Donald Trump, Presidente de Estados Unidos, utilizó hoy el fracaso del Presidente Enrique Peña Nieto en el combate a la violencia para exigir de nuevo máxima seguridad fronteriza ante el aumento de asesinatos en México durante 2017. Incluso ayer aseguró que no tiene “ningún problema” en permitir que el Gobierno se paralice si el Congreso no destina dinero para este rubro.

Ciudad de México, 31 de julio (SinEmbargo).- Alfonso Navarrete Prida, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), aseguró que si Estados Unidos blindara su frontera para impedir la entrada ilegal de armas y dinero a México, los homicidios dolosos descenderían de inmediato en el país.

“Si blindaran la frontera de los Estados Unidos impidiendo la entrada ilegal de armas a México y de dinero a México, el descenso dramático de los homicidios dolosos se vería casi de inmediato”, afirmó en respuesta a las recientes declaraciones que hizo Donald Trump, Presidente estadounidense, para exigir máxima seguridad fronteriza ante el aumento de asesinatos en el país durante 2017.

En conferencia de prensa, con motivo del Día Mundial contra la Trata de Personas, el funcionario federal sostuvo que el tráfico de armas y dinero es uno de los principales factores que detonan la violencia en el territorio mexicano.

“No hay punto de inflexión alguno, no hay decisión, si ellos no ayudan y cooperan claramente a ver el asunto más allá de la segunda enmienda… Si no dejan de verlo bajo la segunda enmienda y sí lo ven como un asunto de seguridad fronteriza va a ser muy difícil que podamos contener de manera coordinada los fenómenos de crecimiento de delincuencia organizada”, subrayó.

Donald Trump, Presidente de Estados Unidos, utilizó hoy el fracaso del Presidente Enrique Peña Nieto en el combate a la violencia para exigir de nuevo máxima seguridad fronteriza ante el aumento de asesinatos en México durante 2017. Incluso ayer aseguró que no tiene “ningún problema” en permitir que el Gobierno se paralice si el Congreso no destina dinero para este rubro.

En su cuenta de Twitter, consideró “un récord” que la tasa de homicidios en el país haya incrementado en un 27 por ciento a 31 mil 174 personas asesinadas.

“Una de las razones por las que necesitamos Gran Seguridad Fronteriza es que la tasa de homicidios de México en 2017 aumentó en un 27 por ciento a 31 mil 174 personas asesinadas, ¡un récord!”, argumentó el mandatario estadounidense la mañana de este martes.

Asimismo, pidió que se respete al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) y a los profesionales que se encargan de hacer cumplir la ley.

Ayer, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer las estadísticas preliminares, a nivel nacional y por entidad federativa, de los homicidios registrados en el país durante 2017. Los datos confirman un país que va de mal en peor en seguridad. De hecho, no existe el registro de un año más violento en la historia. Y 2018, por lo que adelantan las cifras, será peor.

El Instituto reveló que en 2017 se registraron 31 mil 174 homicidios en México, lo que representa 25 homicidios por cada 100 mil habitantes. Esa tasa no sólo supera los 20 homicidios por cada 10 mil habitantes de 2016, sino que es 50 por ciento superior a la de 2014, y la mayor en 27 años, de acuerdo con su serie que data de 1990.

“Las estadísticas revelan que en 2017 se registraron 31 mil 174 homicidios en México. Es decir, una razón de 25 homicidios por cada 100 mil habitantes a nivel nacional, tasa que es superior a la registrada en 2016, que fue de 20 homicidios por cada 100 mil habitantes”, informó INEGI.

COMBATE A LA TRATA DE PERSONAS

Por otra parte, Alfonso Navarrete Prida informó que lanzaron un programa en 12 estados de la frontera para combatir la trata de personas, problema en el que son más vulnerables las mujeres y los niños migrantes.

Durante su mensaje a medios, el Secretario de Gobernación detalló que tras diversos operativos, realizados entre el 29 y 30 de julio, las autoridades rescataron a 182 personas, 48 de ellas menores de edad.

Asimismo, precisó que de 2013 a la fecha, el Instituto Nacional de Migración (INM) auxilió a más de siete mil víctimas, originarias de 18 naciones.