Hugo López-Gatell Ramírez causó polémica incluso desde el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa. Pero en el actual Gobierno federal su fama fue objeto de un ascenso meteórico que en momentos llegó a opacar la popularidad del mismísimo Presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, desde hace varios meses el frenesí por el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud fue a la baja.

Ciudad de México, 21 de noviembre (SinEmbargo).- Hugo López-Gatell Ramírez ha sido el rostro más visible o mediático de la Secretaría de Salud (SSA) en tiempos de pandemia. Su popularidad a nivel nacional no está libre de críticas y elogios. Hay clubes de fans que lo apoyan en redes sociales y hordas de troles y de personas que juzgan su desempeño en éste y en otros sexenios. Pero las cifras disponibles indican una cosa: en lo que va de éste año, la fama en ascenso del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud se ha ido estancando.

A mediados de enero, Hugo López Gatell comenzó a hacerse visible en las conferencias matutinas del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Entre los días 21 y 28 de aquel mes, Gatell pasó de dar mensajes sobre la capacidad de cobertura del sistema mexicano de salud, a decir que la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2 “va a llegar a México”.

Dos meses más tarde, el funcionario público y la frase “quédate en casa” eran indisociables. Los memes inundaron las redes sociales y la popularidad de López-Gatell subió como la espuma; para abril, incluso sus conferencias nocturnas ya eran más vistas que las alocuciones mañaneras de AMLO, de acuerdo con el registro de la cuenta oficial “Gobierno de México”.

GATELL-COVID

López-Gatell también ha tenido que aguantar piropos en sus conferencias. El 19 de mayo, una reportera le preguntó “por qué tan guapo, doctor”. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro.

En los últimos cuatro días de abril, por ejemplo, las conferencias del epidemiólogo sumaron 1 millón 74 mil 476 reproducciones en la plataforma de Youtube. En contraste, las mañaneras de AMLO alcanzaron tres veces menos vistas con un acumulado de 424 mil 862 reproducciones. Sin embargo, a partir de mayo esta tendencia comenzó a ser revertida.

El conteo de reproducciones del canal de Youtube del “Gobierno de México” indica en su actualización más reciente que las mañaneras del 27 de mayo al 1 de junio de 2020 acumularon 248 mil 968 reproducciones, mientras que las conferencias de las siete de la noche de Gatell sumaron 215 mil 58 reproducciones.

Este fenómeno de ascenso y descenso, más allá de su explicación, coincide con sucesos de relevancia nacional que dañaron la imagen del subsecretario. Discrepancias en el manejo de cifras y proyecciones, polémicas con respecto al uso de cubrebocas y la aplicación de pruebas masivas de COVID-19, así como la criticada frase de que el “Presidente no es una fuerza de contagio”, son algunos factores que minaron la imagen de López-Gatell.

Lo anterior se suma a los efectos de la pandemia que, independientemente del desempeño del Gobierno federal, tiene una alta tasa de mortalidad en el país, considerando que las cifras de la SSA indican que en México hay una defunción por cada 10 casos confirmados de COVID-19, lo que implica que proporcionalmente, uno de cada mil habitantes en México ha muerto por coronavirus.

En ese sentido, como la cara más visible del Gobierno federal ante la pandemia, en un contexto de crisis económica generada por las políticas públicas de distanciamiento y desmovilización sociales, Gatell, a querer o no, es un depositario de las quejas en contra del sistema de salud mexicano y de las políticas públicas adoptadas para mitigar la crisis por el virus SARS-CoV-2.

POPULARIDAD ESTANCADA

 Desde hace muchos años, el grado de preparación de Hugo López-Gatell impulsó su carrera dentro y fuera del ámbito público; y en ese camino, además de los méritos propios hubo circunstancias que se alinearon para colocarlo en donde hoy está, como por ejemplo, el hecho de que su asesor de tesis de maestría en la Universidad Nacional Autónoma de México fue precisamente el hoy Secretario de Salud, Jorge Carlos Alcocer Varela.

A la fecha, López-Gatell es uno de los pocos funcionarios públicos que puede presumir tener fanáticos, además de simpatizantes. Entre ellos están dos agrupaciones de Facebook: el “Club de Fans Dr. Hugo Lopez Gatell” que cuenta con 16 mil 444 seguidores; y el “Grupo de Apoyo Al Dr. Hugo López-Gatell” que tiene 11 mil 797 seguidores.

Pese al apoyo de personas que se hacen llamar “gatellovers” y de la fama con la que cuenta el médico cirujano, existen varios indicadores que refieren que la popularidad del Subsecretario está estancada.

En la última semana completa de medición disponible, que va del 9 al 16 de noviembre, la cuenta de Twitter @HLGatel generó 11 veces menos seguidores nuevos que los que generó en la penúltima semana de marzo de 2020. Sólo en los últimos 30 días, el ritmo de aumento de seguidores de López-Gatell cayó 7.3 por ciento.

El Subsecretario Hugo López-Gatell saluda a la prensa de carrera a la conferencia en Palacio Nacional, en una imagen que se volvió muy popular en las redes sociales. Foto: Pedro Anza, Cuartoscuro.

En comparación, la cuenta (@lopezobrador_) del Presidente de la República, que siguió una tendencia similar a la de López-Gatell, en la segunda semana de noviembre generó poco menos de la mitad de los nuevos seguidores que generó entre el 16 y el 23 de marzo. Sin embargo, en los últimos 30 días, el ritmo de aumento de seguidores de Andrés Manuel López Obrador fue al alza en 14.1 por ciento.

Asimismo, una encuesta de El Financiero Bloomberg reportó que entre marzo y agosto de éste año, la popularidad del Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud fue a la baja.

Por un lado, mientras que en marzo seis de cada 10 personas declararon tener una buena o muy buena impresión del funcionario público, en agosto la proporción fue de cinco de cada 10. Por otra parte, mientras que en marzo uno de cada 10 encuestados admitió tener una mala o muy mala impresión de López-Gatell, en agosto la proporción aumentó a casi dos de cada 10.

La popularidad de Gatell no sólo cayó en algunos ejercicios demoscópicos. También tuvo una recaída en plataformas como Youtube, en donde de acuerdo con datos de Google Trends del 1 de marzo al 15 de noviembre de 2020, la búsqueda diaria de palabras como “Hugo López Gatell”, “López Gatell” y “Gatell” tuvo una tendencia a la baja.

En lo que va de noviembre, por ejemplo, hubo 76 por ciento menos búsquedas promedio diarias que en marzo, con lo que la tendencia a la baja se mantiene desde junio pasado, cuando la caída en comparación con marzo fue de 36 por ciento.

LÓPEZ GATELL A TRAVÉS DE LOS AÑOS

A partir del 1 de diciembre de 2018, Hugo López-Gatell Ramírez se convirtió en subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del Gobierno federal. Ello implica que es responsable de la unidad encargada de las políticas y estrategias dirigidas, entre otras cosas, al control y vigilancia de enfermedades y epidemias.

Antes de formar parte del primer círculo de funcionarios de la Secretaría de Salud que atienden la crisis nacional de coronavirus, el médico cirujano con doctorado en epidemiología por la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos ya contaba con una amplia trayectoria como docente e investigador, además de haber ocupado varios cargos públicos relacionados con el sistema de salud mexicano.

Durante el sexenio (2006-2012) de Felipe Calderón Hinojosa, Gatell ocupó cargos directivos en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (2007-2008) y en el Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades (2008-2012).

El Subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

AMLO y López-Gatell en el reporte de “los martes de la salud” en Palacio Nacional, donde el Vocero del Gobierno federal para la COVID-19 actualiza cifras de la pandemia. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro

Como director adjunto de epidemiología, Gatell fue uno de los funcionarios responsables de hacer frente a la pandemia de influenza A-H1N1 que azotó al país entre 2009 y 2010.

En 2017, en un documento oficial coescrito por Gatell y varios funcionarios públicos se lee que la respuesta del Gobierno de México ante la crisis de salud “fue oportuna y transparente”. Sin embargo, contrario a lo que explica el texto de La pandemia de 2009 en México: experiencias y lecciones sobre las políticas de prevención y de manejo de la influenza de temporada y en pandemia, el 12 de marzo de 2020, Gatell aseguró en conferencia de prensa que “en 2009 con la pandemia de influenza hubo confusiones” que generaron cierre de espacios públicos y desmovilización social temprana “sin que fuera necesariamente lo más adecuado”.

Pese a éste episodio, en que los matices han sido tildados de contradicción, el Gobierno federal reconoce que López-Gatell fue uno de los funcionarios que diseñó y condujo el proceso de modernización del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica que sirve para generar información en la materia y orientar la política pública en salud.

Llegado el sexenio (2012-2018) del expresidente Enrique Peña Nieto, Gatell dejó la investigación epidemiológica para encargarse de la Dirección  de Encuestas Nacionales de Salud en el Instituto Nacional de Salud Pública (2012-2013). Sin embargo, un año y medio después, Gatell fue nombrado director de Innovaciones en Vigilancia y Control de las Enfermedades Infecciosas del instituto (2013-2018).