Rosinés Chávez, de 14 años., la menor de las hijas del presidente de Venezuela Hugo Chávez, se fotografió con un fajo de billetes estadounidenses y subió la imagen a la red social de Facebook. Arreciaron las críticas en un país que padece un férreo control cambiario.

Meses atrás, logró que su padre le consiguiera una “cita” con el cantante canadiense Justin Bieber, se fotografío e hizo alarde de sus influencias en su cuenta de Twitter, @RosinesCandanga.

Ahora, apareció ostentando una importante suma de dólares en su cuenta de Instagram, una red social en la que se comparten fotografías.

La madre de Rosinés y ex esposa del presidente venezolano, Marisabel Rodríguez, defendió a su hija y afirmó que “el error no fue tomarse la foto, sino subirla a un medio donde hay gente ignorante que no respeta a los demás”.

Otra de sus polémicas fotos publicadas fue también materia de debate e las redes sociales, donde muestra un sweater que tiene la leyenda “love america”.

A la joven también la critican que tenga un iPhone, algo “demasiado capitalista” para el “socialismo del Siglo XXI” que impulsa su padre. O que haya aprovechado su apellido para fotografiarse junto al cantante Justin Bieber, cuando éste estuvo en Venezuela.

Los medios venezolanos aseguran que la adolescente es la perdición del líder bolivariano. De hecho, en 2008, el mandatario reveló que a pedido de Rosinés cambió la orientación del caballo que figura en la bandera venezolana, que antes miraba hacia la derecha.

Con información de agencias e Infobae.