El acuerdo del T-MEC pasará al Senado estadounidense para su ratificación; aunque se espera que ésta ocurra en enero de 2020, una vez que dicho recinto desahogue el juicio político contra el Presidente Donald Trump.

Ciudad de México, 19 de diciembre, (SinEmbargo).- La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el tratado comercial entre los tres países de Norteamérica.

La Ley de Implementación del Acuerdo México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) fue aprobado por 385 votos a favor y 41 en contra.

El dictamen recibió el apoyo mayoritario de los demócratas, con 193 votos, y de los republicanos, con 192 votos.

Con ello, el acuerdo del T-MEC pasará al Senado estadounidense para su ratificación; aunque se espera que ésta ocurra en enero de 2020, una vez que dicho recinto desahogue el juicio político contra el Presidente Donald Trump.

El pasado 17 de diciembre, el Comité de Medios y Arbitrio de la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la Ley de Implementación del T-MEC.

El Comité de Medios y Arbitrio también dio su visto bueno a una serie de iniciativas relacionadas al T-MEC, como asistencia a México para la implementación de la Reforma Laboral y la creación de plantas de tratamiento en la frontera entre ambos países.

El acuerdo comercial entre los países norteamericanos ha iniciado su fase de aprobación por parte de los congresos nacionales, luego que los representantes comerciales firmaran una serie de adecuaciones en la Ciudad de México.

El Senado de México aprobó el pasado viernes 13 de diciembre el Protocolo Modificatorio del T-MEC; mientras Estados Unidos ha iniciado dicho proceso. En el caso de Canadá, se espera que la votación ocurra en 2020, una vez que los legisladores vuelvan a sesionar.

VOTACIÓN HISTÓRICA: SEADE

Por su parte, el Subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, destacó que la votación fue histórica en la Cámara de Representantes.

A la par, destacó que el retraso en la ratificación del T-MEC permitió un “mucho mejor tratado” para los tres países.

Para Seade, el T-MEC augurará un mayor compromiso y cumplimiento de ambos partidos en Estados Unidos.

La derogación del tratado anterior, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), fue una de las promesas centrales de la campaña de Trump para ganar los votos obreros en estados como Michigan, Ohio, Wisconsin y Pennsylvania. Y está a punto de cumplirla.

El TLCAN original eliminó casi todos los aranceles sobre productos fabricados y comerciados dentro de Norteamérica. Fue extraordinario porque vinculó a dos países ricos y desarrollados con otro pobre y en desarrollo. Desde entonces, el comercio de Estados Unidos con Canadá y México ha crecido más rápidamente que con casi cualquier otros países.

Desde hace años los demócratas sostienen que el TLCAN ha provocado enormes pérdidas de empleos fabriles en Estados Unidos a medida que las empresas trasladaron la producción a México, donde los salarios son bajos. Durante la campaña primaria, Trump se distinguió de los demás aspirantes republicanos por su retórica anti-TLCAN, y su gobierno negoció la actualización con los otros dos socios.

La Comisión de Comercio Internacional proyectó en abril que el T-MEC hará crecer la economía en 68 mil millones de dólares y 176.000 empleos en los próximos seis años.

-Con información de AP.