La nueva proyección de banco se difunde después de ajustes al alza de organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ahora estima una subida de 5 por ciento del PIB para 2021 frente a una expectativa previa de 4.3 por ciento.

Ciudad de México, 21 de abril (EFE).– El BBVA previó este miércoles un crecimiento de 4.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2021, una proyección “con sesgo al alza” frente a su pronóstico previo de 3.2 por ciento.

“Esto habla de una recuperación mayor a la que pensábamos nosotros y en la que pensaba todo el mercado y los organismos multilaterales”, expresó Carlos Serrano, economista jefe de BBVA México al presentar el “Informe Situación México”.

El repunte ocurriría tras la contracción histórica de 8.2 por ciento que tuvo México en 2020 por la crisis de la COVID-19, que ha dejado más de 2.3 millones de casos y 213 mil decesos confirmados en el país, el tercero del mundo con más muertes.

BBVA previó un repunte trimestral de 0.2 por ciento del PIB de enero a marzo de 2021, aunque ajustó a 2.8 por ciento su pronóstico para 2022, menor a su estimación previa de 3.8 por ciento.

Por ello, Serrano apuntó que México no recuperará el nivel económico que tenía antes de la pandemia hasta finales de 2022 o principios de 2023.

“Hay que ser cautos, todavía estamos hablando de una recuperación incompleta”, advirtió.

La nueva proyección del BBVA se difunde después de ajustes al alza de organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ahora estima una subida de 5 por ciento del PIB para 2021 frente a una expectativa previa de 4.3 por ciento.

En tanto, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) contempla un crecimiento de 5.3 por ciento del PIB para 2021.

El economista jefe del banco explicó las mejores perspectivas por la política económica de Estados Unidos, que impulsará las exportaciones mexicanas, y por la campaña de vacunación en México.

El informe también contempló una inflación de 4.2 por ciento al cierre de 2021, frente al pronóstico previo de 3.5 por ciento.

Asimismo, previó un tipo de cambio de 19.7 pesos mexicanos por dólar estadounidense ante una estimación anterior de 19.2.

Además, señaló que la deuda pública como porcentaje del PIB alcanzará el 51.3 por ciento en 2021 tras terminar en 52.3 por ciento en 2020.

Como factores de negativos, el economista de BBVA enunció que México aún tiene 588 mil empleos formales menos que los 20.6 millones que había en febrero de 2020 registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En particular, alertó por el nivel de inversión fija bruta, que está 17 por ciento por debajo de enero de 2019.

“Lo que está afectando a la inversión es una serie de políticas públicas que crean problemas de inconsistencia temporal y de incertidumbre que resultan en menores niveles de inversión”, manifestó.

Como aspectos positivos, el banco destacó que el consumo ya está 4.7 por ciento por encima de los niveles de marzo de 2020, según su propio indicador.

“Un factor esperanzador es que los sectores que habían estados más rezagados, como son hoteles y restaurantes, que habían tenido desde que empezó la pandemia tasas negativas de crecimiento anual, ahora están teniendo crecimientos muy elevados”, dijo Serrano.