En las primeras hora de la mañana los manifestantes colgaron una bandera de México y mantas sobre el muro fronterizo en la que insistían que el pueblo mexicano no pagaría el muro y exigían al Gobierno mexicano no ceder a presiones del mandatario estadunidense en materia de migración.

Por Manuel Ocaño

Tijuana, 3 febrero (LaOpinión).- Más de medio centenar de manifestantes quemó este domingo en la playa de Tijuana una botarga o figura con fotografía del rostro del Presidente Donald Trump.

El grupo, que se identificó por llevar chalecos amarillos, también instó al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a no ceder a presiones del mandatario estadunidense en materia de migración.

Colocaron una bandera de México a lo alto del muro fronterizo, donde México colinda con California y el Pacífico.

La protesta, originalmente por el aniversario de la firma del tratado de Guadalupe Hidalgo, con el que México cedió a Estados Unidos más de la mitad de su territorio en 1848, derivó en manifestación por las presiones del presidente estadunidense para que México intercepte migrantes centroamericanos.

Los protestantes criticaron las políticas migratorias de Trump. Foto: La Opinión

“Ya es hora de que Trump deje de burlarse de nosotros”, dijo el dirigente Sergio Tamai, de la organización Ángeles sin Fronteras.

El mandatario estadounidense “ha obligado al Gobierno de México a que la Guardia Nacional haga el trabajo sucio de andar deportando a nuestros hermanos centroamericanos”, dijo Tamai.

El grupo de manifestantes se congregó desde horas de la mañana en la arena de Playas de Tijuana.

Poco antes de las 11 de la mañana, algunos manifestantes colgaron mantas sobre el muro fronterizo. Una decía “Trump, no pagaremos tu muro”, otra, alusiva a la protesta por la fecha, demandaba “Trump deja entrar a los mexicanos para trabajar en los territorios que nos robaron en 1848”.

Los manifestantes formaron una valla paralela al muro fronterizo, guardaron un minuto de silencio por los migrantes que han perecido al cruzar la frontera y luego prendieron fuego a la figura con saco de traje a la que pegaron una fotografía tamaño natural del rostro del Presidente Trump.

Prendieron la figura Tamai y el dirigente local José María García Lara, quienes exigían a gritos que López Obrador encabezara acciones para recuperar el territorio que pasó a Estados Unidos.

La protesta, con grandes mantas, la bandera mexicana a lo alto, y el nutrido grupo de manifestantes en amarillo, llamó la atención de visitantes a esa zona conocida como turística.

Manifestantes colocaron la bandera de México a lo alto del muro fronterizo. foto: La Opinión

Los visitantes se concentraron en lo alto de una colina, cerca del faro de Tijuana, desde donde observaron que los manifestantes formaban un semicírculo en torno a la figura de Trump que ardía.

Policías de Tijuana observaron desde lo alto de una colina la protesta sin intervenir. No se registraron incidentes ni detenciones.

Un equipo de bomberos rescatistas de la playa, en un vehículo pickup, también permaneció en el sitio.

Tamai gritaba que su organización buscará apoyo de tribunales internacionales para renegociar el Tratado de Guadalupe Hidalgo que, según dijo, fue aprobado por funcionarios mexicanos no autorizados.

Mientras tanto, “pedimos a Trump que deje entrar a trabajar a los mexicanos a los territorios que nos arrebataron”, dijo.

En la protesta participaron migrantes actualmente alojados en el Hotel Migrante de Mexicali, unas 140 millas al este de Tijuana, un refugio que administra Tamai, y también migrantes del albergue juventud 2000 de Tijuana, que administra José María García Lara.

“También queremos decirle a Trump que detenga las deportaciones en los estados que eran nuestro territorio”, demandó Tamai.

Activistas señalaron que ya es tiempo de que Trump deje de burlarse del pueblo mexicano. Foto: La Opinión

El dirigente mexicalense también cuestionó que el Presidente Trump dijera la semana pasada que podría obligar a los mexicanos a pagar por el muro que prometió en campaña hace casi cuatro años mediante las remesas que los mexicanos envían desde Estados Unidos a sus familias y poblados.

El manifestante declaró que, de acuerdo con las últimas cifras oficiales del gobierno de México, los mexicanos en Estados Unidos enviaron el año pasado la cantidad sin precedentes de 35 mil millones de dólares en remesas.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.