Las imágenes fueron tomadas por cámaras de seguridad instaladas por vecinos de la zona. Una de las cámaras está ubicada en la esquina de San Sebastian, mientras que la segunda, se encuentra sobre la calle Nopatitla.

La madrugada del 3 de agosto, una menor denunció que cuatro policías de la Ciudad de México abusaron de ella, al interior de una patrulla en calles de la Alcaldía Azcapotzalco. Sin embargo, los policías no han sido detenidos ni vinculados a proceso, luego que la PGJCdMx reconociera que filtró datos de la carpeta de investigación.

Ayer, el Secretario de Seguridad Ciudadana (SSC), Jesús Orta Martínez, informó que la separación de seis policías implicados en el presunto abuso sexual de una menor, es para facilitar las investigaciones que la Procuraduría General de Justicia (PGJCdMx) de la capital realiza.

Ciudad de México, 15 de agosto (SinEmbargo).– Un par de videos que muestran las imágenes de la noche en que una menor de edad presuntamente fue violada por cuatro policías en calles de la Alcaldía Azcapotzalco fueron revelados en el noticiario En Punto, de la periodista Denisse Maerker.

Los videos aportan distintos momentos del recorrido de la joven antes de llegar al domicilio donde habría tocado el timbre.

La propia periodista, explica que las imágenes fueron tomadas por cámaras de seguridad instaladas por vecinos de la zona. En las grabaciones se observan que los horarios están desfasados. Hay aproximadamente media hora de diferencia entre ambas.

Las imágenes no muestran con claridad que es lo que sucedió. Un poste, en particular, impide ver con claridad la escena donde los policías se acerca a ella.

La primera cámara ubicada en la esquina de la calle San Sebastian, deja ver el momento en que la joven baja un automóvil y segundos después camina sobre Nopatitla.

La segunda cámara de seguridad, colocada en un domicilio particular sobre la calle Nopatitla, grabó el momento en que la menor se detiene frente a un domicilio y toca el timbre. Sin embargo, un poste tapa una parte de la escena y la mujer de 17 años desaparece aproximadamente tres minutos de la imagen.

Las cámaras de seguridad estaráin programadas con aproximadamente media hora de diferencia. Foto: Captura de pantalla tomada de Noticieros Televisa.

Según el registro de los videos, nueve minutos después una patrulla pasó por la calle y al ver a la joven de 17 años, se echó de reversa y dos presuntos elementos de la Policía bajaron del vehículo y hablaron con ella. Segundos después, uno se acerca a la puerta y el otro estaciona el automóvil para dejar pasar a un carro particular.

Dos minutos más tarde, llegan dos patrullas más y una camioneta pick up. En las imágenes se puede observar a ocho uniformados.

Diez minutos después del arribo de las presuntas autoridades, cuatro paramédicos se acercan a la puerta de la casa donde aún permanecía la menor. Cerca de media hora, el video solo muestra la calle con dos patrullas.

Según los datos de la cámara de seguridad, a las 3:21 horas de la madrugada, una ambulancia avanza sobre la calle. Desde ese instante, y hasta que la última patrulla deja la calle, transcurrieron 18 minutos.

El 3 de agosto, una menor denunció que cuatro policías de la Ciudad de México abusaron de ella, al interior de una patrulla en calles de la Alcaldía Azcapotzalco.

Según el relato de la menor afectada, los policías la obligaron a subir a la patrulla y ahí la violentaron sexualmente. Posteriormente, realizó la denuncia y contribuyó a la confirmación de los retratos hablados de sus agresores.

De acuerdo con los últimos informes de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, el caso de la menor sigue abierto, aunque tanto la joven como sus familiares no se presentaron para ampliar la denuncia y reconocer a los policías, argumentando que hubo filtraciones de sus datos personales, un error que la propia PGJ-CdMx reconoció.

CONTINÚAN LAS INVESTIGACIONES

La tarde de ayer, el Secretario de Seguridad Ciudadana (SSC), Jesús Orta Martínez, informó que la separación de seis policías implicados en el presunto abuso sexual de una menor, es para facilitar las investigaciones que la Procuraduría General de Justicia (PGJCdMx) de la capital realiza.

“La determinación que se tomó por parte del Consejo de Honor y Justicia fue la suspensión con el fin de facilitar la investigación, tanto la que lleva Asuntos Internos, pero, sobre todo, la que lleva la Procuraduría que es una causa penal”, dijo a medios de comunicación.

Sin embargo, detalló que los policías no han sido imputados por algún delito.

Orta Martínez garantizó que durante la investigación existirá imparcialidad y seguridad a la víctima y a su familia.

PGJ-CdMx ACEPTA FILTRACIÓN DE DATOS

El pasado 5 de agosto, la Procuradora de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy Ramos informó que al menos dos de los cuatro policías que habrían violado a una joven de 17 años de edad a bordo de una patrulla en la Alcaldía Azcapotzalco, en Ciudad de México, fueron ubicados y se encontraban bajo resguardo en la unidad de Asuntos Internos de la SSC.

Tres días después, Godoy Ramos dijo que los policías señalados como los posibles responsables continuaban sin ser imputados por el delito, y podrían quedar libres y ser reinstalados a sus funciones policiacas si la Procuraduría capitalina no logra integrar la carpeta de investigación en su contra.

El 9 de agosto, el vocero de la Procuraduría de la Ciudad, Ulises Lara López, reconoció que desde esa dependencia se filtró la información de la joven de 17 años que denunció a los cuatro policías de la SSC por haberla violado, y que eso generó la pérdida de confianza de la víctima y por lo cual decidieron no seguir en el caso por el momento.

Hasta el momento, los policías no han sido detenidos ni vinculados a proceso debido a que la afectada no ha reconocido a sus agresores, luego que la PGJCdMx admitiera que se filtraron datos de la menor.

El hecho provocó la indignación de colectivos de mujeres, quienes efectuaron una protesta frente a las instalaciones de la SSC y de la PGJCdMx, y crearon el hashtag #NoMeCuidanMeViolan.