La organización Gesoc identificó que durante la administración federal pasada sólo el 16.81 por ciento de los programas evaluados por el Indep entre el ejercicio fiscal 2012 y 2018, mostraron un desempeño destacado (Óptimo y Alto Potencial), teniendo su punto más bajo en el año 2014 (12.94 por ciento) y su punto más alto en el año 2013 (20.26 por ciento).

Ciudad de México, 5 de noviembre (SinEmbargo).- Ocho de cada 10 programas sociales del sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018), no funcionaron para erradicar la pobreza en el país, de acuerdo con el Índice de Desempeño de los Programas Públicos Federales 2019.

Con base en los datos de 2018, la medición elaborada por la Agencia para el Desarrollo A. C. (Gesoc), solo el 16.81 por ciento de los programas sociales mostraron un “desempeño destacado”; en 2014 solo el 12.94 por ciento.

Los programas que presentaron un bajo desempeño fueron el 64.33 por ciento y los programas catalogados como de “caja negra”, es decir, que se implementaron en condiciones de opacidad casi total, fueron en promedio 18.84 por ciento y absorbieron más de 360 mil 292 millones de pesos a pesar de que no cumplieron con las condiciones mínimas para estimar su desempeño.

Con base en los datos de 2018, la medición elaborada por Gesoc, solo el 16.81 por ciento de los programas sociales mostraron un “desempeño destacado”; en 2014 solo el 12.94 por ciento. Foto: Daniela Barragán, SinEmbargo.

Alfredo Elizondo Rosales, Coordinador General de Gesoc, consideró que la administración priísta “tuvo buenas intenciones, pero se modificaron rápido”, ya que se concentraron en modificar no las condiciones de pobreza, sino la percepción de los pobres sobre su condición.

“La Cruzada intentó atender la coordinación de las dependencias y los niveles de gobierno; sentó a todos los niveles. Se intentó pero fracasó y se abandonó la estrategia. Con [José Antonio] Meade, [la estrategia] pasó a cómo cambiamos la percepción de los pobres de su situación de pobreza. Luego, había más presupuesto, más incentivos para que los operadores siguieran haciendo lo mismo porque no había consecuencias respecto a lo que se hacía con los programas. Se pensó en ‘no desperdiciemos tiempo en cómo modificamos los programas sino la percepción de los pobres sobre su percepción’”, comentó.

Con el sexenio concluido, el seguimiento del Indep muestra que solo el 16.8 por ciento de los programas de 2012 a 2918 mostraron un desempeño destacado.

Tan solo en 2018, ese 81.9 por ciento de los programas que no estuvieron en condiciones de resolver el problema público, absorbieron el 55.76 por ciento del presupuesto destinado al Desarrollo Social, es decir, se invirtió en ellos 849 mil 704 millones de pesos.

El Indep ubicó en 2018,12 programas con nivel de desempeño óptimo, es decir, con alta calidad de diseño y con avance significativo en el cumplimiento de metas y coberturas; con alto potencial, que son aquellos que tienen niveles adecuados de calidad y diseño, pero no cuentan con presupuesto suficiente, solo 10; con nivel de desempeño mejorable, que son los que presentan problemas en la consecución de éstas se colocaron nueve; con nivel de desempeño escaso hubo 43 de son los que tienen bajos niveles de cobertura y avances mediocres en las metas y otros 43 con problemas de dispersión, con un bajo nivel de cobertura y que no están en condiciones de resolver el problema público que les dio origen, a pesar de que cuentan con buena calidad de diseño y reportan buenos avances.

Finalmente, hay cinco de 122 programas en caja negra, es decir, que no informaron sobre la cobertura o el cumplimiento de metas.

Este Índice se presenta previo a la aprobación del Paquete Presupuestal y cuando se atraviesa por el cambio en la política social del modelo de subsidios al de transferencias no condicionadas. Destacan en este rubro los programas de Desarrollo y Vinculación de la investigación Científica y Tecnológica, el de Promover la Atención y Prevención de la Violencia Contra las Mujeres y el de Investigación en Cambio Climático, Sustentabilidad y Crecimiento Verde.

Aunque será hasta el siguiente año en que se tenga una evaluación de los programas sociales de la actual administración, Gesoc detectó que para 2020, el Ejecutivo propuso una disminución de mil 387 millones de pesos a programas con niveles de desempeño destacado y un aumento de mil 416 millones de pesos a cinco programas ubicados en caja negra.