De acuerdo con la COFEPRIS, La N-nitrosodimetilamina en concentraciones por encima del límite considerado seguro y durante largos períodos de exposición, puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer.

Ciudad de México, 5 de octubre (SinEmbargo).- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) indicó que sigue evaluando los probables riesgos a la salud de los mexicanos provocados por la presencia de una impureza hallada en medicamentos que contienen ranitidina.

“La Cofepris está evaluando los riesgos sanitarios a la salud de la población mexicana, debido a la posible presencia de la impureza N-nitrosodimetilamina (NDMA) en los medicamentos que contienen el principio activo ranitidina y que se comercializan en nuestro territorio”, dice un comunicado emitido en la página oficial de la dependencia.

“Lo anterior a partir de la información, producto de la colaboración con las Agencias Regulatorias Internacionales miembros del Esquema de Cooperación de Inspección Farmacéutica (PIC´s por sus siglas en inglés) y con la Red Latinoamericana de Farmacovigilancia”, añade.

De acuerdo con la Cofepris, La N-nitrosodimetilamina en concentraciones por encima del límite considerado seguro y durante largos períodos de exposición, puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer.

“Por ahora la Cofepris no cuenta con evidencia suficiente para sugerir la suspensión de los tratamientos con ranitidina. En este momento el riesgo de suspenderlo es mayor que el de la probable exposición al NDMA”, aclaró el organismo.

El pasado 1 de octubre, la Cofepris halló un lote de 17 mil ampolletas de metotrexato, elaborado por el Laboratorio PISA, contaminado por una bacteria simple, por lo que ordenó dejar de administrar el fármaco en hospitales.

“La semana pasada obtuvimos los resultados de los lotes de 17 mil ampolletas de metotrexato que PISA distribuyó, uno de ellos de 850 miligramos no pasó la prueba de esterilidad”, explicó.

Durante su comparecencia ante el Senado de la República, con motivo de la glosa del Primer Informe de Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el funcionario explicó que también fueron clausuradas siete de las 17 plantas de mezcla de Laboratorio PISA, luego de que varios pacientes en hospitales de Jalisco resultaron infectados por una bacteria contenida en bolsas de nutrición parenteral total.

Esto se relaciona con que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EU (FDA, por sus siglas en inglés) anunció el 14 de septiembre que se han encontrado niveles bajos de un químico que podría causar cáncer en un conocido medicamento usado para aliviar la acidez estomacal.

En un informe indicaron que se detectó una “impureza” en el fármaco Zantac o la ranitidina (su nombre genérico), un antiácido y antihistamínico que se usa para tratar y prevenir una variedad de trastornos gastrointestinales, que se venden como tratamientos recetados y de manera libre.

Se trata del “probable” cancerígeno NDMA, o dimetilnitrosamina. Sin embargo los funcionarios señalaron que la cantidad encontrada en el medicamento apenas supera los niveles que aparecen en los alimentos comunes, tales como las carnes, los productos lácteos y las verduras. Aun así el químico se ha relacionado con docenas de retiros de medicamentos para la presión arterial durante el último año.

La agencia de la salud está evaluando si existe riesgo para los pacientes que toman este medicamento. “La FDA no está pidiendo a las personas que dejen de tomar ranitidina en este momento”, señalaron. Además, aconsejan que si los pacientes desean suspender su uso deben hablar con su profesional de la salud sobre otras opciones de tratamiento, mientras que las personas que toman ranitidina de venta libre “podrían considerar el uso de otros medicamentos” aprobados para su condición.

-Con información de RT.