Aunque la franquicia de Thor empezó siendo del género de fantasía, con Ragnarok se introdujeron los viajes espaciales, la tecnología extraterrestre y un universo más amplio que derivó a la ciencia ficción.

Madrid, 15 de julio (EuropaPress).- La serie de Loki protagonizada por Tom Hiddleston que prepara Disney+ es uno de los proyectos más esperados y a la vez más misteriosos del Universo Marvel.

La trama girará en torno al Dios del Engaño recorriendo una (o varias) líneas de tiempo alternativas tras escapar, después de la Batalla de Nueva York, con el Tesseracto en Vengadores: Endgame. Y en cuanto al género, su creador la ha definido como ciencia ficción.

El showrunner de la serie Michael Waldron se ha referido a Loki como una serie de ciencia ficción, siguiendo la línea de Thor: Ragnarok, en el sentido de que combinará tecnología y magia, en el que el espectador siempre debería “esperar lo inesperado”.

“Ya tenemos una página de lanzamiento en Disney+. Y un viejo tráiler”, escribió Waldron en una historia de Instagram. “Pero me gusta la nebulosa verde. Indica que ésta es una serie de ciencia ficción. Y ya sabes lo que dicen del sci-fi: espera lo inesperado cuando se trata de ciencia ficción”.

Aunque la franquicia de Thor empezó siendo del género de fantasía, con Ragnarok se introdujeron los viajes espaciales, la tecnología extraterrestre y un universo más amplio que derivó a la ciencia ficción.

Tiene sentido que la serie de Loki siga por ésta línea, teniendo en cuenta que el villano viajará por el espacio y el tiempo y la trama involucrará a la Autoridad de Variación del Tiempo, encargados de controlar las alteraciones del pasado y del futuro dentro del universo Marvel.

Más allá de eso, Waldron también ha explicado que, aparte de sus travesuras temporales, Loki también se enfrentará a una crisis personal relacionada con su identidad. Un tema que ya fue gran parte de la trama de El Mundo Oscuro.

Loki llegará a Disney+ en 2021.