Los datos de desempleo en Estados Unidos impactaron al tipo de cambio, al observarse un aumento de 4 mil peticiones de ayuda semanales.

La inflación de la primera quincena de septiembre en México se ubicó en 0.16 por ciento, siendo el menor aumento quincenal para un periodo igual desde el inicio de la serie, en 1988.

Ciudad de México, 24 de septiembre (SinEmbargo).- Este jueves los mercados observaron cambios debido a la aversión al riesgo que el aumento en las cifras de nuevos contagios de la COVID-19, en Europa y Estados Unidos, significan para la recuperación económica ante posibles nuevas restricciones de movilidad para mitigar la pandemia.

El peso cerró la sesión con una apreciación de 1.17 por ciento, equivalente a 26 centavos. El IPC (S&P/BMV IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó este jueves con ganancias, contrario al mercado de capitales europeo y se ubicó por encima de las 36 mil unidades.

El dólar spot se vende en 22.0530 pesos, en tanto que en ventanillas de Inbursa se coloca en los 22.60 pesos por cada billete verde. A lo largo de la sesión el Banco de México observó un tipo de cambio entre 21.9700 y 22.5880 pesos por dólar.

La moneda mexicana se vio afectada por la presentación de las cifras de desempleo en Estados Unidos, correspondientes a la semana que terminó el 19 de septiembre, que se ubicaron en 870 mil personas, un aumento de 4 mil semanales. El nivel de las solicitudes de ayuda por desempleo sumó un mes en un promedio de 850 mil, lo que significa un estancamiento en la recuperación el mercado laboral. En el acumulado de solicitudes EU informó un descenso hasta las 12 mil 580 millones, de las 12 mil 747 millones anteriores.

El Presidente Donald Trump anunció que podría anular cualquier restricción que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), emita en torno a la autorización de la vacuna. En Europa los Gobiernos emitieron, de nuevo, medidas de contingencia ante el incremento en casos de coronavirus: Francia implementó medidas no vistas desde mayo, cerró bares y restaurantes a las 22:00 horas en Paris y otras ciudades.

Este jueves el IPC (S&P/BMV IPC) abrió con ganancias que se alargaron en la jornada encabezadas por la subida en los títulos de Grupo Famsa que se venden en 0.31 pesos, una alza de 9.19 por ciento. El principal indicador del parqué mexicano superó las pérdidas que durante tres sesiones lo mantuvieron en las 35 mil unidades.

El IPC se coloca en las 36 mil 217.49 unidades, un avance de 1.08 por ciento, equivalentes a 387.91 puntos.

Los mercados de capitales en Europa muestren pérdidas moderadas con un retroceso promedio de 0.20 por ciento.

En México se dio a conocer que, la primera quincena de septiembre, la inflación quincenal se ubicó en 0.16 por ciento, siendo el menor aumento quincenal para un periodo igual desde el inicio de la serie, en 1988. La inflación interanual se ubicó en 4.10 por ciento, ligeramente por debajo de lo observado en la segunda quincena de agosto (4.11).

El componente subyacente presentó un incremento de 3.99 por ciento interanual, impulsada tanto por la inflación quincenal de mercancías (0.16) como de servicios (0.16). El componente no subyacente registró una inflación de 4.44 por ciento interanual, donde el mayor incremento quincenal en precios se observó en las tarifas autorizadas por el gobierno de 0.30 por ciento.

Además el Inegi reveló en la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras, del mes de julio, que tuvieron un avance mensual de 1.1 por ciento en la producción, pero una contracción anual de 21.9 por ciento. El subsector más afectado fue el de trabajos especializados para la construcción, cuya producción se contrajo 33.6 puntos porcentuales respecto al mismo mes del año anterior.

Hoy, el Banco de México dará a conocer su decisión de política monetaria a las 13:00 horas, donde se espera que muestre un tono de mayor cautela. Si Banco de México recorta la tasa, se espera que sea solamente de 25 puntos base, para situarla en 4.25 por ciento.