La nueva titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) anunció las acciones que tomará su administración, las cuales respetarán el principio de austeridad y se centrarán en acelerar los procesos de atención a víctimas, muestra de ello es que iniciarán las revisiones de los archivos de quejas rezagados.

Ciudad de México, 21 de noviembre (SinEmbargo).– María del Rosario Piedra Ibarra, presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), aseguró que su elección fue legal y que su administración se dedicará a defender a las víctimas.

“No he mentido, he cumplido con los requisitos que la Ley exigía para aspirar al cargo que hoy ocupo. Mi elección fue absolutamente legal y con la Ley en la mano defenderé a las víctimas“, dijo en conferencia de prensa.

La defensora de los derechos humanos aseguró que esperará la resolución de los recursos que se han interpuesto en contra de su nombramiento.

“Respeto a quienes disienten de mi nombramiento y estaré pendiente de la definición de sus recursos”, continuó.

Rosario Piedra anunció las acciones que tomará su administración, las cuales respetarán el principio de austeridad y se centrarán en acelerar los procesos de atención a víctimas, muestra de ello es que iniciarán las revisiones de los archivos de quejas rezagados.

“Hoy regresamos la Comisión al pueblo de México, la sacamos de las oficinas para darla a quien la necesita. Será, en los hechos, la defensoría del pueblo”, indicó.

En materia de austeridad, dijo que ningún servidor público de la CNDH ganará más que el Presidente, y cuando el el Presupuesto de Egresos de 2020 esté aprobado emitirá un Manual de Percepciones que incluirá la reducción de su sueldo como Presidenta, así como el de los mandos de los primeros seis grupos del tabulador de sueldos.

“Se reducirán un ahorro del 30 por ciento del gasto actual para darlo al área de quejas y atención a víctimas”, adelantó.

Piedra Ibarra rindió protesta como Comisionada el pasado 12 de noviembre, lo hizo entre abucheos y reclamos de la oposición en el Senado de la República.

También dijo que mantendrá un diálogo abierto con las personas defensoras y buscará facilitar los procesos para las víctimas porque las entiende.

“Yo soy una víctima y he estado en lucha por 40 años, sé lo difícil que es luchar contra la corrupción, por eso llamó a las personas que quieran sumarse a la defensa de los derechos a acercarse”, mencionó.

“Me siento muy orgullosa al asumir este cargo, tengo el respaldo de víctimas, colectivos, organizaciones civiles que han luchado por años porque se respeten sus derechos, de ambientalistas, incluso periodistas”, aseguró.

Al ser cuestionada negó llamar a la prensa chayoteros y afirmó que mantendrá el diálogo con los medios de comunicación.

Narró que en sus primeras visitas a las instalaciones de la CNDH se percató de que en algunos espacios no hay personal y criticó otros “hasta ostentosos”, por lo que una de sus propuestas es colocar módulos itinerantes en distintos estados para “no estar incrustados en edificios lujosísimos y sí con la gente”.

Al hacer un balance de los derechos humanos en el país opinó que “hay una crisis humanitaria porque las víctimas carecen de justicia”. Y reconoció que una de las fallas de la CNDH fue que sólo emitían recomendaciones, por lo que se comprometió a buscar los instrumentos jurídicos para que éstas tengan más incidencia.

Rosario Ibarra no se pronunció en contra de la negativa del Presidente a las críticas del activista Javier Sicilia, y dijo que ella sí recibiría al defensor si acerca a la Comisión. “Yo voy a recibir al señor Sicilia si se acerca, yo voy a recibir a todo luchador social, activista o a todo aquel que quiera o que ha considerado que se violentaron sus derechos”.

LAS ACCIONES INMEDIATAS

Rosario Ibarra ofreció su primera conferencia de prensa como titular de la CNDH con una foto colgada en su cuello a manera de collar de Jesús Piedra Ibarra, su hermano, quien desde 1974 fue desaparecido luego de ser acusado de pertenecer a la Liga Comunista 23 de Septiembre.

La dirigente adelantó que ordenó la implementación de una serie de medidas y 10 acciones urgentes bajo las que se deberá regir el organismo defensor de los derechos.

Entre las acciones urgentes está el ajustar el procedimiento de quejas, pues actualmente tardan entre 3 y 5 días en ser turnadas. En ese sentido se comprometió a revisar la integración de quejas, pues, criticó, “la falta de criterios de calificación, integración y conclusión de expedientes de quejas propician el desechamiento y remisión de quejas de manera discrecional”.

Rosario Ibarra dijo que se buscará reducir los tiempos de respuesta de la CNDH y reforzará la exigencia a autoridades señaladas por violaciones a los derechos humanos. “No permitiremos que ninguna autoridad responsable de violaciones se distraiga de la acción de la Comisión”, afirmó.

Mientras que las medidas que ordenó son apegarse a la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos y no pelear más recursos de los que contemple el Presupuesto de Egresos para el organismo. “Se reducirá el gasto de operación y se revisará la plantilla de empleados de confianza, para eliminar el burocratismo”, aseguró.

En materia de las y los trabajadores, anunció que se suspenderá la contratación de personal eventual y por honorarios, determinación que no afectará al personal de base. Dijo que se transparentarán las indemnizaciones de servidores separados de sus cargos. Además de asegurar “un salario más justo” a los prestadores de servicios de intendencia.

Otra área en la que se reducirán gastos serán los viáticos, además, anunció la cancelación de viajes al extranjero, “solo se realizarán salvo casos verdaderamente justificados y la partida se reducirá al mínimo”.

Dijo que ya se trabaja en la revisión de los contratos de los prestadores de servicios, para, si es el caso, cancelarlos y actuar legalmente si se otorgaron “mediante el influyentismo y la corrupción”.

Los cambios también contemplan que los funcionarios de primer nivel, incluidos la Presidenta, presenten públicamente su declaración de bienes patrimoniales, y de familiares cercanos.

Ibarra Piedra adelantó que la comisión no autorizará la contratación de personas externas para elaborar investigaciones, análisis o recomendaciones si estás pueden hacerse con el trabajo de personal del organismo.

De igual forma anunció la reducción en el gasto para publicidad, la desaparición de comedores asignados a la presidencia de la CNDH, además de que se hará una valoración de las oficinas del organismos y su funcionalidad, evitando remodelaciones y compra de inmobiliario de lujo.