En las próximas semanas, Morena definirá a su candidato para la capital en 2018. Hay claramente tres tiradores por ese partido: Ricardo Monreal Ávila es uno, Claudia Sheinbaum Pardo y Martí Batres Guadarrama son los otros dos.

Ricardo Monreal sostiene en esta entrevista que los resultados favorecerán a su partido y que el PRD “sabe que no le va a dar, que no va a resultar competitivo”, porque buscará aliarse hasta con el PRI.

“Hay quienes afirman que voy ir a construir una alianza opositora contra Morena […], y que me han solicitado aceptarla, no es así”, destaca el ahora titular de la Delegación Cuauhtémoc. Experimentado en negociaciones políticas, Monreal Ávila afirma que prefiere “no participar a traicionar” el proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

ADEMÁS

Ciudad de México, 21 de junio (SinEmbargo).– Ricardo Monreal Ávila es parte de la triada del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) que aspira a la candidatura para Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Monreal Ávila es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), y también maestro y doctor  en leyes por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ha sido Diputado federal y Senador en varias ocasiones. Hoy es titular de la Delegación Cuauhtémoc y busca convertirse en el próximo gobernante de la capital del país, que por más de 20 años ha estado en poder del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El político nacido en Zacatecas dice que “sin favoritismo” y “reglas claras” va a ganar a la buena: primero la candidatura y luego el cargo de Jefe de Gobierno. Sin embargo, asegura, no será fácil que la contienda interna; incluso, considera, será más difícil que la que tendría que encarar con los otros partidos.

Pese a esta seguridad, sostiene que en caso de que no fuera elegido candidato no buscaría otro partido ni tampoco se lanzará como independiente.

“No voy a traicionar a Andrés Manuel López Obrador”, dice ante las versiones de que el PRD desde ahora ya le guiña un ojo.

El escenario actual, afirma, le da el triunfo a su partido, aunque “no hay que confiarse”. Y también pronostica que el PRD buscará una “alianza amplia en la Ciudad de México con el PAN, con el Partido Verde o incluso con el PRI si es necesario”.

En entrevista con SinEmbargo, Monreal Ávila hace también un balance de la administración de Miguel Ángel Mancera Espinosa, habla sobre sus principales preocupaciones por la Ciudad de México y su futuro político, sea o no el abanderado de Morena.

Ricardo Monreal: Ni como independiente, ni con el PRD. Sólo con Morena. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

–Llegó la hora para la Ciudad de México, el mayor duelo entre partidos está por suceder ¿Usted está listo?

–Estamos listos para competir internamente y constitucionalmente […]. La competencia va ser más difícil de manera interna que de manera externa. Morena es una revelación, apenas tiene de existencia tres años y se convirtió ya en el partido más golpeado, pero también en el más votado. Aquí en la Ciudad de México es impresionante: las encuestas colocan a Morena cuando menos con el 20 por ciento de distancia frente al segundo lugar, esto hace más atractiva y más álgida la competencia entre los aspirantes. Hasta este momento hay tres inscritos, pero no hay duda ni sorpresa de que pueden inscribirse más, porque más importa la contienda interna que la constitucional. Se da por hecho que no debería de ser así, que quien sea candidato de Morena será el seguro Jefe de Gobierno, no debería de ser así, pero así está la percepción en la Ciudad de México.

–¿Va a haber piso parejo para los aspirantes de Morena?

–Hasta ahora sí está el piso parejo, porque no se ha observado que haya una intervención indebida de una personalidad dentro del partido y creo que así debería de ser. Nosotros tenemos que hacer muy rápido el proceso para evitar divisiones, enconos, confrontación entre militantes, eso no sería conveniente. No sería tampoco conveniente que saliéramos fracturados cada uno por su lado porque la Ciudad de México le puede representar a Andrés Manuel López Obrador una cantidad de votos importante […]. Yo espero que sí, que no haya favoritismos, que se fijen reglas claras porque si no hay favoritismo y [hay] reglas claras, voy a ganar a la buena, al interior de Morena y después en la constitucional sin duda. Tengo mucha confianza de que así será […].

-¿Cree que entrará la mano del Gobierno de la Ciudad de México en apoyo al PRD?

–Yo espero que no. No espero tampoco que nos traten con flores, siendo una contienda política habrá descalificaciones, golpes, incluso hasta internamente haya guerra sucia. No es una cosa fácil contender por una Jefatura de Gobierno, pero el Gobierno de la ciudad ha tenido hasta ahora sus dificultades y tiene suficiente con elegir a su candidato o construir su alianza, por lo que Morena espera caminar sin incidentes y contratiempos frente al Gobierno actual.

–¿Por qué usted es mejor candidato que Claudia Sheinbaum o que Martí Batres? ¿Qué lo hace mejor?

–Yo diría que los tres pueden ser buenos jefes de gobierno […]. Martí es un dirigente extraordinario, es un dirigente social que tiene aceptación entre la población y ha ocupado diferentes puestos. Claudia Sheinbaum es una investigadora de la UNAM, de las mejores […], es una mujer incorruptible, una mujer de talento y de prestigio. Lo que yo he dicho es que no habrá de mi parte ninguna pelea. No voy a traicionar a Andrés Manuel López Obrador, no tengo Plan B, estoy con un sólo plan, Plan A, ser candidato de Morena en su momento y gobernar la ciudad con Morena. Está muy claro que no es una decisión personal, no es el cargo per se, por una actitud de poder desmedido, no me va la vida en eso. Lo que sí creo es que Andrés debe ser Presidente y voy a contribuir desde mi modesta contribución a que así se cristalice.

–En definitiva, ¿ni como independiente ni con el PRD?

–No porque yo estoy muy claro. Estoy luchando dentro de Morena. Hay quienes afirman que voy ir a construir una alianza opositora contra Morena […], y que me han solicitado pueda aceptarla, no es así. Tengo amigos y conocidos y converso con todos los partidos, no los voy a descalificar pero yo estoy en el proceso de ser candidato de Morena, no tengo otro Plan B, otra alternativa de participación política. Por eso prefiero no participar que traicionar a Morena.

– ¿Si no gana la contienda interna qué sigue para Ricardo Monreal?

–Voy a ayudarle a Andrés Manuel, ya sin cargo alguno. Quiero aportar lo que pueda hacer: mi experiencia y mi capacidad de movilización aunque yo no sea nada. Soy maestro universitario, tengo posibilidades de regresar a la academia, escribo tanto en varios medios de comunicación, también escribo, tengo 15 libros […] Tengo muchas cosas por hacer, no me voy a suicidar si no soy Jefe de Gobierno, ni tampoco se me va la vida.

–Hágale al brujo: dígame cuántos votos por uno va a quedar arriba Morena del PRD…

–Mi punto de vista y mi análisis es que el PRD sabe que no le va a dar, que no va a resultar competitivo frente a Morena y mi pronóstico o mi análisis dice que el PRD va a buscar una alianza. Si el PRD fuera muy fuerte por sí, se enfrentaría solo a Morena. No lo creo, creo que el PRD va a buscar una alianza amplia en la Ciudad de México con el PAN, con el Partido Verde o incluso con el PRI si es necesario. Es decir, es tan fuerte Morena que lo va a enfrentar una alianza opositora casi total […]. Por eso yo diría que no hay que confiarse.

–¿Y usted cómo ve ese tipo de alianzas?

–Me parece que en la democracia todo se vale, sin embargo, diría que aparentemente son contradictorios porque son plataformas ideológicas, programas de acción totalmente contrastantes, pero la coyuntura política los une. Las alianzas no han servido hasta ahora para gobernar, sirven para ganar una elección pero en el ejercicio del gobierno se desdibujan los principios y eso no lo quiere la gente.

El PRD buscará aliarse hasta con el PRI para frenar a Morena: Monreal. Foto: Cri Rodríguez, SInEmbargo

–Dígame tres cosas que Mancera hizo mal.

Los adversarios políticos le dirían mucho más, pero yo digo más bien cuestionadas, aunque no sé si sean malas, porque pueden –resultar buenas en el sentido financiero o recaudatorio y malas para la población. Pueden ser el aumento a las tarifas del transporte público, el tema de las fotomultas y el tema de los parquímetros. Diría yo también otros temas como medio ambiente y ecología que siempre le duelen mucho a los que vivimos en la Ciudad.

–Acéptele a Mancera tres cosas que hizo bien.

–Yo creo que la infraestructura en distintas partes fue buena; la Constitución, sin duda, uno de los aciertos es la de haber pugnado por la Constitución y las leyes reglamentarias, y el estilo, que es sobrio, creo que eso también le ayudó.

–¿Con todo y el acercamiento con el Gobierno federal?

–Creo que pudo haberse alejado prudentemente, sin confrontarse. Creo que al ser una ciudad de izquierda, el acercamiento muy constante, frecuente con voceros de Gobierno federal, incluidos el Presidente y el Secretario de Gobernación, un sector de la población no lo ve bien lo cuestiona, esta es una ciudad de izquierda que espera que sus políticas progresistas se diferencien de las políticas públicas del Gobierno federal. También me sucede en lo personal, no crean que estoy alejado; es decir, el hecho de tener yo la relación institucional con Mancera, por extensión a mí también se me critica porque quisieran ver un jefe delegacional confrontado con el Jefe de Gobierno. He dicho yo siempre que es tan débil la conducción de las jefaturas delegacionales que si no tienes una relación  institucional se te dificulta gobernar tu demarcación territorial, por eso es la relación institucional de respeto, cooperación y colaboración.

López Obrador y Monreal Ávila en el cierre de campaña durante su campaña para Delegado de Cuauhtémoc. Foto: Cuartoscuro

–¿Cuál es la problemática más grande de la Ciudad de México?

–Yo les diría tres fundamentalmente: la seguridad pública. Lamentablemente otra que yo estoy sintiendo palpando y sintiendo es la movilidad, implica transporte público, uso de automóvil privado, contingencias, medio ambiente y calidad del aire. Y el tercer problema es el agua […], frente a la escasez de nuevas fuentes de abastecimiento de agua se va a tornar crítica la situación en los próximos años si no se hace algo, y frente a la falta de infraestructura y reposición de tubos de conducción de agua que están desperdiciando entre el 40 y 50 por ciento del agua que se consume en la ciudad.

–¿Que va a hacer Monreal en materia de violencia e inseguridad?

–Se tienen que revisar tres aspectos en materia de violencia en inseguridad: el nuevo modelo penal acusatorio, las condiciones de vida de la sociedad y la falta de oportunidades y empleos. No puede concebirse sólo desde el punto de vista coercitivo y represivo el que se estén aumentando las escenas de violencia. Sí se puede atenuar con prevención, con empleo no precario, con medidas de tipo social, las que implican el empleo, la educación y la salud.

– ¿Y sobre la contaminación?

Voy a ir desincentivando el uso del automóvil privado. La única manera de limpiar el aire es con políticas públicas serias. El tema del transporte público es clave, el uso del transporte público es el mejor antídoto contra el uso indiscriminado y abusivo del transporte particular […].

– Ustedes están seguros de que Andrés Manuel López Obrador va a ganar la Presidencia ¿Si no fuera así le daría la mano a quien ocupara ese puesto?

Yo estoy seguro que sí. que Andrés Manuel va a ser Presidente de la República. [En un caso adverso] tendría una relación institucional, nunca dejaría de serlo, pero sería cuidadoso, ponderado y discreto para no ofender a la Ciudad de México.