“Ayer” se desprende de la primera producción discográfica de Costa de Ámbar y es una invitación a aceptar que quisiste a una persona, pero entiendes que te encuentras mejor sin ella, por lo que puedes aprender a amarte a ti mismo para después querer a los demás, evitando los rencores y despechos que trae consigo una ruptura.

Ciudad de México, 15 de febrero (SinEmbargo).- La banda Costa de Ámbar estrenó “Ayer”, sencillo que cuenta una historia de amor propio a la par que combina sonidos de pop enérgico con tintes futuristas y de la vieja escuela.

Con “Ayer”, Diego Colmenero (vocalista), Paulo García (baterista), Orlando Sánchez (guitarrista) y Carlos Bucio (bajista), músicos originarios de Guadalajara, Jalisco, hacen una invitación a sentir, amar y extrañar, dejando de lado todas las pretensiones, viendo en los demás un espejo que sirva como juicio propio para crecer y vivir amándose a uno mismo y posteriormente a los demás.

“Puedes decir que ya no te importa una persona con despecho o rencor o puedes hacerlo como en el caso de esta canción, donde terminas una relación, admites que quisiste a esa persona, pero reconoces y te alegras de estar mucho mejor sin ella, ya no extrañas y estás dispuesto a seguir adelante”, comenta Orlando Sánchez en entrevista con SinEmbargo.

La parte de amor propio se ve bien reflejada en la estrofa de “Llegué a quererte y no puedo negarlo/Llegué a vivir de seguirte los pasos/Pero hay amores que dejan un rastro/Y hoy, debo decirte, este no es el caso/Hoy quiero saber qué puedo hacer/Para borrar lo que hice ayer/Hoy solo soy tu amigo/Mas mira, sigo vivo”.

La característica principal del sencillo es que fue el primero realizado en la historia de la banda. Fue escrito por el vocalista Diego Colmenero en 2009, posteriormente en 2014 se hizo una grabación que nunca vio la luz y no fue hasta seis años después que decidieron desempolvarlo para producirlo desde cero.

“Esta canción es de las primeras que grabaron en estudio para tener una maqueta y la experiencia de trabajar como banda. Pero decidimos retomarla ya que estábamos mucho más consolidados y maduros como personas y musicalmente”, destaca.

El tema viene de una época donde el punk rock reinaba y una de las bandas más sonadas era Blink-182, por lo que logra transmitir la energía de estas influencias fusionadas con el lado popero y los coros enganchadores.

Desde cambios en la alineación, hasta los arreglos actuales y los sonidos más marcados por una sensatez y evolución, en un intento por regresar al pasado, “Ayer” consiguió que la banda saliera de su zona de confort en el proceso creativo.

“Veníamos de ‘Sabiendo que te vas’, ahí metimos instrumentación y arreglos diferentes, exploramos nuestra habilidad musical y nos dio un giro distinto. Pero en esta producción, retomamos un lado de nosotros que estaba abandonado, pues en ese entonces nos encontrábamos en una época más despreocupada, de diferente composición y teníamos más influencias de rock alternativo, por lo que al final regresar a eso fue un pequeño reto para todos”, asegura.

Portada oficial de “Ayer”. Foto: Cortesía para SinEmbargo

El sencillo fue producido por los integrantes de Costa de Ámbar, grabado y mezclado por Ricardo Gutiérrez en UNDR (Guadalajara), y masterizado por Simon Francis Mastering (Londres).

Actualmente los músicos están trabajando en el video oficial, que posiblemente se estrene a finales de febrero o principios de marzo, el cual llegará acompañado de muchas sorpresas, por ejemplo, un detrás de escena de la producción.

SU PRIMER ÁLBUM

El disco combina diversos géneros de instrumentación y a pesar de retomar canciones que se compusieron hace algunos años, también dan espacio a las ideas más frescas como una parte de exploración bajo temas que van del amor al desamor.

“Mezclamos las diferentes etapas que podemos mostrar como artistas o individuos. Además, estamos cien por ciento metidos en la temática del amor, de las relaciones de pareja, de superación y la experiencia misma de estar enamorado”.

Sánchez asegura que el mensaje principal que buscan dar es no tenerle miedo al amor, dejarse sentir y hacer sentir a otra persona sin miedos o dudas.

“Ayer” sugiere olvidarse de fingir que una ruptura amorosa no afecta. Fotos: Costa de Ámbar, Facebook Oficial

A los tapatíos les gustaría contar con algunas colaboraciones con músicos como María Centeno o Daniel, Me Estás Matando, pero hasta el momento no hay nada confirmado. Sin embargo, el guitarrista destaca que están “trabajando durísimo para lograr obtener lo mejor posible en este que sería nuestro primer álbum”.

El disco se está trabajando muy minuciosamente, y a pesar de contar con una cantidad exacta de canciones que lo conformarán, todavía están dándole forma en el sentido narrativo de lo que buscan proyectar para que “vaya transportando y guiando, que sea como un caminito con altos y bajos de diferentes emociones” para quienes lo escuchan.

Cabe destacar que para los interpretes de “Miedos”, “De dos” y “Bien por ti”, lo más complicado de trabajar en la pandemia del coronavirus han sido los retrasos, incluso en el video de “Ayer” tuvieron que detenerse, pues algunos miembros del equipo se contagiaron.

Otra de las limitantes que sufren es no poder ofrecer un concierto, sin embargo, lo que podría resultar un problema para conectar con los fans es una oportunidad para adaptarse y acercarse a ellos. Incluso han realizado zoom partys para que todos sepan que la banda sigue presente aunque no haya eventos en vivo.

“Tenemos que estar adaptándonos a las circunstancias, pero eso no nos frena, incluso con todo esto encontramos las formas. Y como Pablo dijo ‘nosotros somos el carro, las personas que nos escuchan serían la gasolina’, es una metáfora muy simple pero muy cierta”, afirma.

¿QUÉ SENTIMIENTOS INTENTAN TRANSMITIR COMO BANDA?

Con el proyecto musical, lo que buscan es gente dispuesta a abrirse y explorar sus sentimientos o que quieran cerrar una relación, por lo que diversas canciones son para apoyar y estar presente en ese proceso de superación.

Costa de Ámbar cuenta con una propuesta de sonidos frescos con toques melancólicos. Foto: Cortesía para SinEmbargo

Mientras que, en el caso romántico intentan impulsar los sentimientos que alguien tiene hacia otra persona, encontrar y entregar las palabras exactas que, mediante los temas, puedan manifestar lo que sienten.

“En muchas ocasiones dicen que ‘Whiskey’, que fue uno de los primeros sencillos que sacamos, lo escuchan muchísimo y describe perfectamente como se sentían en una época. Las letras las toman a un nivel de crecimiento para seguir adelante o para expresar lo que sienten”, destaca.

Una de las características principales para los temas es que Diego Colmenero intenta no rebuscar o salirse de lo real e irracional a la hora de escribir, sino que es muy directo en las metáforas y poesía que refleja.

Muchos sencillos son inspirados en experiencias personales, pero Colmenero intenta llevar más allá el sentimiento para que surtan un efecto ya sea de cariño o no, y cuando alguien la escuche “llegue el trancazo para bien o para mal”.

Aunque la gran diferencia entre esta producción y sus trabajos anteriores es que Diego Colmenero ha expandido las posibilidades de dejar que fluya más la experimentación de todos en cuanto a la estructura de los sencillos.

Costa de Ámbar se ha presentado en eventos como la Semana de las Juventudes (CdMx) y el Festival 212 RMX (Guadalajara). Foto: Costa de Ámbar, Facebook Oficial

“Diego se ha abierto mucho a dejarnos experimentar a nosotros en cuanto a la estructura de la canción, los arreglos, ahorita ya tenemos un conocimiento musical que quizá hace cinco años no. Además, ahora no solo tenemos ganas de hacer música sino de mejorar teóricamente, somos más meticulosos tanto musical como compositivamente con las letras, hay un nivel de madurez mayor con lo nuevo”, asegura.

AMIGOS DESDE SECUNDARIA

Costa de Ámbar nació por la necesidad que Bucio y Paulo tenían de hacer música, se conocían desde secundaria y querían compartir esa pasión en común, pero aún no tenían vocalista, hasta que llegó Diego Colmenero y se les unió.

En ese entonces se llamaban Black Pincel y tocaban en algunas batallas de bandas, shows de talento, así como en algunos festivales escolares.

“Entraron las ganas de querer hacer música, estás en secundaria, quieres tener tu bandita de rock y presentarte en los festivales y las guerras de banda”, afirma.

Años después los tapatíos estaban en un punto de quiebre cuando su primer guitarrista salió, por lo que la entrada de Orlando Sánchez fue un parteaguas para tomar la decisión de seguir y dedicarse a la música de una forma más profesional.

“Conocí a Diego estudiando arquitectura. Yo era fan de Costa, iba a los toquines. Casualmente me lo encontré cuando ya no tenían guitarrista y me hicieron una audición. Yo también siempre tuve el enorme deseo de estar en grupo. Y resultó que no solo coincidimos en el gusto musical sino en muchos géneros y casi, casi, así se formó la banda”, destaca.

La banda sugiere no tenerle miedo a sentir, amar y ser amado, convirtiéndose en algo real. Foto: Costa de Ámbar, Facebook Oficial

Desde que decidieron ser oficialmente Costa de Ámbar han ido avanzando a pasos y escalones con la disposición y compromiso necesarios que requiere el proyecto para seguir creciendo.

Lo que empezó de una forma local con shows en bares, donde llegaban sus amigos de prepa y universidad, se ha ido extendiendo a recintos e invitaciones a eventos más grandes en la Ciudad de México y Austin, Texas.

“La unión es ir armando este rompecabezas, encontrarle cada vez más forma, moldear, y como músicos no quedarnos estancados en una fórmula, seguir explorando y experimentando. Creo que una de las metas de cualquier persona que trabaja en un medio creativo es que cada cosa nueva que vas a presentar le vuele la cabeza el doble que la vez anterior a quien lo va a escuchar”, asevera.

Costa de Ámbar ofrece una propuesta con sonidos frescos que pondrán a bailar, pero traerán consigo recuerdos de un viejo amor, y a pesar de los tintes tristes la música va a traspasar “lo suficiente para que quieras seguir escuchándolos”.