El secretario de la Organización del Pueblo Indígena Me’phaa y esposo de la dirigente indígena Obtilia Eugenio, víctima de secuestro en Guerrero, Cuauhtémoc Ramírez, informó que después de cuatro días privada de la libertad con su compañero Hilario Cornelio, la activista  le llamó por teléfono para indicarle que pasara a recogerlos el sábado a las 6 de la mañana a Tierra Colorada y asegura que no hubo un operativo para su rescate, como afirmó el Gobernador Héctor Astudillo.

Cuando Obtilia fue secuestrada ya no contaba con las medidas cautelares otorgadas por el Gobierno. Tenía desconfianza a los elementos de seguridad debido a omisiones y fallas que habían encontrado. Además, las autoridades fueron omisas luego de las amenazas de muerte que la activista recibió desde noviembre pasado.

 Por Zacarías Cervantes

Chilpancingo,Guerrero/Ciudad de México, 18 de febrero (El Sur/SinEmbargo).– El Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, informó el sábado que la activista Obtilia Eugenio Manuel y su acompañante Hilario Cornelio Castro fueron rescatados por elementos de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), por la Fiscalía General de la República, su par estatal y por policías de la entidad luego de estar cuatro días secuestrados.

Pero Cuauhtémoc Ramírez, dirigente de la Organización del Pueblo Indígena Me’phaa (OPIM) a la que pertenecen los dos líderes indígenas, desmintió la versión del mandatarioDijo que no hubo tal operativo. Que a él Obtilia le llamó para informarle que la dejarían libre y que la fuera a recoger al centro de Tierra Colorada, lo que hizo a las 6 de la mañana del sábado.

Tras confirmar la liberación de Obtilia Eugenio e Hilario Cornelio Castro, Cuauhtémoc Ramírez, declaró que está viva de milagro. “Regresó un poco lastimada, no puede caminar bien, pero, por suerte, está bien, por fortuna, está viva”, dijo.

El Gobernador Héctor Astudillo Flores fue el primero en dar la noticia de la liberación de los indígenas; el sábado por la mañana aseguró en su cuenta de twitter que fue mediante una acción realizada en conjunto por la Sedena, FGR México y la Fiscalía de Guerrero.

“El día de hoy, alrededor ‪de las 5:00 horas fueron ubicados los ciudadanos Obtilia Eugenio e Hilario Cornelio en Tierra Colorada, en una acción realizada en conjunto por la Secretaría de la Defensa Nacional, la Fiscalía General de la República y la Fiscalía General del Estado, informó el gobernador Héctor Astudillo Flores”, reiteró la autoridad estatal en un boletín y aseguró: “Ambos activistas se encuentran en perfecto estado de salud y resguardados en su seguridad personal por las instituciones de seguridad”.

También afirmó que los recién liberados estaban bien de salud y protegidos por las corporaciones, versión que fue desmentida por Cuauhtémoc Ramírez en declaraciones a El Sur y después en conferencia de prensa.

El mismo sábado, después de que el también esposo de Obtilia la recogió a ella y a Hilario  a las 6 de la mañana en Tierra Colorada,  acudieron junto con dirigentes sociales a la delegación de la Fiscalía General de la República (FGR) a presentar una denuncia por desaparición forzada.

A las 13 horas del mismo sábado, en la conferencia de prensa, el sobreviviente de la masacre de El Charco, Efrén Cortés Chávez, declaró que la privación de la libertad de Obtilia tenía motivaciones políticas y que pretenden “desterrarla” de la Costa Chica en donde ha jugado un papel decisivo en la defensa de los derechos humanos, de las mujeres y de los indígenas. Así como por su participación en el Concejo Municipal Comunitario de Ayutla, en donde ha denunciado casos de corrupción en la ejecución de obras, en la pasada administración.

Ayer, Cuauhtémoc Ramírez aseguró que Obtilia todavía no está en condiciones emocionales para informar qué pasó durante los cuatro días –de la mañana del martes a la del sábado– que la mantuvieron en cautiverio junto con Hilario Cornelio, dónde la tuvieron, las condiciones y los móviles de la privación de su libertad.

Insistió que Obtilia no fue rescatada por ningún operativo militar ni policiaco como lo informó el Gobernador Astudillo Flores, información que más tarde reiteró el vocero de la Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz, Roberto Álvarez Heredia mediante un boletín informativo.

Tras confirmar la liberación de Obtilia Eugenio e Hilario Cornelio Castro, Cuauhtémoc Ramírez, declaró que está viva de milagro.  Foto: Tomada de Twitter.

El martes pasado, el sacerdote y activista Alejandro Solalinde denunció en su cuenta de Twitter que Obtilia Eugenio e Hilario Cornelio habían sido secuestrados en la carretera de Tierra Colorada a El Ocotito.

Un día después,  Cuauhtémoc Ramírez confirmó la desaparición de su esposa, la presidenta de la OPIM y declaró que la mañana del martes ella venía huyendo de Ayutla rumbo a Chilpancingo porque las amenazas de muerte incrementaron en su contra desde el sábado.

Denunció que Obtilia ya no contaba con las medidas cautelares porque tenía desconfianza a los elementos de seguridad debido a omisiones y fallas con las que se había encontrado.

También denunció la omisión y negligencia de las autoridades estatales, a quienes recurrieron desde que Obtilia comenzó a recibir amenazas de muerte en noviembre pasado. Las intimidaciones habrían venido de la delincuencia organizada y de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) porque querían controlar las obras del municipio de Ayutla, pues Obtilia forma parte de la comisión de obras del Concejo Municipal Comunitario de ese municipio.

La Fiscalía del estado ofreció una recompensa de 2 millones de pesos a quien proporcionara información que permitiera la localización de los dirigentes de la OPIM mientras que integrantes del Concejo Municipal Comunitario de Ayutla y habitantes de ese municipio el jueves recorrieron en caravana la ruta que siguieron Obtilia Eugenio e Hilario Cornelio.

La liberación de Obtilia e Hilario se conoció primero a través del gobernador Héctor Astudillo Flores. A las 7:55 horas del sábado Astudillo Flores publicó en su twitter: “Hoy alrededor de las 5:00 horas fueron ubicados los ciudadanos Obtilia Eugenio e Hilario Cornelio en Tierra Colorada, Guerrero, acción realizada en conjunto por Sedena, FGR México y Fiscalía Gro. Se encuentran bien y protegidos. Mi reconocimiento a estas corporaciones”.

LA LIBERACIÓN DE OBTILIA

Cuauhtémoc Ramírez, confirmó a El Sur la liberación de los activistas después de que lo hizo público el Gobernador, pero afirmó que no fue en un operativo policiaco ni militar, sino que fueron liberados con la condición de que fuera solo a recogerlos a Tierra Colorada a las 6 de la mañana.

En declaraciones telefónicas por la mañana del sábado, y que al medio día fueron ratificadas en conferencia de prensa, informó que desde las 21:00 horas del viernes recibió una llamada telefónica de Obtilia, quien le anunció que serían liberados con la condición de que fuera él solo a recogerlos a las 6 de la mañana del sábado al centro de Tierra Colorada.

Informó que a esa hora los encontró en la calle, junto al zócalo de esa población y posteriormente los trasladó para su resguardo a Chilpancingo. Aseguró que en el trayecto no observó a ningún cuerpo policiaco o militar.

Cuauhtémoc Ramírez, confirmó a El Sur la liberación de los activistas después de que lo hizo público el Gobernador, pero afirmó que no fue en un operativo policiaco ni militar. Foto: Especial vía el El Sur.

Cuauhtémoc Ramírez agradeció la solidaridad de organismos nacionales e internacionales, así como de las personalidades que se solidarizaron y exigieron su liberación.

Tras la declaración de Cuauhtémoc Ramírez por la mañana, el Gobierno del estado envió un segundo boletín en el que insistió: “Se reitera la información, tal y como ha sido informado con oportunidad. Fueron ubicados los dos activistas en un punto y trasladados por las instituciones de seguridad para su resguardo. El Gobernador ha tenido contacto con ellos”.

En un tercer boletín, a través del vocero de la Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz el Gobierno estatal reiteró que “la Policía del Estado participó en el operativo conjunto con el apoyo de Sedena y la participación de Fiscalía General de la República y la Fiscalía General del Estado”.

Asimismo, la Dirección de Comunicación Social convocó a una conferencia de prensa a las 10 de la mañana en Casa Guerrero, “sobre los dos activistas”, pero la conferencia en donde se supone que el gobernador ampliaría la información del de la acción que liberó a los indígenas se canceló de último momento. La directora de Comunicación Erika Luhrs sólo dijo que se suspendía por falta de condiciones.

Antes del medio día de ayer, el Gobernador se reunió en las instalaciones de la FGR con Obtilia e Hilario, en donde habían acudido a presentar la denuncia por desaparición forzada.

Astudillo Flores aprovechó para tomarse la foto y después la publicó en su twitter con el siguiente pie de foto: “He conversado con la concejera de Ayutla, Obtilia Eugenio y con Hilario Cornelio. Están bien de salud y me he puesto a sus órdenes. Acordé con el Gobierno Federal reforzar sus medidas cautelares”.

En la conferencia de prensa, Cuauhtémoc Ramírez, informó que fue el Gobernador quien solicitó platicar con ellos.

“Nos llamó y nos dijo que quería saludarla, yo no podía negarme en correspondencia a que él me recibió el miércoles, cuando le pedí que nos ayudara en este asunto. Es parte de la civilidad política. Así como él me recibió yo también no vi mal que se reuniera con Obtilia”, dijo.

Cuauhtémoc fue acompañado en la conferencia de prensa por el dirigente de la Coordinadora Universitaria, Alfredo Pineda, el ex integrante de la coordinación de los foros de concordia y para la pacificación en Guerrero, Álvaro Urreta, el sobreviviente de la masacre de El Charco, Efrén Cortés, el dirigente de la Dirección Colectiva de Organizaciones Sociales, Campesinas, Estudiantiles y Sindicales, Nicolás Chávez y el integrante del sindicato de Académicos de la UAG, Alberto García.

Informó que no pudieron asistir a la conferencia de prensa porque estaban en revisión médica.

Reconoció que “las instituciones de seguridad hicieron su parte, no sé en qué momento”, pero insistió que él fue solo a recogerlos y que no vio ningún operativo ni en el lugar donde los recogió, ni en el trayecto de regreso.

Informó que el mismo sábado presentaron la denuncia por desaparición forzada. “Los abogados nos recomendaron que se presentara en la delegación de la FGR por las medidas cautelares que tiene de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Coidh) y que tendrían que regresar después para ver lo que procede.

Los dirigentes sociales que acompañaron a Cuauhtémoc Ramírez a la conferencia de prensa, demandaron que el Gobierno federal investigue hasta sus últimas consecuencias la privación de la libertad de Obtilia y de su acompañante y que se castigue a los responsables materiales e intelectuales.

Cortés Chávez dijo que ve que hubo motivaciones políticas y posiblemente una vinculación del crimen organizado con grupos políticos que quieren “desterrar” a Obtilia de la región de la Costa Chica en donde su trabajo ha sido decisivo en la defensa de los derechos humanos, de los indígenas y de las mujeres.

“Vemos que hay venganza, se quiere sacar la voz de denuncia de la compañera de esa zona. Eso lo podemos unir con lo de la Guardia Nacional, el Gobierno federal no quiere voces disidentes que digan que el Ejército secuestra, desaparece y asesina. El Presidente sigue diciendo que los militares son buenos porque son hijos de campesinos”.

Dijo que los dirigentes sociales y activistas como Obtilia no están en contra de que se busque la paz “pero si durante 15 años la militarización no ha podido bajar la inseguridad será muy difícil que lo haga ahora, por eso estamos en contra de que se use a los militares en las tareas de seguridad”.

Agregó que seguramente a eso obedece que no sólo la intervención del Gobierno estatal fue omisa y tardía, sino también el Gobierno federal: “Lo que vemos es que el Gobierno federal, el de Andrés Manuel López Obrador, está permitiendo que en Guerrero se cometan mucha barbarie”, dijo.

Cuchutémoc Ramírez, Hilario Cornelio Castro, Obtilia Eugenio Manuel, Organización del Pueblo Indígena Me’paa, ACTIVISTAS SECUESTRADOS GUERRERO

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EL SUR. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.