El Gobierno federal tiene pendiente un gasto total de 232 mil 100 millones de pesos que estaban programados para utilizarse en el periodo enero-agosto de 2019, de acuerdo con un informe de la Secretaría de Hacienda. También destaca que los ingresos del sector público presentaron una caída de 2.1 por ciento, equivalentes a 89 mil 121 millones de pesos.

Ciudad de México, 30 de septiembre (SinEmbargo).– El Gobierno federal tiene pendiente un gasto total de 232 mil 100 millones de pesos que estaban programados para utilizarse en el periodo enero-agosto de 2019, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El Informe de Finanzas y Deuda Pública, publicado este lunes por la dependencia federal, reportó un subejercicio del gasto público en los primeros ocho meses del año. El Gobierno había planeado que para el mes de agosto ya se hubieran gastado 3 billones 648,600 millones de pesos, monto menor al programado por Hacienda en 232 mil millones de pesos.

Esta cifra implica un subejercicio de 4.0 por ciento en comparación con el programa de Hacienda.

A su interior, el gasto programable fue menor al programa en 164.6 mil millones de pesos, lo que obedece principalmente a un menor gasto en 106.5 mil millones de pesos de la Administración Pública Centralizada y en 88.7 mil millones de pesos en el IMSS, el ISSSTE y Pemex, conjuntamente, que se compensan parcialmente por el mayor gasto de la CFE respecto a lo originalmente previsto por 30.7 mil millones de pesos.

El Informe de Finanzas y Deuda Pública, publicado este lunes por la dependencia federal, reportó un subejercicio del gasto público en los primeros ocho meses del año. Foto: Cuartoscuro.

El gasto no programable fue inferior en 67.5 mil millones de pesos a lo previsto, debido al menor costo financiero por 37.5 mil millones de pesos; menores participaciones por 17.9 mil millones de pesos y menor pago de Adefas y otros por 12.1 mil millones de pesos.

La dependencia a cargo de Arturo Herrera explicó que en la evolución por rubro de gasto destaca lo siguiente:

–La inversión física fue menor 15.2 por ciento real.

–Los subsidios, transferencias y aportaciones, distintas de servicios personales, fueron inferiores en 7.7 por ciento real.

–El gasto de operación disminuyó 5.6 por ciento real, dentro de este rubro los servicios personales disminuyeron 4.6 por ciento en términos reales.

–Las participaciones a las entidades federativas aumentaron 2.5 por ciento en términos reales.

–Las pensiones y jubilaciones se incrementaron 4.4 por ciento real.

–El costo financiero de la deuda aumentó 4.9 por ciento real, por un mayor pago de intereses de la deuda y por mayores recursos para los programas de apoyo a ahorradores y deudores de la banca. Saldo de la deuda pública

SUBE DEUDA

La Secretaría de Hacienda informó que al cierre de agosto de 2019, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) ascendió a 10 billones 767.2 mil millones de pesos.

El componente interno del SHRFSP se ubicó en 6 billones 797.6 mil millones de pesos, mientras que el externo fue de 198.2 mil millones de dólares (equivalente a 3 billones 969.6 mil millones de pesos).

La deuda neta del sector público federal (Gobierno Federal, Empresas Productivas del Estado y la banca de desarrollo) al finalizar agosto de 2019 se ubicó en 11 billones 108.5 mil millones de pesos.

La deuda interna neta del sector público federal fue de 7 billones 36.2 mil millones de pesos, mientras que la deuda externa neta del sector público federal se ubicó en 203.3 mil millones de dólares (equivalente a 4 billones 72.4 mil millones de pesos).

Finalmente, el saldo de la deuda neta del Gobierno Federal se situó en 8 billones 310.2 mil millones de pesos en agosto de 2019. En cuanto a su composición, la deuda interna neta del Gobierno Federal fue de 6 billones 375.4 mil millones de pesos, mientras que la deuda externa neta del Gobierno Federal se ubicó en 96.6 mil millones de dólares (equivalente a 1 billón 934.7 mil millones de pesos).

CAEN INGRESOS

Los ingresos del sector público presentaron una caída de 2.1 por ciento entre enero y agosto, equivalentes a 89,121 millones de pesos.

Esta menor entrada de capital para el Estado estuvo protagonizada por un descenso en los ingresos petroleros de 19.7 por ciento, mientras que los ingresos no petroleros cayeron un 2.1 por ciento.

El Gobierno federal ha visto disminuida la recaudación de Impuesto Sobre la Renta (ISR) en 0.4 por ciento, equivalente a 28,212 millones de pesos, mientras que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) retrocedió un 2.9 por ciento, lo que significa que se dejaron de recaudar 37,076 millones de pesos en el periodo.