De acuerdo con medios locales, el hombre, la mujer y el niño que fueron asesinados este sábado en calles de Zapopan serían familiares del cantante Alfredo Olivas.

Ciudad de México, 17 de abril (Zeta/SinEmbargo).– La Fiscalía de Jalisco confirmó el asesinato de una pareja y su hijo menor de edad durante un ataque armado en Zapopan.

De acuerdo con la dependencia, la familia fue agredida al medio día en Periférico Poniente, casi al cruce con la calle 5 de Mayo, mientras viajaba en una camioneta Cadillac Escalade de color negro.

Fotografías difundidas en redes sociales muestran que el vehículo se impactó contra un muro de contención y quedó con impactos de bala en todos los costados.

Según reportes de la prensa local, dentro de la camioneta viajaban otras dos personas, entre ellas una hija de la pareja asesinada y una empleada doméstica.

A la escena del crimen llegaron elementos de la Fiscalía General del Estado de Jalisco y del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Medios locales reportaron que las víctimas del ataque eran familiares del cantante José Alfredo Olivas Rojas, según estas versiones se trataría de su hermano, su cuñada y su sobrino. La oficina de prensa del compositor adelantó que ya preparan mensaje.

Según reportes de los mismos medios locales, el hermano de José Alfredo Olivas ya había sufrido dos atentados. Además, el 28 de febrero del 2015, al cantante le dispararon mientras ofrecía un concierto en Parral, Chihuahua.

José Alfredo Olivas Rojas es un cantante, compositor y acordeonista de los géneros musicales de banda y norteño conocido por sus corridos.

VIOLENCIA EN JALISCO

El crimen ha sacudido en las últimas semanas a Zapopan, el municipio más poblado de la zona metropolitana de Guadalajara, la tercera más grande del país, que atraviesa por una crisis de inseguridad por ser sede del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de los más poderosos del mundo.

Tan solo esta semana la Fiscalía del Jalisco reportó la liberación de siete personas que habían sido privadas de la libertad en la colonia Balcones del Sol de Zapopan, a seis días de haber sido secuestradas por comandos.

Días antes, el 25 de marzo, se reportó la desaparición de cinco miembros de una familia cuando volvían a Jalisco de unas vacaciones en la Ciudad de México.

La familia apareció con vida la semana pasada, pero el caso evidenció la colusión de las autoridades locales con el crimen organizado porque en la desaparición estuvieron involucrados ocho policías municipales, incluidos el comisario y el subcomandante, de Acatic.

–Con información de Zeta y EFE.