México

Los recortes a los estímulos de docentes deterioran calidad en universidades públicas

01/10/2022 - 8:40 pm

Al igual que en la UdeG, profesores de otras universidades públicas alertan por recortes en los estímulos por los que compiten año con año para mejorar sus sueldos.

Ciudad de México, 1 de octubre (SinEmbargo).– Las y los profesores de universidades públicas de México ven en los estímulos económicos la manera de compensar los bajos salarios con los que ejercen, pero en los últimos años profesores en distintas escuelas han tenido que protestar para asegurar sus pagos, a ello se suman los llamados de representantes de instituciones de educación superior del país a quienes les preocupa que ya no puedan seguir costeándolos.

“La búsqueda de la reducción y cancelación de los estímulos ha sido desde el inicio del Gobierno [federal actual]. En el 2019, durante todo el año nos cancelaron los estímulos al desempeño docente”, expuso en entrevista el académico Miguel Vértiz Galván, representante del Consejo Académico de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), quien denunció que los retrasos y pagos incompletos de estímulos continúan este 2022.

Su caso es similar al de la Universidad de Guadalajara (UdeG), donde las autoridades informaron en agosto que, por falta de presupuesto, desde ahora y hasta marzo de 2023 no podrán otorgar los recursos completos del Programa de Estímulos al Desempeño Docente (PROESDE), regulado por las Secretarías de Hacienda y de Educación Pública (SEP).

La institución argumentó que ello se debe a la decisión tomada desde 2021 por el Gobierno federal para eliminar el fondo extraordinario Carrera Docente –conocido como U040–, que tenía como función complementar el pago de estímulos en las universidades públicas estatales, por lo que actualmente la carga presupuestal para estos programas recae en mayor medida en las universidades.

Para 2020, el último año que existió el fondo, 35 universidades públicas federales se beneficiaban de él, aunque entre esas ellas no estaba la UPN, las afectaciones por la falta de recursos económicos federales también se observó en la institución.

“Desde 2020 y hasta ahora nos dicen que los pagos no nos los pueden dar porque nuestro reglamento sobre la entrega de estímulos no está actualizado, también argumentan que se están pagando con recursos de la universidad, que la Secretaría de Hacienda ya no da recursos”, expuso Vértiz Galván, quien también participó en la Comisión de Estímulos de la UPN hasta febrero de 2021.

El docente denunció que a los beneficiarios les redujeron el monto económico que recibían como estímulos y ahora, sin importar el nivel de preparación que tengan –donde el máximo es siete– en promedio, a cada profesor le pagan en promedio 5 mil pesos por estímulos, cuando en años anteriores tenían derecho a acceder a más.

“En algunos casos los estímulos se redujeron un 30 por ciento o en otros casos en 70 por ciento, esto nos ha afectado duramente”, lamentó.

De igual manera, desde febrero de este año profesores y profesoras de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) alertaron que la disposiciones para acceder a estímulos pondrían en riesgo hasta el 40 por ciento de sus ingresos debido a las complicaciones para cumplirlos, por ello entregaron una carta en la que pidieron simplificar las evaluaciones a las y los docentes, a la petición se sumó la investigadora y esposa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, Beatriz Gutiérrez Müller –quien tiene una plaza en la universidad–, la institución aceptó dar una prórroga.

Los reportes anuales de la SEP sobre el Programa de Carrera Docente en Universidades Públicas Estatales, financiado por el fondo U040, ahora extinto, reconocen que al menos de 2018 a la fecha aumentó el número de docentes que cumplen los requisitos para acceder a un estímulos económicos, pero eso no les garantiza que puedan ser recompensados.

En 2019, en las 34 universidades públicas del programa había 33 mil 562 docentes de tiempo completo, 20 mil 858 cumplían con el perfil deseable para competir por un estímulo, 8 mil 747 de ellos buscaron ser beneficiarios y 3 mil 791 de ellos fueron electos, es decir, sólo 18 por ciento de quienes tenían un perfil deseable resultaron ganadores.

Para 2020, el último año que el fondo U040 estuvo vigente, el número de beneficiarios creció a 10 mil 297, pero la Secretaría de Hacienda asignó 254 millones 878 mil 244 pesos para el programa, una cifra menor a los 350 millones que destinó en 2018, cuando la SEP reportó 3 mil 484 beneficiarios en todo el país.

La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) alertó desde 2020 que eliminar el fondo U040 destinado a complementar el pago de estímulos de docentes traería “problemas estructurales” en las universidades públicas.

Y previo a la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación de 2022, la asociación planteó en un análisis que la disminución presupuestal a fondos extraordinarios como el Programa de Carrera Docentes (UPES) “impacta de manera importante las finanzas de las universidades e instituciones de educación superior y dificulta la realización de los planes de desarrollo”.

A ello se suma que en mayo de este año, previo a que la Secretaría de Hacienda entregara el Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2023 a la Cámara de Diputados, el Consejo Nacional para la Coordinación de la Educación Superior propuso en un documento de trabajo elaborado con representantes de universidades del país, incluir en el presupuesto un “Nuevo Programa Presupuestario que permita financiar las nuevas políticas públicas vinculadas a carrera docente y estímulos al personal académico en sustitución de los Pp S247 –Programa para el Desarrollo Profesional Docente– y U040 –Carrera Docente en Universidades Públicas Estatales”.

De acuerdo con Carlos Iván Moreno Arellano, Coordinador General Académico y Vinculación, representantes de las universidades que integran la ANUIES plantearon volver a incluir este fondo al Presupuesto del próximo año, pero la propuesta no se materializó en el proyecto actual.

“La ANUIES, previendo esta crisis política de las universidades por el tema de estímulos, propuso que se restituyera el fondo U040 y que se le asignarán aproximadamente 400 millones de pesos para todas las universidades, ninguna de esas dos opciones fue atendida”, mencionó.

Por su parte, docentes tanto de la UPN como al UdeG, afectados directamente por la disminución de estos estímulos, denuncian que la principal problemática es que las autoridades universitarias siguen sin atender la desigualdad salarial que los hace competir y defender estos programas.

“Las autoridades hablan de eliminar estímulos, pero estamos preocupados porque esta decisión no va de la mano con aumentos, con la mejora de nuestros sueldos”, criticó el profesor Vértiz Galván.

Montserrat Antúnez Estrada
Periodista y editora. Feminista. Comprometida con comunicar temas sobre acceso a la justicia y derechos humanos. Trabaja por un periodismo con perspectiva de género y que respete la dignidad de las personas.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video