En su presentación en Comic-Con San Diego de 2020, Del Toro estuvo acompañado de Scott Cooper, el director y coguionista de la película, que está basada en el libro The Quiet Boy de Nick Antosca.

Miami, 25 de julio (EFE).– El cineasta mexicano Guillermo del Toro describió este sábado los desafíos de hacer cine en medio de la pandemia de coronavirus, durante una sesión de la versión digital de la legendaria convención Comic-Con San Diego, que se celebra a través de YouTube este fin de semana.

Del Toro fue invitado para hablar sobre su película Antlers, una de las cintas de terror más esperadas de este año, cuya filmación fue suspendida en marzo, cuando comenzaron en Estados Unidos las medidas de confinamiento para intentar detener la COVID-19.

El proyecto, protagonizado por Keri Russell y Jesse Plemons, fue retomado hace unas semanas, en lo que Del Toro, su productor, ha descrito como trabajar “en un quirófano gigante”.

“Todo tiene que estar estéril. Todos tienen que estar en condiciones que son casi clínicas, pero también hay que filmar con extras y todo lo demás. Entonces hay que hacerlo de una forma diferente. Normalmente, uno contrata a los extras por el día, ahora necesitas ‘comprarlos’ por muchas, muchas semanas. Quieres que sean exclusivos”, explicó el cineasta.

Hay que decirles “tienes que ser monógamo con nuestra película. No vas a filmar tres (escenas) y después regresar el miércoles”, indicó al mencionar las medidas que están tomando para reducir los riesgos de contagio de la COVID-19.

Lo mismo se aplica al personal técnico y otros trabajadores de industrias conexas.

Lo más complicado, según describió Del Toro al hablar tanto de Antlers como de Nightmare Alley, la película que se le juntó con esta, es gestionar las agendas de todos los involucrados.

Nightmare Alley, que está siendo dirigida por él, es protagonizada por Bradley Cooper, Cate Blanchett y Toni Collette.

“Tener este elenco es una bendición, pero con ello han surgido enormes dificultades para coordinar sus tiempos. Todo el mundo está mejorando, todos tienen algún lugar donde deben estar”, explicó.

Sin embargo, el artista mexicano mantiene su legendario optimismo tanto para lo que será el resultado final de Antlers como para con la industria porque para él “hacer cine es el arte de extraer la belleza de la adversidad”.

En su presentación en Comic-Con San Diego de 2020, Del Toro estuvo acompañado de Scott Cooper, el director y coguionista de la película, que está basada en el libro The Quiet Boy de Nick Antosca.

La historia se centra en el wendigo, una criatura del folclore indígena estadounidense, como una proyección “de los horrores de lo que significa ser un individuo en Estados Unidos hoy y todas las crisis que estamos enfrentando”, explicó Cooper.

“La crisis del clima, la población drogadicta, la pobreza y el tratamiento a los indígenas. Todos esos temas los hemos arropado en una película de terror”, señaló.

Durante la presentación, Del Toro y Cooper presentaron un trailer inédito de Antlers y confirmaron que la fecha del estreno se ha fijado para febrero de 2021.