La asociación de restauranteros llamó a fortalecer toda la cadena productiva para que, solidariamente, las acciones que se tomen minimicen en lo posible su afectación.

Afirmó que por cada empleo directo en el sector hay entre dos y tres indirectos a nivel nacional.

México, 26 mar (EFE).- La crisis del coronavirus ha causado una caída del 90 por ciento en las ventas y el cierre del 30 por ciento de los restaurantes mexicanos, “una situación nunca antes vista en el sector”, advirtió este jueves la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Por esta razón, la organización anunció en un comunicado la campaña “Sirviendo a México” para proteger a una industria que representa 2.14 millones de empleos, el 8 por ciento del total de los trabajos formales mexicanos, con base en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“Hacemos un llamado a fortalecer toda la cadena productiva, a productores de insumos, proveedores, caseros, bancos, clientes y Gobierno para que, solidariamente, las acciones que se tomen minimicen en lo posible su afectación”, indicó la Canirac, que representa a 500 mil afiliados.

Con 585 casos confirmados por el Gobierno federal, 13 de ellos sin antecedentes de importación, México está en la fase 2 de la epidemia de COVID-19, que ha provocado ocho muertes oficiales.

Ante las recomendaciones de quedarse en casa y la propagación de la enfermedad, está en riesgo la industria restaurantera, que aporta el 15.3 por ciento del PIB turístico de México y el 1.3 del PIB nacional, según la Secretaría de Turismo federal.

La Canirac recordó que por cada empleo directo en el sector hay entre dos y tres indirectos a nivel nacional, además de que el 58 por ciento de los trabajadores son mujeres, muchas de ellas jefas de familia.

La cámara empresarial alertó que la contingencia y la caída del sector es más grave que la que afectó a México en 2009 durante la epidemia de la influenza AH1N1, que dejó más de 8 mil muertos en el país y una contracción del 9 por ciento del PIB de la industria restaurantera.

En la campaña, la agrupación exhorta a los clientes a pedir para llevar, y a los proveedores, empresarios y funcionarios públicos a unirse para proteger a los trabajadores.

“Para que juntos y en colaboración hagamos conciencia de la importancia de no paralizar esta fuente tan importante de generación de empleos”, señaló el comunicado.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), que agrupa a más de 61 mil tiendas ha expresado su respaldo a la campaña.