Debido a que el gobierno federal no hizo cambios en su agenda para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus, México está en riesgo de perder el grado de inversión a finales de 2021 o inicios de 2022 aumento.

Ciudad de México, 29 de mayo (SinEmbargo).- Durante 2021 o hacia 2022 México se va a convertir en un “ángel caído”, es decir, va a perder su grado de inversión, afirmó el banco de inversión JP Morgan.

En el reporte “México: En riesgo de ser un ángel caído e implicado en ventas forzadas” el banco alertó sobre la salida de hasta 44.3 millones de dólares del país, colocados en inversiones.

Las salidas serían en inversiones sostenibles en bonos M, por un monto de 31 mil 500 millones de dólares; en el papel corporativo, en moneda dura, por 8.9 mil millones de dólares; y los bonos UMS, por 4 mil millones de dólares.

“El crecimiento estructuralmente bajo, el desplazamiento de la inversión privada, el hundimiento del sector energético, la respuesta decepcionante a la pandemia, y la persistente demora de una reforma fiscal exhaustiva sugiere un riesgo creciente de mayores rebajas en la calificación crediticia”, puntualizó el reporte.

En ausencia de un cambio en la agenda del gobierno federal para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus, destacó JP Morgan, el riesgo para México de perder el grado de inversión a finales de 2021 o inicios de 2022 aumento.

El 30 de abril JP Morgan ajustó su expectativa de crecimiento para la economía mexicana durante el 2020 y estimó que registrará una contracción de 8.4 por ciento, derivado de los efectos negativos por la pandemia de coronavirus. En su última estimación, el banco de inversión pronosticó que el Producto Interno Bruto (PIB) caería un 7.5 por ciento.

“Hay dos lecturas para esto: primero, la actividad económica era más débil de cara al segundo trimestre de lo esperado, lo que hace más complicado enfrentar los retos de ese periodo. Segundo, que la pronunciada caída implícita en marzo tuvo lugar antes de que se aplicarán las restricciones a las actividades, así que los datos de abril probablemente serán funestos”, indicó la institución en un análisis.

JP Morgan consideró que la respuesta fiscal del Gobierno encabezado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador “ha sido muy limitada”, lo que ha puesto en riesgo que la falta de liquidez en las empresas genere insolvencia y desempleo masivo, al tiempo que el enfrentamiento entre el Gobierno y el sector privado crece.

Añadió que dada la presión del Gobierno de Estados Unidos para reactivar las actividades económicas que el país considera como esenciales, podría empeorara la relación con los empresarios.