#MetaDatos | El asesinato de Aideé Mendoza, estudiante del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente desató de nuevo los reclamos en las redes sociales a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y al Rector Enrique Graue Wiechers.

El silencio y la omisión que mantuvieron las autoridades de la Máxima Casa de Estudios por casi 18 horas horas generó miles de reacciones en Twitter y Facebook; la exigencia se centró en la renuencia de los directivos de referirse al crimen como “asesinato” y callar el hecho de que la joven estudiante murió de un balazo en su propio salón de clases.

Ciudad de México, 30 de abril (SinEmbargo).– Aideé Mendoza, de 18 años de edad, fue asesinada la tarde del lunes mientras tomaba una clase de matemáticas en un aula del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente, en la Ciudad de México. Las autoridades académicas no confirmaron que su muerte se debió a un impacto de bala hasta que, más tarde, la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CdMx) emitió un comunicado.

El asesinato de la joven estudiante reactivó la indignación en las redes sociales, donde el reclamo universitario se mantiene latente desde el feminicidio de Lesvy Berlín Osorio en Ciudad Universitaria, quien fuera asesinada durante los primeros días de mayo pero de 2017.

El lunes por la noche, los reclamos se dividieron entre la indignación por el silencio de horas que mantuvieron las autoridades académicas y por su omisión para mencionar que la joven falleció por un impacto de bala. Además, los universitario reclamaron la inseguridad que prevalece en los planteles de la institución y la ola de asesinatos en el interior de sus instalaciones: con Aideé suman seis en pocos meses y la actuación del Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, quien se ha mantenido en un constante escrutinio de la comunidad académica.

La herramienta de análisis de Twitter, Tweet Binder precisó que la crisis estalló minutos después de que las autoridades de la CdMx confirmaron que Aideé murió por un impacto de bala. A las 20:30 horas de lunes miles de tuits marcaron un pico de actividad en la red social donde “CCH Oriente”, plantel en el que fue asesinada la joven, se mantuvo como tendencia hasta el mediodía de este martes.

La publicación de un boletín y un comunicado por parte del Rector avivó este martes todavía más el reclamo universitario. En el primer boletín publicado en las cuentas oficiales de la UNAM en Twitter y Facebook las autoridades informaron que colaborarían para el esclarecimiento del crimen, pero el móvil fue omitido.

Hasta el corte de esta nota, el boletín acumuló más de mil comentarios en los que una frase fue recurrente: “(Aideé) no murió, la asesinaron”, frase en la que los universitarios resumían su indignación por el tratamiento que dio la universidad al crimen y donde se evitó en las primeras horas referirse a la muerte por un arma de fuego.

Foto: Facebook

EL RECTOR GENERA MÁS PROTESTAS

Enrique Graue, Rector de la UNAM, emitió un comunicado este martes, más de 20 horas después de la muerte de la joven en los que reiteró el posicionamiento de la universidad. Sin embargo, los reclamos continuaron en el mismo sentido, la falta de contundencia de la UNAM para enunciar la tragedia con palabras acertadas, y la renuencia a referirse al crimen como un asesinato.

Poco después de las 15:00 horas las cuentas oficiales de la UNAM (@UNAM_Mx) cambiaron su imagen de perfil al monocromo en aparente señal de luto, ya que las autoridades no explicaron el motivo de que su imagen de perfil fuese solo una imagen negra.

Cientos de usuarios de redes sociales condenaron en cambio de perfil de las cuentas oficiales de la UNAM en Twitter y Facebook en aparente señal de luto por el asesinato de Aideé Mendoza, debido a su tardía reacción mediática. Foto: Especial

… Y TAMBIÉN PADRES PROTESTAN

La acción detonó una reacción inesperada. En la caja de comentarios de la página de Facebook, padres de familia manifestaron su descontento por la inseguridad que prevalece en las aulas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Minutos después del cambio de perfil, Norma Rojas, quien es madre de un joven asesinado en las inmediaciones de un plantel de la UNAM, reclamó la falta de esclarecimiento del crimen. Víctor Manuel Orihuela, estudiante de Odontología, fue asesinado en el 2017, en las inmediaciones  de la Facultad de Filosofía, su crimen permanece impune desde entonces.

Foto: Facebook

Foto: Facebook