La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana apuntó que en Morelos, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Veracruz, Sinaloa y Jalisco “existe el mayor riesgo de que los candidatos sean cooptados por la delincuencia”; los candidatos a presidentes municipales son la principal figura a proteger en las elecciones de este año.

Ciudad de México, 4 de marzo (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador y Rosa Icela Rodríguez Velázquez, Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, alertaron hoy que “el partido de la delincuencia organizada”, es decir, las distintas bandas criminales que operan en el país, buscan secuestrar la elección federal intermedia de 2021, amenazando candidatos, bajándolos del proceso e incluso imponiendo a su gente.

El Gobierno federal dijo esta mañana que ha iniciado un plan para brindar protección e intentar controlar la infiltración de los criminales en la elección.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario mexicano adelantó que se presentaría dicho plan para cuidar a los candidatos, ya que se busca que no los amenacen, agredan, intimiden u obliguen “a declinar por amenazas, por intereses, por todo esto que se presenta en procesos electorales”.

Asimismo, subrayó que el objetivo es garantizar “la libertad de todos y que sean los ciudadanos los que elijan y no los grupos de intereses creados, no la delincuencia organizada, no la delincuencia de cuello blanco”.

También se pretende, explicó López Obrador, “que no haya candidatos a modo o grandes electores”. Por ello, le pidió a todos los aspirantes que actúen con firmeza y aplomo.

“La libertad no se implora, se conquista y de todas maneras va a haber protección. Se está hablando con los gobernadores para que haya una acción conjunta de protección sobre todo a candidatos a presidente municipales, que son muchos los que se van a elegir”, precisó.

El Jefe del Ejecutivo federal señaló que “la protección tiene que ser voluntaria, aceptada, porque no puede ser una intromisión por la fuerza a un proceso electoral. Eso no”.

“Tiene que ser de acuerdo con las autoridades y los organismos electorales, pero nadie podría oponerse a esto, incluso tendría que participar la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Todos para proteger a los candidatos y que las elecciones sean libres y limpias”, agregó.

LOS FOCOS ROJOS

La titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) identificó que en Morelos, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Veracruz, Sinaloa y Jalisco “existe el mayor riesgo de que los candidatos sean cooptados por la delincuencia” en los próximos comicios, los cuales serán los más grandes en la historia del país.

El informe presentado por Rosa Icela Rodríguez indica que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) tiene conocimiento de 73 delitos, de ellos 64 son homicidios, relacionados con violencia política en lo que va del actual proceso electoral, entre septiembre de 2020 y enero de 2021.

Agrega que más de la mitad de los incidentes de violencia política se concentran en siete estados: Oaxaca, Guanajuato, Veracruz, Guerrero, Morelos, Baja California y Jalisco.

“Sabemos que el nivel de Gobierno más vulnerable es el municipal, sobre todo cuando están en territorio de influencia del crimen organizado o de cuello blanco, por eso es necesario actual con un guión blanca”, reconoció la funcionaria.

La encargada de seguridad detalló que el plan consiste en hacer un llamado a los partidos para que sus candidatos cumplan con los requisitos establecidos por la ley; establecer mesas de trabajo entre las secretarías de Gobernación y la de Seguridad, partidos políticos, fiscalías estatales, y autoridades locales para evitar el registro de candidatos con vínculos con la delincuencia.

Además se consultará a gobernadores para que se apliquen medidas de protección a los candidatos amenazados, quienes también recibirán atención del Gobierno federal; se reforzará la estrategia de seguridad en los municipios de alto riesgo, y se establecerán protocolos territoriales especializados según el nivel de violencia política. Los resultados serán evaluados cada semana.

“Es claro que se heredó el partido de la delincuencia organizada y no permitiremos que ellos decidan o amenacen. Haremos todo lo necesario para proteger a los aspirantes en este proceso electoral, para que quien decida sea el pueblo, sea la ciudadanía”, concluyó la funcionaria federal.