Pobladores de Tepochica aseguraron a Efe que se mantuvieron resguardados en sus casas durante la media hora que duró el enfrentamiento de civiles armados y militares mexicanos.

“Estuvo dura la balacera”, dijo un campesino al relatar que apenas había llegado a su vivienda la tarde de este martes cuando escuchó el inicio del enfrentamiento.

Iguala (México), 16 octubre (EFE).- Decenas de personas comenzaron a llegar este miércoles al Forense de Iguala, en el sureño estado mexicano de Guerrero, en busca de familiares tras el enfrentamiento en la comunidad de Tepochica que dejó un soldado y 14 civiles armados muertos.

El Servicio Médico Forense (Semefo) de Iguala recibió los cuerpos de los 14 civiles armados para su identificación y, a lo largo del día, algunas personas se acercaron a preguntar por sus hijos, que aseguran que no llegaron a casa tras el enfrentamiento.

En la funeraria El Ángel, que está habilitada como el Semefo de la zona Norte de la entidad, preguntan por la identidad de las víctimas en el Semefo, que en su mayoría son originarios de Guerrero y varios de ellos vivían en Iguala, según las autoridades.

La Fiscalía General del Estado informó que ya fueron identificadas varias personas, sin precisar el número, y también que uno de los vehículos decomisados tenía reporte de robo.

Ya han sido identificados Néstor Arcos Bello, alías “El Oaxaco” y José Mojica, alias “El Pestañas”, señalados como lugartenientes de Pedro Flores Millán, quien es acusado de traición por el grupo criminal Guerreros Unidos, que domina la región.

Asimismo, confirmaron que al menos seis hombres de los que atacaron a los militares huyeron durante la refriega hacia el monte.

Flores Millán es conocido con el apodo de “El Nueve” y se le señala como la persona que quedó al frente de Guerreros Unidos cuando muchos de ellos fueron detenidos por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en septiembre de 2014.

Tras ser excarcelados varios miembros de Guerreros Unidos, en los meses recientes, han buscado retomar el control de Iguala y están en disputa con el grupo de Flores Millán.

Pobladores de Tepochica aseguraron a Efe que se mantuvieron resguardados en sus casas durante la media hora que duró el enfrentamiento de civiles armados y militares mexicanos.

“Estuvo dura la balacera”, dijo a Efe un campesino al relatar que apenas había llegado a su vivienda la tarde de este martes cuando escuchó el inicio del enfrentamiento.

Comentó que los hombres armados y los miembros del Ejército ya se perseguían desde un camino de tierra que llega al poblado desde el Cerro del Tehuehue, donde está la bandera monumental.

Otra versión de un habitante indica que el grupo de civiles armados ya llevaba en las camionetas a dos hombres muertos.

Una pobladora dijo que veía la televisión cuando se desató la balacera y entonces llego a pensar que era parte del programa, sin embargo al prolongarse se percató de lo ocurrido.

Ubicado a 5 kilómetros de Iguala, la actividad educativa y de salud en Tepochica está detenida hasta el jueves, sin embargo el transporte público y la actividad del campo se mantiene con normalidad.

Aunque en calma, los habitantes están a la expectativa de la llegada de automóviles y del escaso operativo de vigilancia que se desplegó en la zona tras el enfrentamiento de este martes.