Hatay (Turquía), 16 jun (EFE).- Periodistas turcos a los que se ha permitido el acceso a la ciudad siria de Yisr al Shogur han desmentido que el lugar, ocupado por opositores al Gobierno, haya sido atacado por tanques de las fuerzas sirias y afirmaron que la población ha dado la bienvenida a los soldados.

“Lo que hemos visto en Yisr al Shogur desmiente la mayoría de las historias que se han contado”, ha relatado la agencia semioficial Anadolu que, junto a la televisión pública turca, ha sido el primer medio extranjero en recibir permiso para entrar en la ciudad.

Anadolu informa de que la ciudad estuvo bajo control de grupos armados durante tres días y que todos los edificios públicos, como oficinas de correos, hospitales, comisarias y juzgados, han sido destrozados.

Los reporteros turcos explicaron que las autoridades sirias no les impidieron el acceso a Yisr al Shugur, que describen como una “ciudad fantasma”, y que sólo les pidieron que no filmaran a los soldados por motivos de seguridad.

Además, relatan que unos 72 soldados fueron degollados por los rebeldes y que la cabeza del jefe del servicio de inteligencia en la ciudad fue expuesta durante tres días clavada en un palo.

También se refirieron a la presencia de cuerpos arrojados en el río Asi, casas devastadas y mujeres y niños que habían sido violados.

“Estábamos sorprendidos de ver que miles de personas daban la bienvenida a los soldados”, indicó el periodista de Anadolu.

En los últimos días se han sucedido las informaciones sobre ataques con tanques y helicópteros por parte de las fuerzas sirias contra Yisr al Shogur, en una operación de represalia por la muerte de varios soldados a manos de rebeldes, según la versión oficial del régimen del presidente Bachar al Asad.

El propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, mostró este lunes a través de un portavoz su “preocupación” ante la violencia en Siria y se refirió a los acontecimientos en Yisr al Shugur, y “el elevado número de víctimas que ha dejado en la población civil”.

Miles de personas han huido hacia la frontera turca escapando de las operaciones de castigo del Ejército sirio.

La cifra oficial de refugiados sirios en Turquía es ya de 8.904, anunciaron hoy fuentes de la Oficina de Desastres y Situaciones de Emergencia de Ankara.

El flujo de sirios hacia Turquía continuó el miércoles por la noche, mientras que 147 personas han decidido voluntariamente volver a Siria, después de que un enviado de este país visitará ayer Ankara e invitará a la población a regresar a sus casas. EFE