Desde Monclova, Coahuila, la ciudad acerera que depende económicamente de Altos Hornos de México, quienes han trabajado en la empresa que Alonso Ancira Elizondo compró en 1991 al Gobierno del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari se quejan de los bajos salarios, de las escasas prestaciones e incluso, en algunos casos, de la falta de contratos colectivos de trabajo, a pesar de que laboran en la principal siderúrgica del país.

Alonso Ancira está detenido desde el martes en España, mientras se investiga su presunta relación con la venta irregular de una planta de fertilizantes a Petróleos Mexicanos.

Ciudad de México, 30 mayo (SinEmbargo).– El congelamiento de cuentas bancarias de Altos Hornos de México (AHMSA) durante dos días le dio gusto a Daniel, asistente de electricista en MINOSA, una de las subsidiarias que extrae fierro y también vende carbón a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Que bueno, por no darnos las utilidades que nos tocaban”, dijo el trabajador desde Mina la Florida, a 100 kilómetros de Monclova, en la región central de Coahuila, “la capital del acero” rodeada de altos cerros y ambiente semidesértico donde operan las dos plantas siderúrgicas de AHMSA. La región está llena de yacimientos de carbón y mineral de fierro, los insumos para la producción siderúrgica. “No estamos vendiendo chicles: vendemos carbón a la CFE [Comisión Federal de Electricidad] y a AHMSA, y además tenemos minas”, dijo a SinEmbargo.

El miércoles la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) desbloqueó 47 cuentas utilizadas para el pago a proveedores y para los salarios de los 18 mil 389 trabajadores de la principal siderúrgica del país. El salario medio de AHMSA y el costo-beneficio para sus operaciones de acero y minas fue de 7.84 dólares por hora durante 2018, de acuerdo con su Reporte Anual a inversionistas.

“Entiendo la situación con lo de los aranceles y la competencia del acero chino, pero es una injusticia que se pasen con lo de los sueldos. Es una empresa muy grande a nivel mundial, hace diez años daban utilidades de entre 20 y 40 mil pesos anuales y que ahora nos salga con unos miserables 6 mil pesos y además un préstamo. ¿Cree usted que con la economía que vivimos en este país estamos como para endrogarnos con un préstamo?”, cuestionó Daniel, que lleva diez años en la subsidiria MINOSA.

Una fundidora sobre una glorieta en Monclova. Foto: Especial.

A Raúl, ex rolero en AHMSA durante 40 años, le sorprendió que a menos de un mes de la visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador a Monclova hayan detenido al dueño Alonso Ancira Elizondo, señalado por presunta corrupción en la compra-venta irregular de una planta de fertilizantes.

En 2014 vendió a Petróleos Mexicanos (Pemex), entonces dirigida por Emilio Lozoya Austin, la empresa de fertilizantes Agronitrogenados, una planta “chatarra” que no había operado en al menos 14 años a un sobreprecio de 475 millones de dólares.

Ancira Elizondo, quien acostumbra fumar varios puros al día de la marcar Arturo Fuentes Opus X –de más de 24 mil pesos por caja de 29 piezas–, está en una cárcel española para evitar que se fugue. En la crisis global del sector siderúrgico en 1999 huyó a Israel, mientras AHMSA se declaró en suspensión de pagos (levantada hasta mayo de 2016) luego de que adquirió una deuda de más de 2 mil 300 millones de dólares y dejó de cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Raúl, recién jubilado, dice que no fue afectado en aquella crisis porque el cargo de rolero es muy valorado por los jefes, al ser “un empleo matadón”. Los roleros, explicó, están todo el turno operando máquinas y haciendo reparaciones. “Si hubo recortes en ese tiempo, a los roleros son a los que menos recortan, porque son pocos los que aguantan esa labor tan dura”, aseguró.

Luego, a su regreso a México –a finales del sexenio de Vicente Fox Quesada–, Alonso Ancira negoció un plan de pagos con sus acreedores y retomó las riendas de la gigante siderúrgica mexicana.

LA VIDA ES ALREDEDOR DE AHMSA

Raúl llegó a Altos Hornos de México en 1978, antes de que el 23 de diciembre de 1991, durante la privatización emprendida en el Gobierno del Presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Grupo Acerero del Norte de Alonso Ancira Elizondo y Xavier Autrey ganara la licitación de las plantas de la empresa, que operaba desde 1944 con capital estatal de Nacional Financiera y privado de American Melting Company.

“El Rey del Acero”, Alonso Ancira, fue nombrado director general. A la par, de 1994 a 1995 encabezó la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero.

“Cuando entré era paraestatal y ya después la compraron Ancira. Se sintió un poco el cambio en aspectos estéticos, más cuidadosos con las ventas, evitaban tener menos pérdidas y más organización”, evocó Raúl, ex rolero.

De acuerdo con el Wall Street Journal, la esposa de Alonso Ancira era “como una hermana” para Cecilia Occeli, entonces esposa del Presidente Salinas, en cuyo gabinete estaba Emilio Lozoya Thalmann, padre del ex titular de Pemex, Emilio Lozoya Austin, quien es hoy la otra pieza del rompecabezas buscado por la Policía Internacional (Interpol).

Después de la venta de la fertilizante a Pemex, Altos Hornos de México transfirió más de 3 millones 700 mil dólares a las cuentas de Grangemouth Trading Company, firma offshore de la constructora Odebrecht, de la que salieron los cinco millones de dólares transferidos a Zecapan SA, la offshore en donde se depositaron los sobornos dirigidos a Lozoya Austin, documentó una investigación de la organización periodística Quinto Elemento Lab. 

“AHMSA significa todo para Monclova. La vida aquí en la región carbonífera gira alrededor de AHMSA”, aseguró Raúl sobre su ciudad, donde habitan más de 230 mil personas. Aunque también tiene zonas con pobreza extrema sin agua potable ni electricidad como la colonia Vanessa Guerrero de Moreira o Las Esperanzas, detectadas en el Censo del Bienestar.

La mayoría de los trabajadores de AHSMA están sindicalizados. Foto: Facebook AHMSA.

La economía regional depende de un 38 por ciento de la siderúrgica, de acuerdo con la empresa. En el 2018 AHMSA participó con el 13 por ciento del mercado de acero a nivel nacional y sus productos sirven principalmente a las industrias de manufactura, construcción, automotriz, petróleo, empaque y aparatos domésticos, de acuerdo con su Reporte anual a inversionistas.

El año pasado produjo junto con sus filiales 4.52 millones de toneladas de acero líquido y 3.88 millones de toneladas de productos terminados de acero, y las ventas de exportación fueron por 454 mil toneladas.

Durante la entrega de programas del bienestar en Monclova, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró el 3 de mayo que protegería a la industria siderúrgica frente a los aranceles para que haya trabajo y bienestar en la zona.

“No sé si trae un trasfondo político. Hace como un mes vino El Peje aquí, salió en las primera planas que iba a levantar los aranceles. [Ancira] anunció una ampliación para AHMSA, una coquizadora [para la Siderúrgica 2] y luego veo esa noticia [de su detención] y me saca de onda; se me hace muy extraño”, dijo Raúl.

Al cierre de 2018, de los más de 18 mil empleados, 11 mil 250 eran sindicalizados y 7 mil 139 de confianza.

“Traté de llevármela bien. La pasaba uno más en el trabajo que en la casa. En compañerismo estábamos bien, pero lo que respecta a sueldo pues… Yo era de confianza, no del sindicato de la sección 147. Ellos tienen más prestaciones. Los de confianza estamos cien por ciento con la empresa a los horarios y todo lo que ellos nos digan. No tenemos contrato de trabajo. Aunque teníamos concesiones como sacar vacaciones de un día o dos y derechos a gastos médicos mayores”, afirmó.

AHMSA y MICARE Unidad de Minera del Norte tienen celebrados contratos colectivos de trabajo para cada una de sus plantas o unidades con el Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Conexos (SNDTMMSC), dirigido por Ismael Leija Escalante, un organismo alterno al Sindicato Nacional Minero del Senador Napoléon Gómez Urrutia. En los últimos 28 años, no se han registrado huelgas.

La economía regional depende de un 38 por ciento de la siderúrgica. Foto: Facebook AHSMA.

LA SIDERÚRGICA ENTRE CERROS 

En las semanas de contingencia ambiental por altos niveles de partículas contaminantes, el índice del World Air Quality ubicó a Monclova como la tercera ciudad más contaminada en el mundo. Pero la Secretaria de Medio Ambiente estatal, Eglantina Canales, aseguró que se debió a una falla en el equipo.

En los índices oficiales del Sistema del Sistema de Monitoreo de Calidad del Aire (SINAICA) no figura la ciudad acerera en los niveles de incumplimiento de emisiones tóxicas.

La siderúrgica Altos Hornos de México ha sido señalada durante años por sus emisiones contaminantes y desechos en el río Monclova, e incluso fue denunciada en 2015 ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

AHMSA tiene medidas para reducir contaminantes. Foto: Facebook AHMSA.

Los trabajadores de AMHSA y la subsidiaria MINOSA descartaron que la industria siderúrgica cause mala calidad del aire más que las emisiones de los carros.

“Desde que entró Ancira entraron también auditorías y certificados de ISO para poder competir. Como se vende al extranjero se tiene que estar avalado y cerraron los departamentos que contaminaban más”, comentó Raúl.

Desde 1996 AHMSA cumple con la norma internacional ambiental ISO 14-001 y mantiene convenios voluntarios de protección al ambiente con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

“Las acciones de AHMSA y sus empresas para asegurar aire limpio en sus entornos operativos han permitido reducciones de más de 60 por ciento en la emisión de partículas por tonelada de acero líquido producida”, destaca la empresa.

“En los últimos años la aplicación de las Leyes Ambientales se ha vuelto cada vez más estricta, debido en parte al convenio en materia ecológica celebrado entre México, EU y Canadá en relación con el TLCAN, y a la importancia de los temas medioambientales a nivel mundial”, dice el Reporte anual.