México

México dejó de hacer 766 mil autos por falta de chips. Plan con EU busca remediarlo

20/09/2022 - 10:15 pm

Durante 2021 y 2022, en México se han dejado de fabricar 766 mil vehículos por la crisis de semiconductores derivada de la pandemia, por lo que la cofabricación de estos insumos electrónicos con el socio Estados Unidos dará “una pauta” para disminuir la dependencia hacia Asia en este sector, destacó la industria automotriz.

Ciudad de México, 20 de septiembre (SinEmbargo).– El Secretario de Estado estadounidense Antony Blinken y la Secretaria de Comercio Gina Raimondo invitaron al Gobierno de México a sumarse a la inversión de 52 mil millones de dólares de la Ley Chips para la producción de semiconductores, microcomponentes cuyo prolongado desabasto desde Asia por la pandemia impactó al sector automotriz y causó el paro de varias plantas de General Motors, Nissan, VW y Ford.

De enero a septiembre dejaron de fabricarse en México 162 mil 917 unidades por falta de semiconductores, un 72 por ciento de menor afectación respecto a los 603 mil 329 no producidos durante el año pasado y se registra un promedio de dos meses de espera para entrega de unidades a los compradores sobre todo los híbridos, de acuerdo con representantes de la industria.

Pero estiman que el problema continuará al menos hasta el primer cuarto de 2023 hasta que las plantas de semiconductores de Intel o Samsung que se construyen en Estados Unidos comiencen a operar.

“La oportunidad para México creo no es solamente con respecto a fábricas, sino también en empaquetado, ensamblaje. Ahora China y Taiwán tienen 60 industrias de empaquetado de semiconductores de 600 mil millones de dólares y en América del Norte son 3 mil mdd, hay muchísima capacidad para crecer solamente en la cadena de suministro de semiconductores”, dijo la Secretaria de Comercio Gina Raimondo durante la rueda de prensa.

Los secretarios Antony Blinken y Gina Raimondo con el Canciller Marcelo Ebrard y la Secretaria Tatiana Clouthier. Foto: Twitter Antony Blinken.

En entrevista, Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), expuso que la falta de proveedores de semiconductores en China, Taiwán y Corea por la pandemia demostró que “Norteamérica, la región más afectada con 2 millones y medio de autos sin fabricar en 2021, está muy expuesta a la dependencia de la manufactura de Asia”.  Pero resaltó que este anuncio “da una pauta para disminuir esta dependencia”.

Al término del diálogo económico binacional, el Canciller Marcelo Ebrard Causabón celebró que la invitación a participar en el impulso de los semiconductores en la región “es una puerta enorme que se abre para México de desarrollo, de crecimiento económico, miles de empleos”.

Esta semana los secretarios Blinken y Raimondo visitaron una fábrica de semiconductores en Indiana, Estados Unidos, y la siguiente semana Mónica Duhem, titular de la Unidad de Inteligencia Económica Global, viajará a Palo Alto para reforzar el desarrollo de la fuerza laboral técnica para fabricar semiconductores.

“La fabricación de semiconductores es un proceso complejo que requiere de diferentes etapas”, explicó Rosales de la AMDA. “Esta decisión que se toma en EU de impulsar la manufactura de semiconductores da la posibilidad de que en México se instalen las etapas que requieren de mayor densidad de mano de obra como el estampado final, en el cual se inserta la codificación específica del microprocesador de acuerdo con las especificaciones y funciones que prestará”.

La Secretaría de Economía lleva un año trabajando en el tema de escasez de semiconductores. Foto: Twitter Tatiana Clouthier.

El problema del suministro de microchips y sensores se originó por un desequilibrio entre el regreso de la demanda de automóviles por la recuperación económica posCOVID-19 y la capacidad de producción de las fábricas de Taiwán, Corea y China, que en 2020 se enfocaron en abastecer a la industria de telecomunicaciones con celulares, videojuegos, computadoras o electrodomésticos solicitados por el home office, las clases virtuales y el entretenimiento en casa.

En la conferencia por el diálogo económico, la Secretaria Tatiana Clouthier destacó que llevan un año en colaboración con Estados Unidos, destino del 78 por ciento de la exportación automotriz mexicana, para la cofabricación de estos insumos electrónicos, clave para la industria automotriz que genera cinco millones de empleos directos e indirectos. El área de autopartes tiene más de 875 mil puestos directos registrados este 2022.

Por su parte, los secretarios Antony Blinken y Gina Raimondo abundaron en que la Ley Chip y Ciencia aprobada por el Congreso estadounidense es un fondo de 52 mil mdd para que empresas inviertan desde la primera mitad de 2023 en “una cadena de suministro mucho más resiliente” para semiconductores que ya contempla el trabajo con Intel y Skywater para investigación, diseño, ensamblaje, y fabricación.

RUMBO A LA ELECTROMOVILIDAD

La otra invitación de Estados Unidos fue fortalecer la ruta hacia la electromovilidad. En México, se comercializaron 23 mil 026 vehículos eléctricos e híbridos a junio de 2022 y hay mil 189 estaciones de recarga con 2 mil 193 conectores, particularmente en CDMX, Jalisco y Nuevo León, de acuerdo con datos del Registro Nacional de Electrolineras. Pero la industria automotriz advierte que aún tomará tiempo la fabricación de baterías de litio y la instalación de más electrolineras en carreteras en coordinación con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“El tema del litio, al igual que el de semiconductores, va a llevar tiempo. La empresa Litio MX se acaba de constituir, todavía no inicia operaciones, entonces no esperemos un resultado inmediato”, dijo hace unos días Fausto Cuevas de la AMIA durante la presentación de resultados de agosto. “Nuestro interés es la cadena de valor completa, desde la fabricación de partes y componentes, hasta la fabricación de vehículos”.

Cuevas recordó que, más allá de LitioMX, la estadounidense General Motors anunció una inversión de mil millones de dólares en su planta de Ramos Arizpe, Coahuila, para la fabricación de vehículos eléctricos “y algunas otras marcas han levantado la mano para anunciar que están proyectando invertir”.

Para la AMIA, se necesita todavía una mayor apuesta para lograr precios más competitivos, acompañados de incentivos, un marco regulatorio y políticas públicas que estimulen la innovación y uso. Ya hay algunos incentivos como el descuento de 20 por ciento en vialidades con peaje como los segundos pisos de CDMX y Edomex; tarifa preferencial de electricidad para estaciones de recarga domiciliaria; exención de pagos del impuesto sobre automóviles nuevos (ISAN) y del impuesto a la tenencia en los estados en donde existe; así como la deducibilidad de hasta 250 mil pesos para personas morales.

En contraste, la Red Mexicana de Afectadxs por la Minería (REMA) expresó que los hidrocarburos ahora serán reemplazados por la minería y, en especial, por el litio principalmente para la fabricación de baterías para “vehículos sustentables” y calificó de “alarmante” el nombramiento del Gobernador de Sonora, Alfonso Durazo, como el Coordinador de LitioMx donde estará ubicada la sede de la paraestatal, quien en 2020 fue el encargado de la creación de la policía minera “con el fin de proteger los intereses de las grandes empresas del sector, mientras era titular de la Secretaría de Seguridad”.

RECUPERACIÓN DEL SECTOR HASTA 2024 

La semana pasada, la industria automotriz reportó los resultados de producción y exportación de autos ligeros y de autopartes, indicadores que han registrado una recuperación “más alentadora” tras la histórica caída a inicios de 2020 por la pandemia que frenó fábricas y adquisiciones, pero que no se encontrará la luz al final del túnel hasta 2024.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) informó que, por el aumento en el suministro de semiconductores, de enero a agosto la producción de vehículos ligeros se incrementó un 7.9 por ciento (2 millones 238 mil unidades) y las exportaciones crecieron un 2.4 por ciento (1 millón 863 unidades) frente a 2021, pero aún están un 15 y 20 por ciento por debajo del registro prepandemia.

“En los dos últimos meses el registro de producción y exportación muestra una tendencia positiva, lo cual es bueno. Pareciera enmarcar un escenario más optimista hacia adelante, sin embargo, nuestra expectativa sigue siendo que habrá una recuperación lenta; no esperamos regresar a los niveles prepandemia sino hasta finales de 2024”, comentó Fausto Cuevas, de la AMIA, considerando que deben esperar a que la inversión en fábricas de semiconductores en EU eche frutos.

La producción de automóviles en México comienza una tendencia al alza. Foto: Rogelio Morales, Cuatoscuro.

Alberto Bustamante, director del Industria Nacional de Autopartes (INA), pronosticó que cerrarán el año con 104 mil millones de dólares en producción de autopartes, un 9 por ciento más que en 2021, y para 2023 estiman superar los 107 mil millones de dólares, “una cifra que supera la de prepandemia, buenas noticias para la industria de autopartes mexicana”.

De enero a junio, México produjo 52 mil 477 millones de dólares, 9.7 por ciento más que en el mismo periodo de 2021, y Estados Unidos produjo 128 mil 663 millones de dólares, 11.93 por ciento más que el año pasado, destacó Bustamante.

Dulce Olvera
Reportera de temas de crisis climática, derechos humanos y economía. Egresada de la FCPyS de la UNAM.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas