Por más de 24 horas, familiares y amigos se dedicaron a buscar a Cinthia. Perdieron contacto con ella la mañana del viernes, cuando se dirigía a su escuela. La tarde del sábado, su cuerpo semidesnudo fue localizado en un arroyo.

Ciudad de México, 15 de octubre (SinEmbargo).- Cinthia Nayeli, de 16 años de edad, salió de su casa el pasado viernes para ir a su escuela en Zacatecas, pero no se supo más de ella. Su cuerpo fue localizado al día siguiente en las aguas negras de un arroyo.

A las 6:30 horas del viernes, la joven se dirigía a sus clases en la Preparatoria 1 de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), sin embargo, personal docente y compañeros nunca la vieron llegar.

Sus familiares y amigos iniciaron una campaña en redes sociales para dar con el paradero de la menor. En cuestión de horas pararon la búsqueda.

Alrededor de las 16:00 horas del sábado, una llamada al 911 informó sobre el hallazgo del cuerpo de una mujer en un arroyo que cruza la colonia Orquídeas, en el municipio de Guadalupe.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado dio a conocer que el cuerpo estaba semidesnudo y boca arriba, sin precisar las causas de la muerte.

Más tarde, familiares conformaron que se trataba de Cinthia Nayeli.

La casa de estudios condenó el crimen y exigió a las autoridades dar con el o los asesinos de la joven.

“Este clima de violencia que agrede a nuestra sociedad ahora enluta a la comunidad universitaria. La sociedad no puede desarrollarse plenamente y generar condiciones de crecimiento armónico si no se garantiza la tranquilidad y la paz”, indicó en un comunicado.

La comunidad estudiante convocó a una marcha para este lunes para demandar justicia por este “reprobable crimen”.

Comunicado de la UAZ.