Assassin’s Creed: Valhalla logra una de las mejores experiencias para este fin de año y  un gran inicio para adentrarnos a la nueva generación de consolas. El juego es gráficamente impecable, sobre todo en su versión para Xbox Series X, PS5 o PC, desde los bellos paisajes de campo, mar, montañas o zonas nevadas, hasta los rincones más oscuros y tenebrosos, donde experimentaremos batallas míticas con magia, oscuridad y brujería. La parte sonora redondea la experiencia de cada uno de los momentos dentro del juego, desde visitar partes del mapa diferentes, estar en una batalla o en una fiesta tomando, bailando y siendo todo un vikingo.

Ciudad de México, 15 de noviembre (SinEmbargo).- Llegó el mes de noviembre y con ello la nueva generación de consolas, pero especialmente una nueva historia dentro de la saga de Assassin’s Creed, ahora enfocada en una temática vikinga, con nuevos personajes, nuevo contenido y mejorando una fórmula que ha funcionado de manera increíble en la dos últimas entregas, parece que esta entrega es la pieza final dentro de un largo camino de trabajo dedicado a pulir y añadir mecánicas, además de darnos grandes historias a nivel narrativo y en un mundo abierto que es imperdible.

Assassin’s Creed: Valhalla nos lleva a un nuevo universo localizado dentro de la Inglaterra del año 873, tu clan ha dejado Noruega por ciertos conflictos que suceden durante los primeros minutos del juego y ahora busca un nuevo territorio donde asentarse para comenzar desde cero. Aquí es donde conoceremos a Eivor (personaje que puedes hacer tanto en una versión masculina como femenina) el cual será el protagonista de esta historia, Eivor buscará venganza por tema familiares, además de conquistar nuevos territorios y, sobre todo, ser reconocido como una leyenda vikinga. Eso no es todo, ya que durante tu historia, conocerás a un culto secreto de asesinos que busca el balance dentro de la civilización, culto del cual formarás parte y serás esencial en el progreso para derrotar a enemigos específicos y conocer más a fondo sus tradiciones y métodos.

El personaje de Eivor es una combinación de diferentes momentos personales y sentimentales que iremos recorriendo a lo largo del juego, no tanto al nivel de identificarnos con el personaje, pero sí de llevar a un nuevo nivel la experiencia. A lo largo de más de 70 horas de juego exploraremos un mapa enorme lleno de todo tipo de contenido, desde misiones principales hasta misiones secundarias, eventos dentro del mundo o simplemente ayudar a personajes que te encuentres en el camino. Tenemos una variedad bastante grande para siempre encontrar algo que hacer dentro del juego, esta es una de las mayores virtudes de la entrega, ya que, si bien la temática es vikinga, podemos experimentar desde leyendas, batallas legendarias hasta las misiones más comunes dentro de los diferentes asentamientos del juego. Una de mis actividades favoritas son las “redadas”, las cuales podremos realizar en diferentes puntos del mapa y donde básicamente atacaremos el territorio conquistado por Cristianos, esto nos dará una de las mejores experiencias al más puro estilo vikingo dentro del juego: el atacar, robar, soplar un cuerno para llamar a tu equipo y salir victorioso, se convierte en una de las actividades más divertidas y más emblemáticas que nos ofrece esta entrega.

La temática vikinga del juego contempla todos los aspectos y respeta cada uno de los personajes más emblemáticos. Foto: Assassin’s Creed: Valhalla

Dentro de cofres y barriles, o al terminar alguna redada o actividad, podremos obtener recursos como pieles, metales, oro y demás objetos de valor que nos servirán para construir y mejorar nuestro asentamiento y los diferentes establecimientos que se tengan disponibles, como un muelle, un establo, una herrería y mucho más. Además de mejorar tu asentamiento, los materiales también servirán para aumentar la fuerza y resistencia de tus armas y tu armadura, de esta manera tus ataques harán más daño y también soportarás más golpes. Como adición a este, tenemos un sistema de talentos que podremos mejorar con puntos que obtendremos en su mayoría al terminar misiones, este sistema de talentos nos permitirá mejorar a nuestro personaje a lo largo de una especie de constelación que irá desbloqueando mejoras en diferentes atributos, como evasión, ataque, sigilo, defensa y más, para al final de cada ramo, desbloquear nuevas habilidades que podremos usar al momento de atacar. Incluso  podremos encontrar habilidades a lo largo del juego, las cuales funcionan como ataques especiales de corta o larga distancia, como disparar flechas más rápido, arrojar hachas o realizar una envestida contra enemigos. Todo esto nos ayudará para mejorar nuestro poder de ataque, el cual es esencial para pasar misiones o simplemente para no ser derrotado tan fácilmente.

El combate del juego es uno de los puntos más fuertes dentro de esta entrega y a la vez muy característica de la temática vikinga, el atacar asentamientos cristianos, navegar por los mares y llegar a islas nuevas soplando un cuerno para comenzar la redada se transforma en una experiencia tan emocionante y única que pocos juegos logran transmitir.

Gráficamente es impecable, sobre todo en su versión para Xbox Series X, PS5 o PC, siendo estas plataformas donde podrás vivir la experiencia definitiva de lo que representa Assassin’s Creed Valhalla, desde los bellos paisajes de campo, mar, montañas o zonas nevadas, hasta los rincones más oscuros y tenebrosos, donde experimentaremos batallas míticas con magia, oscuridad y brujería. La parte sonora redondea la experiencia de cada uno de los momentos dentro del juego, desde visitar partes del mapa diferentes, estar en una batalla o en una fiesta tomando, bailando y siendo todo un vikingo.

Los materiales también servirán para aumentar la fuerza y resistencia de tus armas y tu armadura. Foto: Assassin’s Creed: Valhalla

La temática vikinga del juego contempla todos los aspectos y respeta cada uno de los personajes más emblemáticos de esta, como la historia de Ragnar Lodbrok, siendo uno de los personajes más importantes de esta cultura, también hacen un homenaje impecable al tema de los dioses, como Odín, sus famosos cuervos, Huginn y Munnin o el Valhalla.

LO QUE SIGUE PARA ASSASSIN’S CREED VALHALLA  

Tuvimos la oportunidad de platicar con José Araiza, productor de post lanzamiento del juego, quien ha trabajado en otras entregas de la serie y, en esta ocasión, fue el encargado de todas las experiencias y contenido que veremos dentro del juego durante el próximo año.

-¿Qué es lo que sigue para Assassin’s Creed: Valhalla?

-Comienza el 15 de diciembre con el Festival de Invierno, el cual es un contenido gratuito para todo el mundo, le sigue contenido de temporadas de primavera, verano y otoño, correspondientemente. Veremos festivales nuevos, cosas nuevas en los asentamientos, actividades y nuevos modos de juego que expanden esta fantasía vikinga. La primera aventura te lleva a Irlanda y tiene un tema un poco más político-económico y con el contraste de la cultura céltica con un tono más misterioso y obscuro.

-¿El contenido post lanzamiento del juego se va a enfocar en darnos una extensión de la historia o serán nuevas experiencia y aventuras?

-Seguirás utilizando a Eivor, el personaje principal. Sin embargo, no son historias lineales, porque no queremos que nadie sienta la presión de tener que acabar el juego principal para poder disfrutar de este nuevo contenido. Son historias paralelas y se pueden consumir en cualquier momento del juego en cuanto estén disponibles.

-¿Qué puedes contarnos a cerca de la misión “The Legend of Beowulf”, siendo una misión exclusiva del pase de temporada?

-Muchos que estudiamos literatura, estamos familiarizados con la historia de lo que era Beowulf y la tuvimos que adaptar para que esté dentro del contexto de lo que pudo haber sido “vikingamente” y lo que significa para nosotros en Assassin’s Creed.

-¿Cuál fue el reto más importante al crear estas extensiones o nuevas historias después de lo que nos espera en la historia principal?

-No sé si se le pueda llamar reto, pero es nuestra visión de crear estas expansiones para crecer ciertos elementos y experiencias que dentro de la historia principal no encajaban del todo, como el tema político-económico, que es un nuevo sistema que se va a introducir, donde verás como sus acciones pueden cambiar la situación económica dentro del juego. Dentro del asedio de París, estas tratando de infiltrar la ciudad, entender lo que pasa dentro de la ciudad, estás tratando de aliarte con gente, pero como vikingo es complicado y esa es la parte interesante de cómo comienzas a desarrollar y descubrir la forma de jugar esta parte más única de esta situación.

El combate es uno de los puntos más fuertes dentro de esta entrega. Foto: Assassin’s Creed: Valhalla

-¿Existe algún plan más allá del Season Pass para expandir la experiencia de Assassin’s Creed Valhalla?

-Sí, viene el nuevo Assassin’s Creed Discovery Tour que sale en verano de 2021, el cual representa nuestra tesis de todo lo que hemos venido trabajando con los expertos de la cultura vikinga. Toda la tarea que tuvimos que hacer se ve plasmada y se la regalamos a todo mundo como lo vimos en entregas pasadas, que nos da la posibilidad de mostrar todo lo que vivimos y compartirlo con todo mundo.

Assassin’s Creed: Valhalla logra una de las mejores experiencias para este fin de año y  un gran inicio  para adentrarnos a la nueva generación de consolas. Además de brindarnos una de las mejores entregas de los últimos años con una cantidad enorme de cosas por hacer, un pase de temporada bastante bien elaborado y una planificación para expandir la experiencia mucho más robusta.