El estudiante de la Universidad Autónoma de Yucatán acudió a la Fiscalía General del Estado para explicar su versión de los hechos ya que las autoridades escolares interpusieron una demanda en su contra por amenazas.

Ciudad de México, 15 de octubre (SinEmbargo).– Yael “C”, el joven que el pasado 7 de octubre lanzó una amenaza de tiroteo escolar a modo de broma en la Facultad de Matemáticas de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY),sepresentó ante la Fiscalía General del Estado.

El joven arribó a la Fiscalía de manera voluntaria para dar su versión de los hechos ante las autoridades yucatecas. Tras rendir su entrevista, dijo en entrevista con la agencia Notimex que la supuesta amenaza de bomba la escribió en un grupo de amigos de WhatsApp, quienes la hicieron pública a través de las redes sociales.

“Desde ese mismo día, intenté aclarar las cosas, hice todo lo que estaba en mis manos para aclararlo”, expresó el joven.

Posteriormente, tras haber sido compartida muchas veces, la declaración sufrió algunas modificaciones. “Ya no pude hacer nada, pues empezaron a salir versiones y más versiones de lo que dije, que nada que ver”, expresó Yael a la agencia.

Tras la viralización de la supuesta amenaza, la Universidad Autónoma de Yucatán suspendió labores, dejando a 3 mil 800 alumnos sin clases; por esta acción los representantes legales de la UADY interpusieron una denuncia “contra quien resulte responsable” ante la Fiscalía General de la República.

Yael señaló que las autoridades de la UADY se han acercado a él para entablar diálogo; no obstante, el estudiante, quien no se ha reincorporado a las clases tras la difusión de la “broma”, señaló que prefiere darle importancia a la denuncia interpuesta en su contra.

Sin embargo, en la denuncia contra Yael, no se especifican qué delitos que se le acusan, solamente se encuentran amenazas; el joven aseguró que nunca fue hacia los directivos de la Universidad yucateca.

El estudiante denunció que luego de la viralización de la falsa amenaza ha recibido amenazas de muerte en su perfil de Facebook, pero asegura que está tranquilo y por ello acudió a la Fiscalía para aclarar las cosas.

“Uno sabe cómo funciona estos de las redes sociales, todo mundo saca conclusiones y juzga y en realidad no sabe que es lo que pasó. Yo me siento tranquilo y vine voluntariamente a aclarar las cosas”, expresó Yael.