“Mientras medio mundo se solidariza con [Irma Eréndira Sandoval] @IrmaSandoval, otros prefieren hacerle el caldo gordo al principal calumniador y adversario de la #4T”, escribió John Ackerman después de que Ricardo Monreal Ávila le diera una entrevista a Carlos Loret de Mola. 

Ciudad de México, 24 de junio (SinEmbargo).– El Senador Ricardo Monreal Ávila dijo que no se va a confrontar con nadie, y menos con los que simpatizan con la llamada Cuarta Transformación, luego de que el articulista John Ackerman le reclamara por darle una entrevista al periodista Carlos Loret de Mola y por no solidarizarse con su esposa, la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

“Me parece que lejos de buscar en contradicciones internas, en nuestro movimiento debemos buscar de qué manera podemos todos impulsar la fuerza del país para enfrentarnos a la etapa post COVID”, dijo después de reunirse con Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México.

“Yo voy a seguir hablando con todos. Voy a seguir reuniendo con empresarios, me voy a seguir reuniendo con comunicadores de distintas ópticas y vertientes. Nosotros, como movimiento, debemos ocupar todos los espacios”, agregó.

“En política, los espacios vacíos se llenan. Nunca me voy a confrontar con quienes simpatizamos en la construcción de este movimiento. Los respeto, respeto su forma de actuar. No voy a generar condiciones de confrontación con nadie. Si no lo hago con la oposición, menos lo haría con mis compañeros que están luchando por la Cuarta Transformación”, dijo.

“Mientras medio mundo se solidariza con [Irma Eréndira Sandoval] @IrmaSandoval, otros prefieren hacerle el caldo gordo al principal calumniador y adversario de la #4T”, expuso antes John Ackerman en Twitter.

Monreal ha estado en la cresta de la opinión pública en los últimos días. Apenas ayer, el diario El Universal dio a conocer que la familia Monreal Ávila mantiene el control de mil 400 hectáreas de tierra de labor, cuatro ranchos agrícolas, plantas agroindustriales, gasolineras y fincas residenciales.

Según 46 certificados en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Gobierno del estado de Zacatecas consultados por el diario, se acreditan la posesión de igual número de inmuebles. En conjunto, Ricardo Monreal, su esposa y sus dos hijas poseen 19 propiedades, entre las que hay al menos siete fincas residenciales, dijo el diario.

Además se detectaron 27 certificados que identifican más de 15 predios distintos que son propiedad de los 13 hermanos del ex gobernador de esta Zacatecas. En el acervo oficial de registro hay nueve propiedades a nombre de María de Jesús Pérez Guardado, esposa de Ricardo.

Monreal explicó a Radio Fórmula que en las declaraciones patrimoniales que ha presentado contempla todas sus propiedades, detallando que “las principales fracciones están en el rancho Puebla del Palmar, de donde es originaria mi familia”.

En la entrevista con Latinus, Loret le pregunta:

–¿No han fallado en mandar señales de confianza para que llegue la versión y empiecen temores de ‘no nos estarán llevando estos señores al chavismo’?

–A ver –respondió Monreal–, a mí no me agrada esta separación y este escepticismo de un grupo económico importante que invierte y genera empleos y está apostándole al país. A mí no me gusta que esté separado y menos separado del Presidente dela República.

De esa entrevista, Monreal dijo en un mensaje del 19 de junio: “Conversé con Loret en su programa #Latinus. Abordamos diversos temas, entre ellos, las acciones del gobierno ante la #COVID__19 y el rumbo del mandato del Presidente López Obrador”.

El pasado 18 de junio, Loret de Mola publicó un reportaje titulado “El regalazo de Irma Eréndira”, en el que señala que el valor actual de cinco propiedades reportadas por la funcionaria en su declaración patrimonial, comprados entre 2003 y 2013, aumentaron su precio de mercado con el paso del tiempo, algo que resulta común con cualquier propiedad de la capital mexicana.

En respuesta al reportaje, la Secretaría de la Función Pública emitió una nota informativa en la cual rebatió que Sandoval hubiese recibido “ningún bien inmueble como regalo o donación de funcionario público o político alguno, ni durante, ni antes de ocupar su responsabilidad actual”.

La información oficial señala que el patrimonio de la funcionaria es resultado tanto del trabajo profesional de ella y su esposo, John Ackerman, “como de los bienes y recursos que han recibido en herencia y donación de familiares”.