Ciudad de México, 22 de julio (SinEmbargo).-  Las empresas de marcas Nestlé, PepsiCo, Coca Cola, Hershey’s y Holanda serán sancionadas con multas por haber violado la restricción de transmitir publicidad de botana, refrescos, confitería y chocolates en horarios infantiles a una semana de la entrada en vigor de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad, reportó la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“Se trata de la proyección del spot publicitario correspondiente a cereales Nesquick duo adicionados con sabor a chocolate, al ser un producto que por su composición se identifica como similar al chocolate, por lo que se ha iniciado un proceso de sanción en contra de esta marca”, detalló la Cofepris.

Otro caso corresponde a un spot de Coca Cola Zero en una sala Cinematográfica ubicada en una Plaza comercial de avenida Universidad, durante la trasmisión de una película clasificación “AA”, por lo que esta publicidad ya se encuentra suspendida.

En Pabellón Del Valle se transmitió el comercial del refresco Pepsi en modalidad light, previo a la proyección de la película para menores de edad Maléfica, por lo que se requirió la suspensión inmediata de la publicidad así como el procedimiento de sanción contra Pepsico.

En una revisión de 200 anuncios, también se detectaron pautas de productos similares al chocolate en los casos de Leche Hershey’s con sabor a chocolate y paleta de helado de vainilla con cubierta de chocolate Holanda, casos en los cuales también se requirió la suspensión de la publicidad.

La Cofepris reiteró que ante este tipo de incumplimientos, se notificará su suspensión inmediata y se iniciará procedimiento de sanción administrativa y se continuará con las negativas de sello nutrimental a aquellos productos que no cumplan con los límites establecidos en los lineamientos.

REGULACIÓN NO TENDRÁ EFECTO

En un análisis realizado por El Poder del Consumidor y la Alianza por la Salud Alimentaria se demostró que los criterios para la regulación de la publicidad de alimentos y bebidas, y del distintivo nutricional, puestos en marcha la semana pasada, “no tendrán efecto sobre la salud y podrían ser contraproducentes al ser entre 100 por ciento a 300 por ciento más permisivos que los aplicados en otros países”, informa un comunicado.

Ante ello, ambas organizaciones exigen que estos criterios sean revisados por los institutos de salud pública y nutrición junto con la Academia Nacional de Medicina y las restricciones se amplíen a los medios y espacios en los que se difunde con mayor impacto, entre ellos el Internet, los espacios abiertos, impresos y otros.

Las principales debilidades de la regulación publicitaria se encuentran en los criterios nutricionales, la poca vigilancia a los medios que transmiten comerciales en horarios infantiles y la falta de regulación a las principales herramientas de engaño y manipulación a los niños.