El Presidente busca unos 5 mil kilómetros de pavimentación en 188 comunidades. El plan pretende dar 14 mil empleos directos, brincándose a las constructoras que durante décadas se han comido los presupuestos nacionales.

Ciudad de México, 22 de diciembre (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó esta mañana en Oaxaca un agresivo programa de Pavimentación a Cabeceras Municipales desde San Juan Evangelista Analco, que busca dos efectos: conectar a las comunidades indígenas y promover, además, el empleo local.

Se trata de un proyecto que hace a un lado a las grandes constructoras que durante décadas se han comido los presupuestos nacionales, pero no promueven el empleo. Por ello, el mandatario busca la pavimentación de unos 5 mil kilómetros en 188 comunidades, lo que generaría 14 mil empleos directos. El programa está dentro las 50 prioridades del sexenio y pretende involucrar a los habitantes en la construcción de caminos con cemento, brincándose a los intermediarios con la intención de entregar recursos públicos directamente a los involucrados.

Durante todo el evento, el Gobernador oaxaqueño Alejandro Mural fue fuertemente abucheado por la población. Le gritaron “corrupto” y “palero”, incluso durante su discurso, en el que dijo que nunca en cien años “un Presidente había pasado tres días en Oaxaca”, en referencia a AMLO. Cuando firmaron el convenio de colaboración, también le gritaron. Murat es del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Es hijo de otro ex Gobernador de Oaxaca, José Murat, también del PRI y fuertemente criticado por presunta corrupción. Alejandro Murat sirvió al ex Presidente Enrique Peña Nieto; estuvo en Infonavit.

Un día antes, también frente al Presidente López Obrador, Murat fue igualmente abucheado:

“Ustedes tienen cosas muy valiosas, tienen un tesoro: su organización comunitaria, su cultura. El pueblo de Oaxaca es de los que tienen más cultura en el mundo. Por eso, por esas costumbres y tradiciones, tienen una organización social y política extraordinaria. Una auténtica y verdadera democracia”, dijo el Presidente López Obrador. Destacó que Oaxaca es el estado con menos caminos pavimentados, motivo por el cual se decidió comenzar con este proyecto justo allí.

“No se sabe que [en Oaxaca] las autoridades no cobran, que es un servicio a las comunidades. Todo lo que se ve en los pueblos de Oaxaca, es con tequio: es el pueblo el que hace las obras. Por eso se tiene otra virtud que surge de esa cultura: la virtud de la honestidad. En estos pueblos no hay ladrones”, dijo. “Eso es una gran ventaja porque el principal problema que estamos enfrentando al país, es la corrupción. Es el cáncer. Es lo que vamos a cortar de tajo, me canso ganso”.

Javier Jiménez Espriú, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), detalló que dicho proyecto tiene el objetivo de lograr la inclusión de los desfavorecidos con camino pavimentado en 300 cabecillas de Chiapas, Guerrero y Oaxaca.

“Está el Presidente para cumplir uno de los 50 puntos más emblemáticos de la cuarta transformación, la construcción de estos caminos que consideramos una acto de justicia pendiente. Andrés Manuel López Obrador quiere que hagamos un nuevo mapa de Mexico, dibujar los caminos que faltan, que no destacan con la lluvia, que traigan alegría, productos de las comunidades aisladas, que son infraestructura esencial para la participaron democrática”, señaló.

López Obrador dijo que se beneficiarán trabajadores, empresas locales, comunidades. “Y nosotros, los gobernantes. Me quitan un poco de carga. Me ayudan a gobernar. Tenemos el problema de que dejaron un gobierno como un toro viejo y reumático: es lento. Es una maraña de burocracia hasta para bajar los recursos. Si manejan bien los recursos, me ayudan a gobernar”.

AMLO volvió a decir que si se va a investigar corrupción, se debe iniciar con los ex Presidentes, “de Salinas a Peña”. Pero repitió que él prefiere dar el ejemplo que iniciar una cacería. “Soy perseverante, soy terco. De que se va a lograr la transformación, se va a lograr la transformación. Los que están apostando a que no van a poder, se van a quedar con las ganas”, dijo.