Mientras Netflix se recupera, la industria cinematográfica tradicional, aquella que estrena sus producciones en salas de cine, ya comienza a resentir los efectos del coronavirus por la cancelación de premieres y filmaciones.

Ciudad de México, 3 de marzo, (EconomíaHoy).- A la par que autoridades sanitarias de todo el mundo se mantienen al pendiente del avance del coronavirus, e industrias como las del turismo resienten el temor a la enfermedad, empresas de entretenimiento como Netflix se han visto beneficiadas, y es que, contrario a la industria cinematográfica, también fuertemente golpeada por la emergencia, estos servicios de cine y televisión por streaming no necesitan de las salas de cine, actualmente abandonadas en países como China, Corea del Sur, Japón e Italia.

En varias partes del mundo, la gente se mantiene aislada en casa, ya sea por obedecer las reglas instauradas por autoridades de su país, o por iniciativa propia, hay quienes incluso están trabajando en casa.

Entre estas personas se cuentan quienes viven en Estados Unidos, país en el que ya se contabilizan seis muertes por el coronavirus; en este país, de acuerdo con CNN, las acciones de Netflix han subido ligeramente durante los últimos cinco días, al tiempo que el S&P caía más de 8 por ciento.

CNN señala que a lo largo del año, las acciones de Netflix han subido más de 15 por ciento, mientras que las de otras empresas de entretenimiento como Cinemark y Ticketmaster Live Nation van en picada.

Mientras Netflix se recupera, la industria cinematográfica tradicional, aquella que estrena sus producciones en salas de cine, ya comienza a resentir los efectos del coronavirus por la cancelación de premieres y filmaciones; analistas prevén que en Hollywood se registre una pérdida de hasta 5 mil millones de dólares, que podría ser peor si los filmes próximos a proyectarse no funcionan en las naciones en los que la gente todavía está yendo al cine pese al virus originado en China.

En un informe citado por CNN, Bill Smead, director de inversiones de Smead Capital Management, señaló que “al mercado le gusta Netflix bajo la suposición de que hibernar es muy importante”.

Otras empresas que ofrecen productos audiovisuales por Internet que han resultado beneficiadas son Amazon, que aunque bajó la semana pasada, ha caído menos que el mercado en general y ha subido un 4 por ciento durante 2020, y Alphabet, propietaria de Youtube.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍAHOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.