Guardia Nacional, el mandatario señaló que no se trataba de una “amenaza, ni siquiera una advertencia, sólo es decir que ya se acabó la corrupción”.

“Aprovecho para enviar un mensaje respetuoso a los jueces y magistrados: se va a terminar también la corrupción en los juzgados, en los tribunales. Somos muy respetuosos de la Constitución y queremos que haya un auténtico Estado de Derecho, pero eso también significa que tenemos que denunciar todos los actos de corrupción. Se va a acabar esa práctica de que se detiene a un delincuente y a los tres, cinco días, sale de la cárcel”, comentó el Jefe del Ejecutivo federal.

“Siempre la misma excusa, el mismo pretexto de que estaba mal integrada la averiguación, de que no pusieron bien la hora en que se detuvo al delincuente”, comentó.

“No es amenaza, ni siquiera advertencia, sólo es decir que ya se acabó la corrupción, y nadie en este país va a ser cómplice, y nadie se va a quedar callado, mucho menos el Presidente de la República”, añadió.

“Y esto lo digo para que también se escuche lejos, se escuche en todos lados, que se escuche en todas partes: ya deben de pensar los que se dedican a actos delictivos que no hay ninguna posibilidad de tener influencias en el Gobierno. Que se escuche bien y se escuche fuerte, a los cuatro vientos, no se permite a la impunidad. Nada de que se detuvo a miembros de una banda famosa pero ahí están los despachos de abogados y las influencias, y salen sin ningún problema”, agregó.

EL CASO DE “EL LUNARES”

El líder de la Unión Tepito, Óscar Andrés, alias “El Lunares”, quedó este viernes en libertad, por segunda vez en menos de una semana, luego de que un Juez de control determinó no vincularlo a proceso por el delito de secuestro exprés. Sólo pudo dar cuatro pasos fuera del Reclusorio Norte de la Ciudad de México antes de ser detenido por tercera vez, en esta ocasión señalado como probable responsable del delito de homicidio.

La decisión del Juez para liberal a “El Lunares” se dio luego de que el Ministerio Público no acreditó el citado delito ya que la víctima no ratificó la denuncia.

“Es inconcebible, inaudito que un juez haya dejado en libertad a un delincuente con argumentos menores”, dijo la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, mediante un mensaje en Twitter.

“La seguridad y la justicia sólo es posible con el compromiso de los tres poderes, por ello es necesaria la revisión de este y otros casos por parte del Poder Judicial de la Ciudad de México”, añadió.

Sin embargo, la libertad de “El Lunares” duró apenas unos minutos, pues fuera del Reclusorio Norte, dónde se encontraba detenido, ya lo esperaban elementos de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CdMx) con una nueva orden de aprehensión en su contra.

Tan pronto puso un pie fuera del penal, fue interceptado por uniformados que le informaron la existencia de una orden de aprehensión contra él por el delito de homicidio; posteriormente le leyeron sus derechos y finalmente fue arrestado.

-Con información de EFE