Marcha en memoria de los niños fallecidos en la Guardería ABC, 2012. Foto: Cuartoscuro

Marcha en memoria de los niños fallecidos en la Guardería ABC, 2012. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 21 de mayo (SinEmbargo).- A casi cuatro años de la tragedia en la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, donde murieron 49 niños, los padres de los menores siguen exigiendo justicia para sus menores. Con una nueva línea de investigación que apunta a que el incendio fue provocado y la exhibición de un documental sobre la tragedia en la Ciudad de México, los papás de Manos Unidas por Nuestros Hijos recuerdan lo que sucedió en 2009.

Ayer, un grupo de padres de los niños que fallecieron en la estancia infantil aseguraron que la Procuraduría General de la República (PGR) investiga la posibilidad de que el siniestro fue provocado por funcionarios cercanos al ex Gobernador Eduardo Bours Castelo para destruir documentación relacionada con la deuda de 10 mil millones de pesos del programa Plan Sonora Proyecta.

Ofelia Vázquez Ruelas, madre de uno de los niños, dijo que existen pruebas y un testigo que vio ese día en el almacén de la Secretaría de Hacienda, contiguo a las instalaciones de la ABC, a tres hombres comandados por Carlos Andrés López Meza, quien era chofer y guardaespaldas de Juan Carlos Lam Félix, secretario Técnico de Bours Castelo. “Estas personas presuntamente prendieron fuego al lugar para desaparecer los papeles”, dijo.

La madre del niño Germán Paul, muerto en el incendio, reveló que dos meses después de la tragedia, Carlos Andrés López Meza fue ejecutado en Sonora con nueve impactos de bala.

“A decir de la viuda no se ha dado a conocer el resultado de la investigación, seguramente dice, porque no se ha investigado nada”, dijo.

Ofelia Vázquez indicó que la PGR tiene los datos y pruebas necesarias para dar curso a esta nueva línea de investigación desde hace un mes.

“Es una persona no podemos decir su identidad, pero esta persona presenció que estos cuatro hombres estaban fuera de las instalaciones de la bodega y se percató de que iba a ocurrir una tragedia. La PRG ya tiene sus datos desde el 17 de abril”, subrayó.

La mujer agregó que esperarán por el desahogo de pruebas y por la justicia “sin que hagan alarde de sus poderes porque ha habido muchos amparos y exoneraciones de los parientes de Margarita Zavala Gómez del Campo, ex primera dama y esposa de Felipe Calderón”, dijo.

Ofelia se refirió a los dueños de la guardería del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quienes se pasean por Hermosillo con libertad; asisten a eventos sociales, frecuentan los centros comerciales los fines de semana y hacen una vida normal como cualquier hermosillense: Gildardo Urquídes Serrano, Sandra Lucía Téllez Nieves, María Fernanda Camou Guillot, Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo y Antonio Salido.

Los padres de Manos Unidas por Nuestros Hijos dijeron que aunque esta línea de investigación se compruebe, continuarán exigiendo castigo para todos los involucrados en el funcionamiento de la ABC, desde los dueños, hasta todos los funcionarios estatales y federales que avalaron los permisos de funcionamiento.

“LO QUE QUEREMOS ES QUE SE OLVIDE”

Desde aquel 5 de junio de 2009 a la fecha que dejó 49 niños muertos y más de 50 lesionados, algunos con quemaduras de tercer grado en la mayor parte de su cuerpo, poco se ha hecho. Los papás con impotencia han visto pasear a los dueños de la guardería por Hermosillo en total impunidad e ir y venir de compras a Estados Unidos con total libertad.

Sin embargo la tragedia de Hermosillo recorrió el mundo y el periodista y realizador Pedro Ultreres –creador del conocido documental La Bestia que presenta la ruta de la muerte que tiene que recorrer el migrante centroamericano a través de las vías del tren- se interesó en el caso ABC y decidió mudarse de Nueva York a Hermosillo para llevar a la pantalla la historia de aquellos niños.

El periodista costeó de su bolsillo la producción y se enfrentó a la falta de recursos en un primero momento, situación que sorteó gracias a los apoyos en especie que recibió para permanecer en Hermosillo durante seis meses y después para la edición del documental.

Pero no fue la situación económica su mayor obstáculo. Pedro Ultreres fue intimidado por autoridades municipales a través de mensajes anónimos en Hermosillo.

“La policía trató de sacarme en un par de ocasiones cuando estuve filmando afuera de la guardería. Me decían que no tenía derecho de estar ahí ‘tenemos órdenes expresas de nuestro jefe de que te saquemos de aquí’, me decían y uno de los policías me dijo: ‘si se dan cuenta los medios locales que un periodista de Nueva York viene a moverle a lo de la guardería se va armar otra vez el escándalo y lo que queremos es que se olvide’ y a mí me molestó muchísimo”, narró Ultreres.

En otra ocasión el periodista fue intimidado a través de notas que le dejaron en su vehículo con la advertencia: “Mucho cuidado con lo que haces, sabemos dónde estás”, reveló.

“Había una camioneta de color blanco que me seguía constantemente. Al principio sentí mucho miedo y traté de cambiarme de casa o auto por dos o tres días, pero me di cuenta que realmente no querían matarme, que querían intimidarme, porque Hermosillo es pequeño, todos sabían mi ubicación”, dijo.

Pedro decidió quedarse y continuar. Su trabajo se plasmó en una cinta de hora y media de duración que cuenta la tragedia de los 49 niños muertos a través de dos historias.

El documental se estrenó el 12 de noviembre de 2012 en el Festival de Cine de Manhattan donde obtuvo un reconocimiento por difundir la justicia social.

Ayer la realización fue presentada por primera vez en México, primero a la prensa nacional en el Museo Memoria y Tolerancia y más tarde en una exclusiva función para invitados especiales en la Cineteca Nacional lugar donde se quedará durante dos semanas y se exhibirá a partir de este viernes al público en general.

A pesar de que Pedro envió la cinta a diversos festivales de cine mexicanos, como el de Morelia y el de Guadalajara, no fue aceptado.

“En ningún festival nacional fue aceptado. Lo enviamos a Morelia, Guadalajara y a los festivales de Sonora; uno de Hermosillo y otro de Álamos. Simplemente en la lista de la selecciones no decían nada”, dijo.

En México el documental está en espera de que algunas cadenas comerciales de cine decidan si lo presentan o no en sus salas. Mientras tanto, la historia de la guardería ABC se proyecta en la Cineteca Nacional.