Bolivia denuncia que México desconoce la Declaración sobre el Asilo Territorial de 14 de diciembre de 1967, que establece que los Estados que concedan asilo no deber permitir que los asilados “se dediquen a actividades contrarias a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.”

La Paz, 22 nov (EFE).- Bolivia presentó este jueves una “protesta formal” a México por un video en el que supuestamente Evo Morales desde su asilo en el país norteamericano “conspira” contra el Gobierno interino de Jeanine Áñez.

El video difundido en la víspera incluye una voz atribuida a Morales en la que según la Cancillería “muestra actividad conspirativa” contra el Ejecutivo provisional boliviano.

“Las manifestaciones y actos efectuados por el señor Evo Morales contravienen su condición de asilado político”, advierte el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia en un comunicado.

“Morales incita a la violencia desde México, lo que atenta contra la estabilidad del gobierno constitucional, la paz social y los derechos humanos del pueblo boliviano”, critica la Cancillería.

Bolivia denuncia que México desconoce la Declaración sobre el Asilo Territorial de 14 de diciembre de 1967, que establece que los Estados que concedan asilo no deber permitir que los asilados “se dediquen a actividades contrarias a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.”

El Gobierno de Áñez expresó “su profunda molestia” al Ejecutivo de Andrés Manuel López Obrador por “la violación de los principios que rigen la institución de asilo político”, según la Cancillería.

La ministra interina de Relaciones Exteriores de Bolivia, Karen Longaric, declaró a los medios antes de emitir el comunicado que la nota de protesta iba a ser entregada a la embajadora de México en La Paz, María Teresa Mercado.

El Gobierno provisional de Bolivia anunció este pasado miércoles que presentará una denuncia internacional en contra de Evo Morales por “crímenes de lesa humanidad”, al acusarle de organizar desde su asilo en México bloqueos para impedir que llegue alimento a varias ciudades bolivianas.

El sustento de esta demanda es un video presentado a los medios por el ministro interno de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, en el que se muestra a un dirigente cocalero identificado como Faustino Yucra Yarhui en una conversación telefónica en altavoz con una persona a quien las autoridades bolivianas identifican como Morales.

En el video, cuya autenticidad no está confirmada por fuentes independientes, se escucha supuestamente a Morales dar instrucciones para organizar a cocaleros y resistir en bloqueos de carreteras en contra del Gobierno interino de Jeanine Áñez.

Bolivia está sumida en un grave conflicto desde que el día después de las elecciones del 20 de octubre comenzaron las denuncias de fraude a favor de Evo Morales, que fue proclamado vencedor para un cuarto mandato consecutivo.

El 10 de noviembre la Organización de Estados Americanos (OEA) advirtió en un informe graves irregularidades en los comicios y Morales anunció su renuncia tras casi 14 años en el poder, presionado por los militares, para al día siguiente salir asilado hacia México.

La renuncia de Morales es calificada de “golpe de Estado” por varios Gobiernos y políticos latinoamericanos, mientras que otros países han reconocido al Ejecutivo interino de Áñez y parte de la comunidad internacional ha instado al diálogo sin pronunciarse sobre la crisis política.