El Procurador General de Justicia de Tamaulipas, Ismael Quintanilla, detalló que el presunto responsable del secuestro del futbolista Alan Pulido es Osvaldo Velázquez García, quien “es cónyuge de una prima de la víctima. Se investiga su presunta participación en un grupo delictivo con operación en la región, relacionado con el trasiego y venta de droga, la comisión de otros secuestros y la extorsión a comerciantes del municipio de Ciudad Victoria”. Detalló además que fue él quien dio los detalles a los plagiarios sobre el auto en el que viajaba el deportista.

PROMO-Pulido-700

Ciudad de México, 31 de mayo (SinEmbargo).– Un familiar del propio jugador Alan Pulido es quien habría ordenado su secuestro en Ciudad Victoria, Tamaulipas, según dio a conocer el Procurador General de Justicia del estado, Ismael Quintanilla.

Osvaldo Velázquez García, de 29 años, y esposo de una prima del jugador del Olimpiakos fue detenido este martes acusado de ser el autor intelectual del secuestro ocurrido la noche del pasado sábado.

En conferencia de prensa, el Fiscal tamaulipeco señaló que también se investiga la relación del detenido con grupos del crimen organizado que operan en el estado.

“Es cónyuge de una prima de la víctima y se investiga su presunta participación en un grupo delictivo con operación en la región, relacionado con el trasiego y venta de droga, la comisión de otros secuestros y la extorsión a comerciantes del municipio de Ciudad Victoria”, dijo.

Según el funcionario, Velázquez García se encontraba en la fiesta a la que también asistió Pulido antes del plagio y tras la salida del joven deportista, fue él quien indicó las características del auto en el que viajaba la víctima.

El grupo delictivo que secuestró a Alan Pulido es parte de Los Zetas reconoció ayer Ismael Quintanilla, en entrevista con Radio Fórmula. Ante la pregunta de si uno de los detenidos ayer mismo pertenecía a este grupo delictivo, el funcionario respondió “sí”.

El Fiscal señaló que no podía decir si iban por Alan Pulido o no. “Estamos investigando para ver qué es lo que está de tras de todo esto, si fue circunstancial o si era dirigido”.

Quintanilla explicó que su participación y la de la corporación en la investigación por el secuestro del futbolista se dio desde un inicio, ya que la novia del jugador llamó al 066 y avisó a la familia.

Dicho número telefónico, agregó, está conectado a todas las corporaciones por lo que se emitió una alerta.

“Cuando nos dimos cuenta de quién se trataba, eso nos puso más alerta porque iba a generar una situación como la que se está viviendo”.

Este martes, Armando Pulido, hermano del delantero, dio a conocer que los secuestradores del futbolista exigieron a su familia un rescate de seis millones de pesos.

En entrevista con Imagen Radio dijo que él fue el negociador con los secuestradores después de que su hermano Alan fue plagiado.

Pasadas las 11 de la noche del domingo, Armando dijo a los secuestradores que le dieran de plazo hasta la tarde del día siguiente, ya que seis millones de pesos era una cantidad imposible de conseguir. En respuesta, le dijeron que entonces su hermano estaría muerto para entonces.

Varios minutos después, un miembro del equipo antisecuestro que participaba en el caso le notificó a Armando que su hermano estaba libre.

LAS OTRAS VERSIONES

Foto: Cuartoscuro

Pulido fue secuestrado el fin de semana en Tamaulipas. Sobre su plagio han surgido una serie de especulaciones. Foto: Cuartoscuro

El jugador tuvo una breve aparición ante los medios la madrugada de este lunes, acompañado del Gobernador de Tamaulipas, Egidio Torres Cantú, cuando abandonó la Unidad Antisecuestro. El jugador vestía una playera sin mangas y de colores y un short de manchas de colores, la misma ropa con la que fue secuestrado. Pulido tenía además una mano vendada y unos moretones.

Tanto la versión de su liberación dada por la Porcuraduría local, como la apariencia del jugador en las fotografías y en su breve encuentro con los medios, han generado cientos de cuestionamientos sobre la veracidad de su plagio entre usuarios de las redes sociales, medios de comunicación y periodistas. Incluso en las redes sociales, el hashtag #LosTuiterosLiberamosAPulido se volvió tendencia.

Primero, el Procurador Ismael Quintanillas dijo: “Se encontraba en una casa de seguridad, privado de la libertad Alan Pulido. De manera inmediata se logró el rescate de la víctima y además la detención de uno de los participantes en este secuestro de nombre Daniel Hernández Morales de 38 años de edad originario del estado de Veracruz. El cual es integrante de uno de los grupos delincuenciales que están participando en hechos delictivos en esta ciudad”.

“Inmediatamente que se rescató a la víctima se le condujo a los lugares donde se le dio apoyo primeramente de forma médica y psicológica, y en seguida se le tomó su declaración para la continuación de la integración previa en contra del detenido y además continuar con la indagatoria y la búsqueda de los demás participantes que están, algunos de ellos, ya identificados”, expresó.

“Hasta este momento la víctima se encuentra ya con su familia, se encuentra en buen estado de salud. Y nosotros por nuestra parte continuaremos haciendo el trabajo que nos corresponde a la conclusión y continuar con la integración de la averiguación”, dijo en su momento.

Una contradicción que surgió en la narrativa de las autoridades fue que el Comisionado General de la Policía Federal, Enrique Galindo, explicó que las autoridades negociaron con los captores, aunque, dijo, no se entregó ningún tipo de rescate. Aunque la versión oficial es que se trató de un rescate.

Ismael Quintanilla, del Grupo de Coordinación Tamaulipas, detalló en conferencia de prensa que durante los primeros minutos del domingo se recibió una llamada al número de emergencia 066 del propio Alan Pulido, en un supuesto descuido de sus secuestradores. En tanto el jugador fue liberado aproximadamente 24 horas después.

El lunes,  durante una entrevista con Joaquín López-Dóriga, señaló que la llamada que hizo el jugador se hizo cerca de la media noche y que la Policía estaba cerca de la casa de seguridad donde estaba retenido, pues desde el momento en que se supo del plagio, las autoridades montaron un operativo de búsqueda  y las investigaciones arrojaban que se encontraban  cerca de esa zona.

“Justo cuando él habla, al interior de la casa, como lo hemos mencionado en muchas ocasiones eran cuatro personas las que lo llevaron ahí, dos se quedaron a cuidarlo y dos se retiraron. Uno era el que estaba más pendiente, uno era el que estaba en la calle”, expresó.

“Un un momento dado que estaba en cautiverio este muchacho logró zafarse de las ataduras y tuvo un enfrentamiento con él, lo logró someter y en base a ello fue cómo le quitó el mismo lugar al delincuente y pudo hacer la llamada. Mencionando quién era y dando más o menos la señas de donde estaba para ese momento ya estaban las corporaciones por ese rumbo y para las señas que dio lograron llegar a tiempo, muy rápido, la Fuerza Tamaulipas fue la primera que llegó […] Quizo salir, la puerta tenia llave, empezó a golpear y rompe un vidrio y de acuerdo a la llamada que él ya había hecho, los policías llegan y se dan cuenta de esta situación. Entendemos que el otro que estaba afuera vio que estaban cerca las patrullas y huyó, incluso dejó el arma que traía, incluso la tenemos asegurada”, explicó el funcionario.