Alfredo Higuera Bernal, titular de la Oficina de Investigación del caso Iguala, informó que a través de tecnología láser, utilizada para geología, se localizaron 40 sitios con posibles indicios de inhumación, en los que buscará a los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos hace casi dos años.

Padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos exigen la renuncia de Peña Nieto. Foto: Octavio Rivera, SinEmbargo

Padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos exigen la renuncia de Peña Nieto. Foto: Octavio Rivera, SinEmbargo

Ciudad de México, 20 de septiembre (SinEmbargo).- La Procuraduría General de la República (PGR) aseguró haber detectado más de 40 nuevos sitios en las inmediaciones de los municipios de Iguala y Cocula, con posibles restos humanos, en los que buscará a los 43 normalistas desaparecidos de la normal rural de Ayotzinapa, Isidro Burgos.

Alfredo Higuera Bernal, titular de la Oficina de Investigación del caso Iguala, informó que a través de tecnología láser, utilizada en geología para determinar la presión del suelo, se localizaron dichos predios:

“La tecnología, denominada Lider, que del producto de las imágenes captadas hasta hoy, se ha hecho la interpretación de las mismas y tenemos ya una buena cantidad de lugares identificados como posibles de inhumación, y para eso es necesario seguir tabajando juntos con las familias”, dijo Higuera Bernal.

El titular de la Oficina de Investigación del caso Iguala dijo que es prioritario restablecer el diálogo con los padres de los desaparecidos, para informarles de los avances y hallazgos de la dependencia.

 

El funcionario señaló que de julio a la fecha han declarado mandos policiales, presidentes municipales y autoridades de diferentes niveles de Gobierno.

Por la mañana, padres de los 43 estudiantes junto con un grupo de estudiantes normalistas de Ayotzinapa tomaron la caseta de peaje de Palo Blanco en la Autopista del Sol. Los manifestantes tomó el lugar para evitar el cobro a los automovilistas, a quienes les permitieron el paso libre

El pasado 10 de septiembre, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunció el inicio de la implementación del nuevo mecanismo de seguimiento especial creado para el caso de la desaparición y asesinato de 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa, en el sur de México.