Los espacios cerrados sólo se permitirán las actividades individuales; los saunas o baños de vapor permanecerán cerradas; las máquinas deberán garantizar una distancia mínima entre dos metro entre cada una; además, el uso de cubrebocas será obligatorio durante todo el tiempo que permanezcan al interior del local.

Ciudad de México, 18 de agosto (SinEmbargo).- Los gimnasios de la Ciudad de México volverán a abrir sus puertas a partir del lunes 21 de septiembre, pero con modificaciones específicas que los acoplen con las disposiciones del Semáforo Epidemiológico en color naranja, en el que la ciudad se mantendrá una semana más.

José Antonio Peña Merino, titular de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) de la CdMx, explicó que los centros de ejercicio podrán reabrirse para actividades individuales y con un aforo máximo del 30 por ciento de su capacidad.

Las clases que requieran más de una persona en salones cerrados permanecerán cerradas. Además en los espacios cerrados sólo se permitirán las actividades individuales con peso libre o integrado.

Otros sitios cancelados durante la nueva normalidad serán los saunas o baños de vapor, instalaciones con las que cuentan algunos de los gimnasios.

Deberán tener ventilación natural y el mobiliario o máquinas deberán garantizar una distancia mínima entre ellos de dos metros, para que cada usuario no entre en contacto con otros. En el caso de que los equipos no puedan moverse, la administración encargada deberá señalar aquellos que no puedan ser utilizados.

Para los usuarios el uso de cubrebocas será obligatorio al ingresar a las instalaciones y deberán portarlo durante todo el tiempo que permanezcan al interior del local.

Cada persona que asista a los gimnasios deberá hacer cita para sus clases y no podrá permanecer al interior por más de una hora como máximo. Tampoco se debe permitir el uso compartido de botellas de agua.

COVID-19 EN CDMX

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, informó que las hospitalizaciones en la zona metropolitana del Valle de México disminuyeron. “Esta semana tuvimos un ligero decremento, al día de ayer son 3 mil 716 personas hospitalizadas”, mencionó.

Detalló que 2 mil 818 personas están en camas generales y 898 personas entubadas. En la Ciudad de México se contabilizan 2 mil 796 hospitalizaciones y 2 mil 090 en camas generales.

Sobre el porcentaje de positividad de las pruebas que se realizan, que se ubica en 24 por ciento, destacó que es “una reducción lenta pero segura, de 100 pruebas que e hacían en mayo alrededor de 54 por ciento eran positivas, hoy son 24 por ciento”.