El individuo golpeó a Samantha, y al darse cuenta que no reaccionaba la envolvió en una cobija y abandonó el cuerpo en plena vía pública.

Por Beda Peñaloza

Estado de México, 30 de mayo (AFondo).- Sigue prófugo de la justicia Ismael, el sujeto que hace más de 11 meses asesinó a golpes a su hijastra de dos años de edad, cuyo cuerpo abandonó en la vía pública en la colonia Vista Hermosa, en el Estado de México.

Fue el 17 de junio del año 2019, que Ismael Muñoz Hernández asesinó a golpes a Emily Samantha N de tan solo dos años de edad, para después abandonar el cadáver en la calle Claveles.

Aquel día, policías fueron alertados del hallazgo de una pequeña envuelta en una cobija azul con figuras deportivas tirada frente a la casa marcada con el número 87.

Por lo que agentes arribaron al lugar, quienes tras confirmar los hechos solicitaron una ambulancia al percatarse que la pequeña no reaccionaba.

Lamentablemente, cuando paramédicos se presentaron a intentar brindarle los primeros auxilios a la niña, nada pudieron hacer pues ya no contaba con signos vitales y su cuerpo presentaba varios golpes.

Los uniformados resguardaron el área, hasta donde se presentó la madre de la occisa, quien reconoció el cuerpo de su pequeña que fue privada de la vida por su padrastro.

Por este crimen, la mujer de nombre Karen Neftaly “N”, de 18 años de edad fue detenida y tras rendir su declaración dio a conocer que la menor  había sido asesinada por Ismael Muñoz Hernández, su pareja sentimental.

El individuo golpeó a Samantha, y al darse cuenta que no reaccionaba la envolvió en una cobija y abandonó el cuerpo en plena vía pública. Para evitar ser detenido emprendió la huida a bordo de auto tipo Beat, color blanco.

Estos hechos causaron conmoción entre los vecinos y familiares, quienes no podían creer lo que había pasado y comenzaron a difundir a través de las redes sociales la fotografía del asesino, con el objetivo de que fuera detenido.

Sin embargo, han transcurrido más de 11 meses del crimen y su familia sigue clamando justicia por el asesinato de Emily Samantha “N”, una niña víctima del padrastro asesino que, como seña particular tiene un tatuaje con su nombre en el brazo derecho; en tanto continúa fugitivo.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE A FONDO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.