Author image

Martín Moreno-Durán

15/11/2023 - 12:03 am

AMLO quiere Maximato; Sheinbaum, su pelele

Los hechos hablan: AMLO no quiere soltar el poder a pesar de que su sexenio termina el último minuto de septiembre de 2024. Pretende instaurar una especie de Maximato político a través de una Sheinbaum que, hoy por hoy, queda devaluada y debilitada porque ni siquiera tuvo la fuerza para imponer a su candidato Omar García Harfuch en CdMx. Le hicieron creer que el bastón de mando serviría para que ella decidiera, pero con ese mismo bastón le dieron garrotazo severo.

AMLO y Claudia Sheinbaum.
“Sheinbaum ha sido relegada a ser pelele de López Obrador, y esta condición denigrante para ella -como persona y mujer-, seguramente le pesará mucho cuando sea candidata presidencial. Así lo ha aceptado Sheinbaum, así lo ha asumido, y así lo demuestra a diario: está cómoda en su condición de títere de Andrés Manuel”. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

+ Arrodillada

+ Bastón de adorno

Ilusa, por decir lo menos, Claudia Sheinbaum, al creer que su “bastón de mando” le transfería el poder de decidir presente y a futuro sobre Morena. ¡Ay, ajá! Craso error. Ignora -o pretende ignorar-, la naturaleza de López Obrador: la traición política. AMLO traicionó a González Pedrero, a Cuauhtémoc Cárdenas, a Monreal, a Ebrard, y ahora, a su “corcholata” Sheinbaum. 

Los hechos hablan: AMLO no quiere soltar el poder a pesar de que su sexenio termina el último minuto de septiembre de 2024. Pretende instaurar una especie de Maximato político a través de una Sheinbaum que, hoy por hoy, queda devaluada y debilitada porque ni siquiera tuvo la fuerza para imponer a su candidato Omar García Harfuch en CdMx. Le hicieron creer que el bastón de mando serviría para que ella decidiera, pero con ese mismo bastón le dieron garrotazo severo.

(¿O por qué cree usted, lector, que AMLO admira y emula tanto a dictadores que establecieron un poder sempiterno que sólo fue interrumpido por la muerte, como Castro, Chávez, etc?). 

Fueron cuatro las derrotas de Sheinbaum al ser desplazada por Clara Brugada y ganarle la candidatura a la Jefatura de la CdMx:

Primera derrota: López Obrador y los radicales de Morena (Martí Batres, Jesús Ramírez Cuevas, la propia Brugada, Pablo Gómez, los comunistas Concheiro, los moneros jornaleros fanatizados y monetizados: Barajas, alias “El Fisgón”, Hernández y demás fauna), impusieron a Brugada como candidata para la capital del país. Ese es el dato duro.

Segunda derrota: su gallo, García Harfuch, fue torpedeado y despedazado por Morena, a pesar de haber ganado todas las encuestas internas: 40 por ciento sobre 26 por ciento de Brugada en promedio. Aún así, Brugada le arrebató la victoria. 

Tercera derrota: su tan cacareado “bastón de mando” está de adorno. Sheinbaum es, ahora, el hazmerreír de todos.

Cuarta derrota: a poco tiempo de que se oficialice, Claudia Sheinbaum entrará con el pie izquierdo a la candidatura presidencial: devaluada y débil.

Y flaco favor le hace Sheinbaum a García Harfuch al negarlo. El domingo pasado, Sheinbaum le dijo a Perla Martínez, reportera del diario Reforma: “(García Harfuch) no era mi candidato favorito, porque yo tengo que ser neutral…”.

Al ridículo, la negación de Sheinbaum.

*****

¿Cómo pretende influir López Obrador en el próximo sexenio, confiando en que Sheinbaum gane la Presidencia e intentando instaurar así un Maximato político, a la luz de los hechos hoy consumados, con Claudia como su pelele?

Ejemplos:

De ganar Brugada la CdMx, obedecería a AMLO, no a Sheinbaum, porque a López Obrador le debe candidatura, lealtad y amistad. Gracias a AMLO, Brugada le arrebató la candidatura a Harfuch. Hoy, Clara sabe que no era la candidata de Sheinbaum. “Que AMLO siga ejerciendo su liderazgo aún después de terminar su Presidencia”, pidió Brugada a morenistas, de acuerdo a la versión del columnista Salvador García Soto el lunes pasado en El Universal. ¿Así o más Maximato?

Los candidatos de Morena que resulten ganadores en sus respectivos estados (estarán en juego Tabasco, Guanajuato, Yucatán, Jalisco, Puebla, Veracruz, Morelos y Chiapas), le deberán su candidatura y poder a AMLO, no a Sheinbaum. ¿Por qué? Porque fueron designados directamente por López Obrador, quien el fin de semana pasado declaró sentirse “muy satisfecho” por los resultados de la elección interna morenista. ¡Y cómo no, si él los impuso!

El próximo Congreso (diputados y senadores) que comenzará a operar el uno de septiembre de 2024, tanto sus cabezas como sus alfiles, responderán prácticamente en absoluto y de manera unánime a los mandatos de AMLO, más no de Claudia Sheinbaum. ¿Por qué? Porque al igual que los candidatos a gubernaturas, sus nominaciones saldrán directamente de Palacio Nacional, y no de la casa de campaña de la “corcholata” Sheinbaum.

El Gabinete de Claudia Sheinbaum será revisado, palomeado y en algunos casos, impuestos por López Obrador, principalmente las dos secretarías clave dentro de todo gabinete: Gobernación y Hacienda, quienes responderán más a AMLO que a Sheinbaum. ¿Por qué? Por su lealtad y fanatismo hacia López Obrador.

El Ejército y la Marina han sido enriquecidos y empoderados por López Obrador de manera insultante y descarada, y a AMLO es a quien le deberán lealtad, no a Sheinbaum. Hoy, México es un país militarizado no sólo en la operación de zonas claves (aeropuertos, aduanas, trenes, obras públicas, etc), sino también, en cuanto a influencia económico-financiera por disponer, literal, de cientos de miles de millones de pesos manejados sin transparencia y de manera discrecional por los militares. Y ese poderoso engranaje castrense estará al servicio de AMLO más allá de terminado su régimen. Aún más: el próximo Secretario de la Defensa Nacional (si Sheinbaum gana la Presidencia), será palomeado personalmente por AMLO. Así de grave.

Y esto, señores, aquí y en China, se llama Maximato.

*****

Sheinbaum ha sido relegada a ser pelele de López Obrador, y esta condición denigrante para ella -como persona y mujer-, seguramente le pesará mucho cuando sea candidata presidencial. Así lo ha aceptado Sheinbaum, así lo ha asumido, y así lo demuestra a diario: está cómoda en su condición de títere de Andrés Manuel.

AMLO, y su enfermiza ambición de poder.

Sheinbaum: pelele del dictador.

¡Eso es Morena y la 4T!  

X: @_martinmoreno

FB / Martín Moreno-Durán

[email protected]

Martín Moreno-Durán
Periodista. Escritor. Conductor radiofónico. Autor de los libros: Por la mano del padre. Paulette, lo que no se dijo. Abuso del poder en México. Los demonios del sindicalismo mexicano. El Derrumbe Retrato de un México fallido. El Caso Wallace. 1/Julio/2018: Cambio Radical o Dictadura Perfecta, y de la novela Días de ira.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video