Osorio, contratado por la Federación Mexicana en octubre de 2015, llegó a México con la firme idea de acabar con los fantasmas de la selección nacional y con la encomienda de trascender en una Copa del Mundo. Al final, el resultado fue el mismo y el Tri fue eliminado en octavos de final por séptimo mundial consecutivo.

Pese al fracaso del Tri en Rusia, Osorio consiguió la que tal vez sea la victoria más importante de una Selección Mexicana en un Mundial de futbol, el triunfo ante Alemania, entonces campeón del mundo defensor.

Tras semanas de hermetismo sobre el futuro del colombiano, quien dijo que se encontraba en pláticas con la Femexfut sobre su renovación, la Selección Mexicana dio a conocer a través de su cuenta de Twitter que esta fue descartada, con lo que se terminó su era al mando de los aztecas.

Ciudad de México, 27 de julio (SinEmbargo).– Juan Carlos Osorio dejó su cargo como entrenador de la Selección Mexicana de Futbol. Cuestionado de principio a fin, el técnico colombiano no pudo llegar al anhelado quinto partido en la Copa del Mundo Rusia 2018 y cayó al igual que sus antecesores, en la ronda de octavos de final.

La noticia fue anunciada en la cuenta de Twitter del Tri, quien agradeció la entrega y el compromiso con el que el colombiano actuó en cada partido.

De acuerdo con un comunicado, la Selección Mexicana dio a conocer el último mensaje de Juan Carlos Osorio:

“Sirva este mensaje para enviar mi más sincero agradecimiento a la afición mexicana, a la Federación Mexicana de Fútbol, a los empleados del Centro de Alto Rendimiento y especialmente a TODOS los jugadores con los que tuve el privilegio de trabajar y compartir durante mi estancia como Director Técnico de la Selección Nacional de México, cargo que desempeñé con compromiso, pasión y orgullo.

En nombre mío y de mi cuerpo técnico, muchas gracias a TODOS, por esta única e inigualable experiencia profesional y de vida!”

Osorio, contratado por la Federación Mexicana en octubre de 2015, llegó a México con la firme idea de hacer trascender a una selección achacada por sus fantasmas y con la encomienda de trascender en una Copa del Mundo. Al final, el resultado fue el mismo y el Tri fue eliminado en octavos de final por séptimo mundial consecutivo.

Pese al fracaso del Tri en Rusia, Osorio consiguió la que tal vez sea la victoria más importante de una selección mexicana en un Mundial de futbol, el trunfo ante Alemania, entonces campeón del mundo defensor.

La victoria ante Alemania dejó de lado las dudas y cuestionamientos que existían en torno al Tri y alimentó la ilusión de los aficionados quienes comenzaron a creer en la idea de que México tendría una actuación histórica en Rusia.

El resultado ante Alemania no sólo significó tres puntos para el Tri, también le dio a Osorio la oportunidad de ganarse a la afición y acabar con las constantes críticas de sus detractores.

Juan Carlos Osorio reacciona durante el partido de octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018. Foto: Xinhua

En su segundo partido, México derrotó 2-1 a Corea del Sur y caminaba con paso firme a los octavos de final. El equipo estaba a un paso de cerrar su boleto a octavos de final, terminar como primer lugar de grupo y con paso perfecto. Pero finalmente la realidad fue muy distinta, el cuadro azteca demostró que es un cuadro bipolar y cayó de manera dramática en su tercer partido ante Suecia 3-0.

Un mal planteamiento del encuentro y el exceso de confianza de los jugadores provocaron que el cuadro nacional fuera superado ampliamente en el terreno de juego y que quedara a un paso de la eliminación tras la combinación de resultados.

En octavos de final, México cayó 2-0 ante Brasil y quedó eliminado de nueva cuenta de una Copa del Mundo.

Osorio durante un entrenamiento de la selección en Rusia. Foto: AP

OSORIO Y LAS ROTACIONES

Cuestionado desde de su nombramiento como técnico del Tri y por sus constantes rotaciones de alineaciones, Juan Carlos Osorio probó con 50 cuadros diferentes hasta la Copa del Mundo.

En Rusia, el colombiano se mantuvo fiel a su idea y debutó contra Alemania con un cuadro distinto al utilizado en su último partido amistoso ante Dinamarca.

Frente a Corea del Sur, Osorio sólo hizo un par de movimientos en la defensa y ante Suecia repitió alineación, lo que significó en la primera y única ocasión en la que salió a la cancha con el mismo equipo. En 52 partidos al frente del cuadro nacional en sólo uno repitió alineación.

El colombiano concluye su etapa al frente de la selección mexicana una marca de 33 victorias, 9 empates y 10 derrotas en 52 partidos dirigidos. Es decir un 56.89 por ciento de efectividad.

SE BUSCA TÉCNICO

Con la salida de Juan Carlos Osorio, inicia un nuevo proceso para elegir al nuevo entrenador de la selección mexicana de futbol.

La carta de nombres es amplia pero los nombres de Matías Almeyda, Miguel “Piojo” Herrera, Hugo Sánchez y Jorge Sampaoli son los que suenan con más fuerza.

Almeyda, es el favorito y tal vez el número uno de la lista, luego del trabajo realizado con el conjunto de las Chivas. El argentino conoce el entorno nacional y cuenta con la experiencia de haber dirigido a un equipo compuesto de puro mexicano.

Matías Almeyda es el favorito y tal vez el número uno de la lista. Foto: Omar Martínez, Cuartoscuro

“El Pelado” no ha ocultado su deseo por dirigir al cuadro nacional siempre y cuando los directivos le llegaran a presentar un proyecto serio y bien estructurado. La experiencia y resultados de Almeyda con jugadores mexicanos está comprobada y lo proyectan como el candidato ideal para el Tri.

Miguel “Piojo” Herrera es otro de los técnicos que suenan para sustituir a Osorio. El actual entrenador del América ya cuenta con experiencia al frente del Tri luego de que tomara las riendas del equipo en 2013 tras ser enviado a repesca frente a Nueva Zelanda producto de una mala eliminatoria.

Herrera rescató al Tri y lo calificó al Mundial de Brasil 2014 pero fue eliminado en octavos por Holanda.

Sampaoli, bicampeón de América con Chile y ex técnico de Argentina, es el tercer nombre que se ha manejado. El argentino es un hombre que ha llamado la atención de la Femexfut desde años atrás pero él mismo descartó esa posibilidad. Ahora, al encontrarse sin equipo Sampaoli no vería con malos ojos el asumir el reto de dirigir a la selección.