Ayer, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que su Gobierno no está en contra de la generación de energías limpias, sino en contra de la “corrupción, del saqueo y del influyentismo que prevaleció durante todo el periodo neoliberal en la industria eléctrica”, pues en esa etapa se entregaron “concesiones, contratos ‘leoninos’, que afectan el interés nacional y al pueblo de México”.

Ciudad de México, 22 de mayo (SinEmbargo).- Gobernadores de siete entidades del país solicitaron al Gobierno federal cancelar el acuerdo emitido por la Secretaría de Energía (Sener) sobre la generación de energías limpias en el país.

Durante la Décima Reunión Interestatal contra la COVID-19, los gobernadores de Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas, Durango, Michoacán. Jalisco y Colima, se manifestaron en contra de la cancelación de proyectos de energía renovable.

“Solicitamos al Gobierno de México que cancele el Acuerdo emitido por Sener y Cenace que afecta la generación e inversión de las energías limpias y renovables”, señaló el Gobernador de Tamaulipas, Francisco Cabeza de Vaca.

Incluso, anunciaron la promoción de recursos legales contra la medida del Gobierno federal. De acuerdo con el desplegado de los mandatarios. dichas energías generan tarifas más bajas para los ciudadanos.

“Nos reservamos el derecho de actuar jurídicamente para defender el derecho de los mexicanos a un medio ambiente sano, la generación de energías renovables y las tarifas eléctricas más bajas que merecen los ciudadanos”, señalaron los mandatarios.

Durante la reunión, el mandatario de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, alertó que la contaminación generada por energías no renovables derivan en más muertes que las que ha ocasionado la COVID-19.

Mientras el titular de Jalisco, Enrique Alfaro, pidió que si existen anomalías en los contratos designados para la generación de energías renovables, se investigue, per se evite la cancelación de los proyectos.

Ayer, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que su Gobierno no está en contra de la generación de energías limpias, sino en contra de la “corrupción, del saqueo y del influyentismo que prevaleció durante todo el periodo neoliberal en la industria eléctrica”, pues en esa etapa se entregaron “concesiones, contratos ‘leoninos’, que afectan el interés nacional y al pueblo de México”.

“Segundo, no estamos en contra de la generación de energías limpias, no estamos en contra de eso, al contrario, cada vez vamos a impulsar más las energías alternativas. Tercero, estamos en contra de la corrupción, del saqueo y del influyentismo que prevaleció durante todo el periodo neoliberal en la industria eléctrica, que ese es el fondo del asunto”, dijo en conferencia de prensa.

Desde Palacio nacional, el mandatario recordó que “se entregaron concesiones, contratos ‘leoninos’, que afectan el interés nacional y al pueblo de México, que dañan la economía popular porque a través del influyentismo se pactó mediante componendas entre empresas particulares y funcionarios públicos la compra de energía eléctrica a precios elevadísimos, con subsidio, incluso se pretendía destruir a la Comisión Federal de Electricidad, cerrar sus plantas, subutilizarlas; es decir, no permitirles que generaran energía para darle preferencia a las plantas de generación eléctrica del sector privado, sobre todo, extranjero”.